Un brindis por la República

Mis abuelos y mi padre vivían felizmente en Francia. Tenían una hermosa casa con jardín,  árboles frutales y un  huerto que abastecía a la familia y a los amigos, casi todos aragoneses. El abuelo y los tíos trabajaban en una fábrica y mi padre acudía a una escuela amplia y luminosa, así la recordaba él. Todo era perfecto, casi perfecto, porque vivir fuera de su país siempre les produjo tristeza, Por eso cuando se instauró la II República decidieron abandonarlo todo, la seguridad del trabajo, una casa amplia y hermosa, la escuela… Mi abuela Felisa, que era una republicana empedernida, estaba embarazada y decidió dejarlo todo para dar a luz a su hija Rosa en una España republicana. He de decir que ella decidía casi todo, tenía un carácter fuerte y emprendedor. Volvieron a su país y empezaron de cero, pero el sueño duró poco tiempo. Durante la guerra, uno de mis tíos estuvo desaparecido. Al poco de terminar la guerra, la abuela fue encarcelada. A pesar de la  grave enfermedad que padecía, sufrió un trato denigrante y cruel. El cáncer avanzaba rápido, pero los meses eran lentos, demasiado lentos. Al poco de salir murió. Mucho tiempo después, fueron mi padre y mi madre los que acabaron en la cárcel de Carabanchel.  Yo no conocí nada de esto, pero siempre que íbamos a Francia mi padre, que era poco amigo de recordar batallas, no podía evitar hablar de ello. Creo que mi familia se salvó de tanta mediocridad y tristeza gracias al sentido del humor, el humor como arma de batalla frente a la opaca realidad, bisoña, cruel y cutre. Cada 14 de abril, mi otra abuela, Gregoria, abría una botella de vino dulce y cantaba durante horas y horas.  Recuerdo el aroma de las galletas que clandestinamente yo mojaba en el licor y la bronca posterior de mi abuela cuando comprobaba la moña que había cogido. Aunque siempre he sospechado que sabía lo que hacía y me dejaba hacer… Hoy abriré una botella de vino siciliano y me tomaré unas galletas y posiblemente las mojaré a escondidas en el vino dulce de Catania. Y brindaré por toda una generación que creyó en la República y por los que creen en ella, no desde el recuerdo ni la nostalgia, más bien desde el futuro.

Viñeta de Juan Kalvellido

Rosa Parks

“Mientras más obedecíamos, peor nos trataban”, Rosa Parks

Foto: "Mientras más obedecíamos, peor nos trataban",  Rosa Parks

 

Trece rosas, nunca el olvido.

Trece

El 5 de agosto de 1939 eran fusiladas trece adolescentes militantes de las JSU (Juventudes Socialistas Unificadas), junto a cuarenta y siete compañeros, en las tapias del cementerio del este de Madrid, desde entonces el pueblo las conoce por las “TRECE ROSAS” .Fueron juzgadas el día 3 de agosto, en juicio sumarísimo, a puerta cerrada, y condenadas el mismo día a morir en un plazo de setenta y dos horas, y sin esperar a cumplir dicho plazo fueron ejecutadas.
Habían pedido morir junto a otros compañeros/as que iban a ser fusilados ese día, pero sus verdugos no accedieron a concederlas ese último deseo.

Las trece ROSAS fueron:

Carmen Barrero Aguero (20 años, modista). Trabajaba desde los 12 años, tras la muerte de su padre, para ayudar a mantener a su familia, que contaba con 8 hermanos más, 4 menores que ella. Militante del PCE, tras la guerra, fue la responsable femenina del partido en Madrid. Fue detenida el 16 de mayo de 1939.
Martina Barroso García (24 años, modista). Al acabar la guerra empezó a participar en la organización de las JSU de Chamartín. Iba al abandonado frente de la Ciudad Universitaria a buscar armas y municiones (lo que estaba prohibido). Se conservan algunas de las cartas originales que escribió a su novio y a su familia desde la prisión.
Blanca Brisac Vázquez (29 años, pianista). La mayor de las trece. Tenía un hijo. No era militante de ningún partido, es más era católica y votante de. Fue detenida por relacionarse con un músico perteneciente al Partido Comunista. Escribió una carta a su hijo la madrugada del 5 de agosto de 1939, que le fue entregada por su familia (todos de derechas) 16 años después.
 
Pilar Bueno Ibáñez (27 años, modista). Al iniciarse la guerra se afilió al PCE y trabajó como voluntaria en las casas-cuna (donde se recogía a huérfanos y a hijos de milicianos que iban al frente). Fue nombrada secretaria de organización del radio Norte. Al acabar la guerra se encargó de la reorganización del PCE en ocho sectores de Madrid. Fue detenida el 16 de mayo de 1939.
Julia Conesa Conesa (19 años, modista). Nacida en Oviedo. Vivía en Madrid con su madre y sus dos hermanas. Una de ellas murió de pena (por la muerte de su novio en las guerrillas) estando ella detenida. Se afilió a las JSU por las instalaciones deportivas que presentaban a finales de 1937 donde se ocupó de la monitorización de estas. Pronto se empleó como cobradora de tranvías, ya que su familia necesitaba dinero, y dejó el contacto con las JSU. Fue detenida en mayo de 1939 siendo denunciada por un compañero de su “novio”. La detuvieron cosiendo en su casa, entre los motivos de la acusación era que Julia que había sido “cobradora de tranvías durante la dominación marxista”.
Adelina García Casillas (19 años). Militante de las JSU. Hija de un guardia civil viudo. Le mandaron una carta a su casa afirmando que sólo querían hacerle un interrogatorio rutinario. Se presentó de manera voluntaria, pero no regresó a su casa. Ingresó en prisión el 18 de mayo de 1939.
Elena Gil Olaya (20 años). Ingresó en las JSU en 1937. Al acabar la guerra comenzó a trabajar en el grupo de Chamartín.
Virtudes González García (18 años, modista). Amiga de María del Carmen Cuesta (15 años, perteneciente a las JSU y superviviente de la prisión de Ventas). En 1936 se afilió a las JSU, donde conoció a Vicente Ollero, que terminó siendo su novio. Fue detenida el 16 de mayo de 1939 denunciada por un compañero suyo bajo tortura.
Virtudes González García (18 años, modista). Amiga de María del Carmen Cuesta (15 años, perteneciente a las JSU y superviviente de la prisión de Ventas). En 1936 se afilió a las JSU, donde conoció a Vicente Ollero, que terminó siendo su novio. Fue detenida el 16 de mayo de 1939 denunciada por un compañero suyo bajo tortura.
Ana López Gallego (21 años, modista). Militante de las JSU. Fue secretaria del radio de Chamartín durante la Guerra. Su novio, que también era comunista, le propuso irse a Francia, pero ella decidió quedarse con sus tres hermanos menores en Madrid. Fue detenida el 16 de mayo, pero no fue llevada a la cárcel de Ventas hasta el 6 de junio. Se cuenta que no murió en la primera descarga y que preguntó “¿Es que a mí no me matan?”.
Joaquina López Laffite (23 años). En septiembre de 1936 se afilió a las JSU. Se le encomendó la secretaría femenina del Comité Provincial clandestino. Fue denunciada por Severino Rodríguez (número dos en las JSU). La detuvieron el 18 de abril de 1939 en su casa, junto a sus hermanos. La llevaron a un chalet. La acusaron de ser comunista, pero ignoraban el cargo que ostentaba. Joaquina reconoció su militancia durante la guerra, pero no la actual. No fue conducida a Ventas hasta el 3 de junio, a pesar de ser de las primeras detenidas.
Dionisia Manzanero Salas (20 años, modista). Se afilió al Partido Comunista en abril de 1938 después de que un obús matara a su hermana y a unos chicos que jugaban en un descampado. Al acabar la guerra fue el enlace entre los dirigentes comunistas en Madrid. Fue detenida el 16 de mayo de 1939.
Victoria Muñoz García (18 años). Se afilió con 15 años a las JSU. Pertenecía al grupo de Chamartín. Era la hermana de Gregorio Muñoz, responsable militar del grupo del sector de Chamartin de la Rosa. Llegó a Ventas el 6 de junio de 1939.
Luisa Rodriguez de la Fuente (18 años, sastra). Entró en las JSU en 1937 sin ocupar ningún cargo. Le propusieron crear un grupo, pero no había convencido aun a nadie más que a su primo cuando la detuvieron. Reconoció su militancia durante la guerra, pero no la actual. En abril la trasladaron a Ventas, siendo la primera de las Trece Rosas en entrar en la prisión.
El cinco de febrero de 1939 , 13 mujeres y 43 hombres fueron asesinado ante las tapias del cementerio del Este. Los testimonios de algunas compañeras de presidio así lo recuerdan:
Sin embargo, toca hacer una pequeña corrección histórica, porque fueron 14 las chicas condenadas a muerte en aquel juicio-consejo de guerra; la otra fue Antonia Torres, pero cuando pasaron a los carceleros los nombres de los que debían ser “sacados” aquella madrugada de la cárcel, hubo un error, y en lugar de escribir Antonia, escribieron Antonio, por lo que se pensó que fue un error y Antonia permaneció en la cárcel de ventas. Sin embargo, 6 meses después se dieron cuenta del error y la fusilaron en el mismo cementerio que a sus compañerasm tenía sólo 18 años.Tomado de aquí, Más información

Alcaldes y concejales maltratadores de animales

Rescata a un perro parando en el arcén de una carretera, y te multarán.
Salva a un cerdo de una muerte segura en una granja, y te encarcelarán.
Alimenta a los animales de la calle, y te insultarán.
Humilla, tortura y mata a una vaquilla de dos añitos en una plaza y te lo subvencionará el Estado. (Paula González)

Yo añado que: Espero que en el futuro, cuando se estudie la historia de Aragón, se recuerde bien a los alcaldes y concejales del PAR, PP y PSOE, mención especial a Javier Villarrubi, concejal del PAR en Monzón y persona que miente más que respira, que autorizaron y promovieron estas barbaridades, así como el silencio del resto de partidos. Que se les recuerde como los miserables cómplices de una sociedad violenta donde matar o humillar a un animal tenía subvención y apoyo institucional. Sí, ganas de hablar en pasado YA de estos miserables que, igual que hacen negocios y vacían las arcas municipales, se divierten matando. Gentuza más infame, psicópatas de la política, maltratadores de la emoción. Sois lo peor, de lo peor. Ganas de hablar en pasado, es urgente…

Save Gaza

“Save Gaza”, in Canberra, Australia

 

Save Gaza, Canberra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finkelstein y su discurso contra la barbarie de Israel

Finkelstein y su desgarrador discurso contra la inmoralidad de Israel en Palestina. Analista del conflicto Israelo-Palestino, judio e hijo de padres que sufrieron el horror de los campos de concentración. ¡Impresionante!

 

Orgullo y Satisfacción, gracias por la lección de ética y libertad

1

Los dibujantes que abandonaron El Jueves por censura lanzan Orgullo y Satisfacción . No dejéis de comprarlo. 1,50 euros de ética y solidaridad. Venga, a comprar Orgullo y Satisfacción.

Orgullo y Satisfacción es un cómic de 75 páginas con el que los autores que hemos dimitido de El Jueves tras la censura impuesta por RBA le diremos adiós a Juan Carlos I y daremos la bienvenida a Felipe VI.

QUIÉN ESCRIBE, QUIÉN DIBUJA

El cómic está dirigido y coordinado por Guillermo, Albert Monteys, Manel Fontdevila, Bernardo Vergara y Manuel Bartual. Todos los textos e historietas que encontraréis dentro los firman Ágreda, Albert Monteys, Asier y Javier, Bernardo Vergara, Guillermo, Isaac Rosa, Iu Forn, Lalo Kubala, Luis Bustos, Malagón, Manel Fontdevila, Manuel Bartual, Mel, Paco Alcázar, Paco Sordo, Pepe Colubi y Triz. Son páginas muy borbónicas, de mucho reír.

CUÁNDO SALE A LA VENTA

El miércoles 18 de junio, un día antes de la coronación de Felipe VI. Es un cómic digital que se podrá comprar aquí, en orgulloysatisfaccion.com, en formato PDF y CBR. Podrá descargarse a un precio mínimo de 1,50 euros, con la posibilidad de aportar más si el lector lo desea (¡estamos con la nevera vacía y este verano va a ser muy largo!).

Pinchad aquí para más información

 

Estoy hasta los borbones

Monarquia

Creo que estamos coronando Borbones por encima de nuestras posibilidades.

 

Fernando Sánchez Ortiz

 

Monarquías y naftalinas II

Leo que el Borbón  ha presidido la corrida de la beneficencia en Las Ventas. Y por un momento creo que todo es una metáfora. Que este país es el toro destripado en la arena que recibe la beneficencia de los caníbales bajo la mirada pantanosa de un impresentable con derecho a inviolabilidad.

Monarquías y naftalina

Monarquia

 

Cambio más histérico que histórico
Hay muchas formas de ser Antonio Tejero, la más famosa es la que le hizo protagonista aquel 23 de febrero de 1981 cuando empezó a disparar en el congreso, pero también hay otras formas “supuestamente democráticas” que disparan contra la democracia. Por ejemplo, silenciar y ningunear el rechazo de toda una generación que no ha votado una constitución, que no quiere heredar el pus que heredaron sus padres, que no quiere monarquías. La tejerización del gobierno y de su aliado, el psoe, es un hecho.

Reférendum

Anteriores Entradas antiguas

SubRED solidaria de Blogs en Internet, ¡UNETE!.

Anillo solidario

Entrenómadas en Flickr

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Más fotos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 999 seguidores

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 999 seguidores