“Vida”, un poema

2914346808_f39de54540_b

Vida

Ahora que la paz ha dejado de trazar mapas imposibles, yo te invito, Vida, a mi casa, al cobertizo de Yiuchi, a la habitación donde Laura se convirtió en leyenda. Espacios sagrados, pero comunes. Lugares donde un día expulsamos el hambre de emociones baratas y nos reconciliamos con las palabras rizadas, llenas de esencias y de luz insomne.
Ahora que la paz ha decidido desterrar de su cuerpo todos los escondites, nosotros, sin miedo, regresamos a Providencia.

.

Texto de “Inviernos sin usar”, de Marta Navarro