Assata Shakur, una autobiografía

Mi reseña para Pikara Magazine sobre la autobiografía de Assata Shakur, os aseguro que su vida conmueve.

https://i1.wp.com/djd9pi028g05f.cloudfront.net/wp-content/uploads/2014/05/assata.jpgAssata Shakur, nacida como Joanne Deborah Byron un 16 de julio de 1947 en Nueva York,  fue considerada por el FBI como una de las diez terroristas más peligrosas de Norteamérica. La agencia federal de investigación llegó a ofrecer hasta dos millones de dólares de recompensa por alguna pista sobre su paradero.

Shakur estudió en el Manhattan Community College, donde estuvo involucrada en diversas luchas. En 1970 se unió al Ejército Negro de Liberación (Black Liberation Army), “una organización político-militar, cuyo objetivo principal era luchar por la independencia y la autodeterminación de los afroamericanos en los Estados Unidos. Para leer más pinchad en el enlace de la revista Pikara Magazine

A mi madre (fragmento del poema)

A mi madre,
que se ha tragado el sueño amerikano
y se ha ahogado con él.
A mi madre.
cuyos sueños han luchado entre ellos
y han muerto.

Que ve,
pero no puedes soportar ver.
Un volcán que come su propia lava.

A mi madre,
que no pudo convertir
el infierno en paraíso
y se echó la culpa.
Que siempre ha visto
reflejado en su espejo
un patito feo.

A mi madre,
que no exige nada a nadie
porque piensa que no puede permitírselo.
Que piensa que su dinero habla
más alto que su feminidad.

A mi brava madre
que siempre
se ha ocupado de todo.
Que nunca se ha deslizado
perezosamente a dormir
pensando “él se ocupará”.
Ha urdido tanto,
que a veces ha urdido contra ella misma.

A mi dulce, tímida madre.
Que no está cómoda con la gente
porque no sabe cómo ser falsa,
y tiene miedo de ser auténtica.

Que ha suspirado con jardines esculpidos
cuyo tieso
muere lentamente en el alféizar de la ventana.

See more at: http://www.pikaramagazine.com/2014/05/assata-shakur-la-mujer-mas-buscada-de-america/#sthash.FmpXZXi2.dpuf

A mi madre (fragmento del poema)

A mi madre,
que se ha tragado el sueño amerikano
y se ha ahogado con él.
A mi madre.
cuyos sueños han luchado entre ellos
y han muerto.

Que ve,
pero no puedes soportar ver.
Un volcán que come su propia lava.

A mi madre,
que no pudo convertir
el infierno en paraíso
y se echó la culpa.
Que siempre ha visto
reflejado en su espejo
un patito feo.

A mi madre,
que no exige nada a nadie
porque piensa que no puede permitírselo.
Que piensa que su dinero habla
más alto que su feminidad.

A mi brava madre
que siempre
se ha ocupado de todo.
Que nunca se ha deslizado
perezosamente a dormir
pensando “él se ocupará”.
Ha urdido tanto,
que a veces ha urdido contra ella misma.

A mi dulce, tímida madre.
Que no está cómoda con la gente
porque no sabe cómo ser falsa,
y tiene miedo de ser auténtica.

Que ha suspirado con jardines esculpidos
cuyo tieso
muere lentamente en el alféizar de la ventana.

– See more at: http://www.pikaramagazine.com/2014/05/assata-shakur-la-mujer-mas-buscada-de-america/#sthash.FmpXZXi2.dpuf

«Había luces y sirenas. Zayd estaba muerto. Mi mente sabía que él estaba muerto. El aire era como cristal frío. Se alzaban enormes burbujas y estallaban. Cada una parecía una explosión en mi pecho. Me sabía la boca a sangre y a tierra. El coche daba vueltas a mi alrededor. Poco después, se apoderó de mí algo parecido al sueño. De pronto, me parecía oír algo como disparos. Pero perdía la conciencia y soñaba. De repente, se abrió la puerta de par en par y me sacaron a rastras a la acera. Me empujaron y me dieron puñetazos, un pie en la cabeza, una patada en el estómago. Había policías por todas partes.»

Así empieza la autobiografía de Assata Shakur, describiendo el accidente que cambió radicalmente su vida. Nacida como Joanne Deborah Byron un 16 de julio de 1947 en Nueva York, Assata Shakur fue considerada por el FBI como una de las diez terroristas más peligrosas de Norteamérica. La agencia federal de investigación llegó a ofrecer hasta dos millones de dólares de recompensa por alguna pista sobre su paradero.

Shakur estudió en el Manhattan Community College, donde estuvo involucrada en diversas luchas. En 1970 se unió al Ejército Negro de Liberación (Black Liberation Army), “una organización político-militar, cuyo objetivo principal era luchar por la independencia y la autodeterminación de los afroamericanos en los Estados Unidos.

– See more at: http://www.pikaramagazine.com/2014/05/assata-shakur-la-mujer-mas-buscada-de-america/#sthash.DiTrAtGk.dpuf

«Había luces y sirenas. Zayd estaba muerto. Mi mente sabía que él estaba muerto. El aire era como cristal frío. Se alzaban enormes burbujas y estallaban. Cada una parecía una explosión en mi pecho. Me sabía la boca a sangre y a tierra. El coche daba vueltas a mi alrededor. Poco después, se apoderó de mí algo parecido al sueño. De pronto, me parecía oír algo como disparos. Pero perdía la conciencia y soñaba. De repente, se abrió la puerta de par en par y me sacaron a rastras a la acera. Me empujaron y me dieron puñetazos, un pie en la cabeza, una patada en el estómago. Había policías por todas partes.»

Así empieza la autobiografía de Assata Shakur, describiendo el accidente que cambió radicalmente su vida. Nacida como Joanne Deborah Byron un 16 de julio de 1947 en Nueva York, Assata Shakur fue considerada por el FBI como una de las diez terroristas más peligrosas de Norteamérica. La agencia federal de investigación llegó a ofrecer hasta dos millones de dólares de recompensa por alguna pista sobre su paradero.

Shakur estudió en el Manhattan Community College, donde estuvo involucrada en diversas luchas. En 1970 se unió al Ejército Negro de Liberación (Black Liberation Army), “una organización político-militar, cuyo objetivo principal era luchar por la independencia y la autodeterminación de los afroamericanos en los Estados Unidos.

– See more at: http://www.pikaramagazine.com/2014/05/assata-shakur-la-mujer-mas-buscada-de-america/#sthash.DiTrAtGk.dpuf

«Había luces y sirenas. Zayd estaba muerto. Mi mente sabía que él estaba muerto. El aire era como cristal frío. Se alzaban enormes burbujas y estallaban. Cada una parecía una explosión en mi pecho. Me sabía la boca a sangre y a tierra. El coche daba vueltas a mi alrededor. Poco después, se apoderó de mí algo parecido al sueño. De pronto, me parecía oír algo como disparos. Pero perdía la conciencia y soñaba. De repente, se abrió la puerta de par en par y me sacaron a rastras a la acera. Me empujaron y me dieron puñetazos, un pie en la cabeza, una patada en el estómago. Había policías por todas partes.»

Así empieza la autobiografía de Assata Shakur, describiendo el accidente que cambió radicalmente su vida. Nacida como Joanne Deborah Byron un 16 de julio de 1947 en Nueva York, Assata Shakur fue considerada por el FBI como una de las diez terroristas más peligrosas de Norteamérica. La agencia federal de investigación llegó a ofrecer hasta dos millones de dólares de recompensa por alguna pista sobre su paradero.

Shakur estudió en el Manhattan Community College, donde estuvo involucrada en diversas luchas. En 1970 se unió al Ejército Negro de Liberación (Black Liberation Army), “una organización político-militar, cuyo objetivo principal era luchar por la independencia y la autodeterminación de los afroamericanos en los Estados Unidos.

– See more at: http://www.pikaramagazine.com/2014/05/assata-shakur-la-mujer-mas-buscada-de-america/#sthash.DiTrAtGk.dpuf

La revista Pikara impresa

Pikara Magazine comenzó on-line en noviembre de 2010. Un día la excelente periodista June Fernández me propuso colaborar, así surgió la sección “Portadoras de sueños”. Ayer recibí en casa la revista impresa de PIKARA, resumen de estos años en la web. Me ha gustado mucho, está llena de artículos excelentes, muy bien editada. En mi sección de Pikara han aparecido poemas y reseñas de poetas como: Clara Santafé, Sonia Fides, Chantal Maillard, Cristina Peri Rossi, Nuria Ruiz de Viñaspre, Antología de Poetas Irlandesas, Laura Casielles, Ana Pérez Cañamares, Txus García, Begoña Abad,cuya reseña escribió la poeta Elvira Lozano, Maribel Hernández y Beatriz Gimeno. Y la publicada en la revista impresa dedicada a “La olvidada memoria de las poetas prostitutas chinas”.
Ha sido para mí un placer colaborar, y sólo la falta de tiempo y otros proyectos que se han cruzado en el camino han ralentizado el trabajo. Pero lo cierto, es que durante el periodo que he participado, la poesía ha estado presente en la revista y eso es algo que agradezco mucho a la revista. Larga vida a PIKARA y a su excelente equipo de redacción. Se os quiere. No dejéis de buscar la edición impresa y de seguir leyendo la digital. En estos tiempos oscuros, PIKARA ofrece luz, mucha luz.

Chantal Maillard en Pikara Magazine

Mi artículo en la Pikara Magazine.

Estamos solas
y nos pertenecemos.
En nosotras está el poder.
Somos un pueblo de alma
en rebeldía.
¡Despertad!
Lo que escribo aquí
se traza en el aire.

Cuando el ánimo y las fuerzas se me van de viaje, leo estos versos y le doy gracias a Chantal Maillard por escribir poesía y por ser capaz de suministrar con ella tanta belleza. También le doy las gracias por ‘Matar a Platón’, así como si nada, como si eso fuera tan fácil. Y por sus ‘Conjuros’, por ’Semillas para un cuerpo’, por sus ‘Diarios’ y por tantos otros libros. Antes de escribir este artículo le pregunté a una amiga cómo definiría la obra de Maillard y ésta me contestó: “¿Definirla? Yo la amo, con eso te lo resumo todo”. Para seguir leyendo pinchad aquí.

Chantal Maillard en Pikara Magazine

Mi artículo en Pikara Magazine

Estamos solas
y nos pertenecemos.
En nosotras está el poder.
Somos un pueblo de alma
en rebeldía.
¡Despertad!
Lo que escribo aquí
se traza en el aire.
Cuando el ánimo y las fuerzas se me van de viaje, leo estos versos y le doy gracias a Chantal Maillard por escribir poesía y por ser capaz de suministrar con ella tanta belleza. También le doy las gracias por ‘Matar a Platón’, así como si nada, como si eso fuera tan fácil. Y por sus ‘Conjuros’, por  ’Semillas para un cuerpo’, por sus ‘Diarios’ y por tantos otros libros. Antes de escribir este artículo le pregunté a una amiga cómo definiría la obra de Maillard y ésta me contestó: “¿Definirla? Yo la amo, con eso te lo resumo todo”.  Para seguir leyendo pinchad aquí.

Irlandesas

Poetas irlandesas con voz propia

Esta es mi reseña en la sección Portadoras de sueños de la revista  PikaraIrlandesas, 14 poetas contemporáneas, una antología de la nueva lírica irlandesa escrita por mujeres, con selección, traducción y prólogo a cargo de la profesora argentina Leonor Silvestri (Ed. Bajo la luna, Buenos Aires, 2011). Por sus páginas desfilan poemas de Eva Bourke, Sandra Bunting, Patricia Burke Brogan, Moya Cannon, Aisling Doherty, Kerry Hardie, Rita Ann Higgins, Medbh Mc Guckian, Eiléan Ní Chuilleanáin, Mary O’Donoghue, Nessa O’Mahony, Lorna Shaughnessy y Enda Wyley en inglés, y de Aifric Mac Aodha en gaélico irlandés, con la correspondiente traducción al español.

Podéis leer el artículo en este enlace.

Y para abrir boca, una pequeña muestra…

‘Despertarme y Svatosvlav Ritcher’

Un poema de Eva Bourke

Me desperté y Svarovslav Ritcher ejecutaba Bach:
la suite inglesa VI.

La mañana temprana se derramaba sobre
las cornisas y los alféizares de la ciudad.

Era octubre, todavía templado
con el aroma de las plantas abonando la tierra;
los árboles en las calles cambiaban de color,
dorado, rojizo, bermellón llameante,
los peatones charlaban y reían
bajo mi ventana. Sigue leyendo “Irlandesas”

Todos los días son 8 de marzo

Para este blog y para la revista Pikara todos los días son 8 de Marzo. Os dejo aquí un enlace con varios artículos sobre la fecha. Pinchad aquí.

Uno de los artículos es de la mendas, primeros recuerdos de un 8 de marzo. Y no, no me gustaban entonces.

Tenía unos diez años cuando acudí por primera vez, de la mano de mi madre, a una manifestación del 8 de marzo. Seguro que fui a regañadientes. Daba igual que mi madre y sus amigas me explicaran los motivos para congregarse bajo la lluvia y el frío (y es que en Zaragoza siempre hace mal tiempo ese día).

Pasaron los años y seguí acudiendo a las concentraciones,  aunque no terminaba de encajar en la escenografía. Nunca me agradaron los lemas que a menudo allí se coreaban, que podían pasar de la cutrez del “Manolo, hoy la cena te la haces tú solo” al “Mi coño es mío y en él sólo mando yo”.  Siempre he pensado que, al menos en mi ciudad, el 8 de marzo se ha celebrado mal, haciéndolo casi incomprensible para quienes lo miraban desde la acera. Especialmente esas “otras mujeres” que veían en las manifestantes una mezcla de reniego en voz alta con dosis festiva y guerrera del tres al cuarto efervescente y caduca.

Pasó el tiempo y me encontré viviendo, para seguir leyendo, pinchad aquí.

Sonia Fides en la revista PiKara

¿Qué haces esta tarde?
Si no estás ocupada, podríamos salir en busca de epitafios
o de lápidas de mármol distintas de las otras.
Porque no creo que a mi muerte le siente bien
seguir las reglas generales de enterramiento.

Cuando cae en tus manos un libro de esta escritora, no es necesario mirar el nombre de la autora. La voz de Sonia Fides es tan fuerte y personal que resulta inconfundible. Y esto es algo muy, muy difícil de conseguir en poesía. Sus poemas rezuman cotidianidad y sofisticación, fragilidad y fuerza al mismo tiempo… Una extraña y elegante forma de combinar palabras y emociones, historias e imágenes con una clara reminiscencia de las poetas norteamericanas contemporáneas, por las que la autora siente admiración, para seguir leyendo pinchad aquí, PiKara