La causa transversal de las mujeres que cambian el mundo

Hay artículos que los escribes dando las gracias por poder dar las gracias públicamente a tantas mujeres que cambiaron el mundo. Mujeres que hicieron la conexión entre derechos humanos, feminismo y derechos animales a lo largo del último siglo: derechos humanos, feminismo y derechos de los animales. La causa transversal de las mujeres que mueven el mundo. «Las conexiones entre derechos humanos, feminismo y derechos animales atraviesan décadas, siglos, idiomas y continentes. La lista de feministas que además eran vegetarianas es extensa, y con frecuencia olvidada por el propio feminismo: desde las sufragistas británicas de hace más de cien años hasta el movimiento Black Vegan actual, pasando por las afroamericanas de los 60-70, como Rosa Parks o Angela Davis, o la sindicalista agraria Dolores Huerta».

Un repaso por la historia que con frecuencia olvidamos. Publicado en El Caballo de Nietzsche en eldiario.es

Rosa Parks

Rosa Parks, el gesto que cambió la Historia

La vida de Rosa Parks es un ejemplo de dignidad y coraje. Todo empieza el 1 de diciembre de 1955 en Alabama (Estados Unidos). Parks, junto a tres amigos, sube a un autobús para regresar a casa. En aquel tiempo, la ley obligaba a la población afroamericana a sentarse en la parte trasera de los autobuses. Sin embargo, aquella tarde deciden ocupar los asientos centrales. De inmediato, el conductor les ordena levantarse. Rosa Parks se niega, el resto obedece. Ante su determinación, llaman a la policía. «Cuanto más obedecíamos, peor nos trataban», relata Parks en sus memorias. El resultado fue: detención, noche en el calabozo, multa, pero también el comienzo del fin. La desobediencia de Rosa Parks fue crucial para que un joven pastor llamado Martin Luther King organizara una  oleada de protestas por todo el país contra la segregación en el transporte público, que se mantuvo durante 382 días. El coraje de Rosa Parks consiguió que millones de personas que llevaban décadas obligadas a viajar siempre en la parte trasera perdieran, como ella, el miedo.

La Corte Suprema declaró que la segregación vulneraba la Constitución y un año después el Gobierno abolió todo tipo de discriminación en lugares públicos. Rosa Parks cambió la vida de la gente en su país. Hizo Historia, al devolverles la dignidad y el coraje para cambiar las cosas. Y hasta aquí seguramente no habéis descubierto nada nuevo, pero conviene conocer la evolución de esta líder comunitaria, de esta mujer que derribó con un gesto una parte del apartheid en Estados Unidos.

La evolución ética de Rosa Parks le llevó a hacer una transición natural. Como nieta de esclavos africanos, conocía bien cómo era vivir bajo el imperio de la brutalidad del racismo, la humillación y el maltrato. Por eso, no quiso reproducir esa experiencia con otros seres y rechazó formar parte de la opresión que ella misma había sufrido, negándose a consumir esclavos.  Pinchad aquí para seguir leyendo.

http://www.eldiario.es/caballodenietzsche/Causa-transversal-mujeres-mueven-mundo_6_696490365.html

 

Charlotte Despard

Exposición sobre “Las Brigadas Internacionales” en Boltaña

El próximo miércoles 23 de Agosto la localidad altoaragonesa de Boltaña acogerá la Exposición “Espacios de memoria: Las Brigadas Internacionales”, que comisaría nuestra amiga Mairéad Poipín. Memoria y dignidad para quienes dedicaron sus vidas a luchar contra el fascismo en tierra extraña. Si andáis por “aqueras montañas”, no os lo perdáis.

Boltaña.jpg

Happy Bloomsday 2017

Bloomsday-2017-Joycesite

http://jamesjoyce.ie/bloomsday/

Hoy es el “Bloomsday”. Es un evento anual que se celebra en honor a Leopold Bloom, personaje principal de la novela “Ulises” de James Joyce. Se celebra todos los 16 de junio desde 1954.

El 16 de junio es la fecha en la que transcurre la acción -ficticia- del “Ulises”. Este día los celebrantes procuran comer y cenar lo mismo que los protagonistas de la obra. El año pasado estuvimos en Dublín para esas fechas, pero no probamos la comida, ya sabéis lo repugnante que es el menú de la novela. Nos apuntamos a las visitas que recorrían los pubs y los lugares más conocidos. Sí, es cierto que hay mucho de folclórico en todo esto, pero al mismo tiempo el reconocimiento de Irlanda hacia sus autores es impresionante. No hay nada parecido.

Bueno, que nos lo pasamos bien. Si alguna vez tenéis oportunidad, os lo recomendamos.

bloomsday3.jpg

Gente tomando cervezas y cotilleando de lo lindo.

lectura-del-bloomsday2.jpg

Lectura del “Ulises” en la ciudad de Dublín.

Una curiosidad, el encargado de enseñar el “James Joyce Center” es un tipo curioso, algo antipático. Después de hablar un rato con él nos enteramos que era el sobrino de Joyce. Se parece mucho, pero pensamos que era un parecido intencionado. Huraño como el tío.

Hoy nos tomaremos unas pintas en alguna taberna irlandesa de la ciudad. Buen Bloomsday, nómadas.

 

Mucha suerte para Unidad Popular

A estas alturas no es un secreto que apoyo la candidatura de Unidad Popular en Aragón.  Me lo han puesto fácil. Hubiera querido que mi voto no tuviera que decidir entre varias candidaturas de izquierdas, pero es que vengo del pacifismo y no puedo aceptar a un General como candidato. Es imposible.
Me quedo con gente que lleva años trabajando. Con Rosa Magallón y su lucha por la sanidad pública. Con Chesús Yuste y su trabajo por Aragón,  por los derechos de los animales y por tantas otras cosas. Personas honestas que deseo ver en el parlamento, haciendo lo que siempre han hecho: trabajar.

Y por supuesto deseo ver a  Alberto Garzón al frente de un potente y decisivo grupo de Unidad Popular. Garzón es una de las mentes más brillantes y de los políticos más honestos que tiene este país. Un país acostumbrado al ruido, al estiércol, a la manipulación informativa, un país que a pesar del ninguneo tiene un vencedor claro: Alberto Garzón y la Unidad Popular.  Mi voto es un voto útil porque es un voto ético.

Os dejo enlace para ver a toda la candidatura.

Gracias, por ser como sois. Suerte y lucha.

Unidad Popular. Chesús

 

 

 

 

Un brindis por la República

Mis abuelos y mi padre vivían felizmente en Francia. Tenían una hermosa casa con jardín,  árboles frutales y un  huerto que abastecía a la familia y a los amigos, casi todos aragoneses. El abuelo y los tíos trabajaban en una fábrica y mi padre acudía a una escuela amplia y luminosa, así la recordaba él. Todo era perfecto, casi perfecto, porque vivir fuera de su país siempre les produjo tristeza, Por eso cuando se instauró la II República decidieron abandonarlo todo, la seguridad del trabajo, una casa amplia y hermosa, la escuela… Mi abuela Felisa, que era una republicana empedernida, estaba embarazada y decidió dejarlo todo para dar a luz a su hija Rosa en una España republicana. He de decir que ella decidía casi todo, tenía un carácter fuerte y emprendedor. Volvieron a su país y empezaron de cero, pero el sueño duró poco tiempo. Durante la guerra, uno de mis tíos estuvo desaparecido. Al poco de terminar la guerra, la abuela fue encarcelada. A pesar de la  grave enfermedad que padecía, sufrió un trato denigrante y cruel. El cáncer avanzaba rápido, pero los meses eran lentos, demasiado lentos. Al poco de salir murió. Mucho tiempo después, fueron mi padre y mi madre los que acabaron en la cárcel de Carabanchel.  Yo no conocí nada de esto, pero siempre que íbamos a Francia mi padre, que era poco amigo de recordar batallas, no podía evitar hablar de ello. Creo que mi familia se salvó de tanta mediocridad y tristeza gracias al sentido del humor, el humor como arma de batalla frente a la opaca realidad, bisoña, cruel y cutre. Cada 14 de abril, mi otra abuela, Gregoria, abría una botella de vino dulce y cantaba durante horas y horas.  Recuerdo el aroma de las galletas que clandestinamente yo mojaba en el licor y la bronca posterior de mi abuela cuando comprobaba la moña que había cogido. Aunque siempre he sospechado que sabía lo que hacía y me dejaba hacer… Hoy abriré una botella de vino siciliano y me tomaré unas galletas y posiblemente las mojaré a escondidas en el vino dulce de Catania. Y brindaré por toda una generación que creyó en la República y por los que creen en ella, no desde el recuerdo ni la nostalgia, más bien desde el futuro.

Viñeta de Juan Kalvellido