«Vida», un poema

2914346808_f39de54540_b

Vida

Ahora que la paz ha dejado de trazar mapas imposibles, yo te invito, Vida, a mi casa, al cobertizo de Yiuchi, a la habitación donde Laura se convirtió en leyenda. Espacios sagrados, pero comunes. Lugares donde un día expulsamos el hambre de emociones baratas y nos reconciliamos con las palabras rizadas, llenas de esencias y de luz insomne.
Ahora que la paz ha decidido desterrar de su cuerpo todos los escondites, nosotros, sin miedo, regresamos a Providencia.

.

Texto de «Inviernos sin usar», de Marta Navarro


23 respuestas a “«Vida», un poema

  1. Gracias, Carmen,
    a mi la foto me encanta y me sugiere muchas cosas.
    Lua, hoy te has perdido una visita preciosa a un Museo que te interesa mucho.
    Gracias por lo de reparador. No sé yo…

    Besos,

    Marta

  2. Hola, vengo aquí de parte de un amigo común y me encuentro con un texto lleno de serenidad y belleza, de paz, de equilibrio y esperanza.

    Un saludo,

    Tina

  3. Precioso. Yo me meto en la foto para jugar con esa niña, en ese bosque.Y no regreso a Providencia, porque nunca he estado.
    Siempre hay una primera vez para ir a algún sitio .¡ Me apunto !.Saludicos

  4. Dan ganas de respirar hondo…
    Bello., bello. Como siempre, atmósferas que te atrapan: la sensación de haber llegado.
    ¡Qué bien pintas, querida! A veces me recuerdas el puro sentido de las dicciones de las mujeres griegas…

    Bss

  5. «La habitación donde Laura se convirtió en leyenda». Es la frase que más me ha golpeado del texto. Creo que ahí está su clave poética, la de esa «Vida». Laura, tal vez la niña y el pasdo, y algo que se fue y sigue estando, como una leyenda que puede guardarse en una habitación o en un poema.
    Me ha encantado.
    Besos.

  6. En primer lugar felicidades por este texto. Alguna vez visito este blog pero nunca dejo comentarios. Hoy es una excepción ya que me gustaría utilizarlo para las clases que impartimos, ya que tiene una energía positiva digna de estudio.
    Si es tan amable de contestarnos,

    Un saludo,

    Luis Fournier

  7. Tina, Dana, Carmen, Migramundo, Foro, Luisa, Olga, Blue Tomate,
    gracias, no sabía si subir este texto. Me alegra haberlo hecho.
    Un beso grandote,

    Susana, me alegro mucho de tenerte por aquí. Pon el enlace a tu genial web de literatura.

    Luis Fournier,
    gracias por tus palabras. Es un honor para mí que os interese este texto. Si te parece, casi mejor lo hablamos en correo privado.

    Un beso a tod@s y Vida, mucha Vida,

    Marta

  8. que bonito final Marta, me encanta… «nosotros, sin miedo, regresamos a Providencia».

    también resulta terapéutico, al igual que muchos poemas de Benedetti, coincido contigo.

    biquiños,

  9. Sonia, gracias. El título me eligió a mí y no yo a él. Ya sabes de lo que hablo.
    Kisses,

    Aldabra, gracias, hermosa. Lo terapéutico es necesario, por eso Benedetti llegaba al corazón.

    Kisses,

    Marta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s