Fragmento de “En Bromstock”

La imagen puede contener: mesa

En Bromstock todo es distinto,
allí el mundo entra por el ojo de una cerradura,
la lluvia se burla de la tartamudez del fuego
y el viento como una pantera herida
abre todas las jaulas que encuentra a su paso.
Nadie, ni siquiera el joven ministro de la guerra,
puede evitar que la paz se incluya en el menú
de todos los comedores de la ciudad.

 

Marta Navarro García – Párrafo de “La vida en Bromstock”

W.I.T.C.H, manual de mujeres guerrilleras feministas norteamericanas

 

Llevaba tiempo detrás de W.I.T.C.H, un libro, o mejor dicho un manual de mujeres guerrilleras feministas norteamericanas. No había forma de encontrarlo, hasta que entré en la maravillosa Librería y foro de cultura crítica La Vorágine en Santander, y zas… ahí estaba mi W.I.T.C.H.  Un libro con el que se puede volar,  que te deja fuera de la realidad, quizá precisamente porque a veces la realidad necesita conjuros y gente como las protagonistas. Sólo hay un par de cosas que me han desagradado, pero es que nada es perfecto, ni siquiera ellas. Os dejo aquí un par de cosas sobre el libro publicado por la editorial La Felguera. 

«Cuando te enfrentas a una de nosotras, ¡te enfrentas a todas! Pasa la palabra, hermana»

Bajo las siglas de W.I.T.C.H. (Nueva York, 1968-1970) se escondía una sorprendente guerrilla feminista, precursora de las Guerrilla Girls o Femen, cuyas armas eran los conjuros y hechizos mágicos, el arte feminista y la acción directa. Su actividad fue frenética, escandalosa y prodigiosa. Muy pronto, la estética y el estilo de aquel grupo de brujas urbanas, de guerrilleras sin escoba, prendió la mecha en distintas ciudades americanas: se crearon células feministas que recogieron aquel mensaje.

Sus siglas fueron cambiando de manos. Las brujas estaban por todas partes. Citadas como uno de los más fascinantes ejemplos del activismo de los sesenta, el grupo pasó a registrarse con letras de oro en la historia del feminismo radical, aunque también representaban algo temido, salvaje y casi innombrable.

Panfletos repartidos en medio de un desfile: «Nosotras, hermanas brujas del único y verdadero subsuelo, anunciamos nuestra presencia y comenzamos nuestro hechizo». Boicots y acciones callejeras, manifestaciones y ocupaciones: «Somos brujas, somos mujeres. Somos liberación. Somos nosotras. W.I.T.C.H. es también una estrategia, un medio de subversión: la brujería».

Publicada originalmente por La Felguera editores a comienzos del 2007, esta obra (un auténtico manual de combate) se convirtió rápidamente en un exitoso libro debatido en todo tipo de ambientes y del que se publicaron ediciones piratas en Argentina y en nuestro país. Sin embargo, el libro se agotó y desapareció de las librerías. Debido a su importancia, hemos decidido rescatarlo. Para celebrar el regreso de W.I.T.C.H., hemos incluido un extenso ensayo titulado «Adiós a todo eso» (el último comunicado firmado por ellas y hasta la fecha inédito), tan actual que resulta sobrecogedor, y que sin duda es una de las más lúcidas críticas jamás escritas hacia el machismo de los izquierdistas y de la escena pretendidamente «sensible» a las demandas de las mujeres

Aquí os dejo algunas fotos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Zoo XXI, un avance histórico para los animales, por Amanda Romero

Zoo XXI, un avance histórico para los animales, artículo publicado por Amanda Romero en  CuerpoMente. Pinchad aquí para ver el original. 

Una iniciativa ciudadana en Barcelona revolucionará la forma poco ética en la que funcionan los zoológicos para ponerlos al servicio de los animales.

El pasado domingo tuvo lugar la Asamblea Definitiva para dar el pistoletazo de salida a la recogida de firmas con la que arranca la Iniciativa Ciudadana Zoo XXI para la reconversión del Zoo de Barcelona.

¿Qué supone Zoo XXI? Posiblemente la herramienta más revolucionaria que tenemos sobre la mesa para cambiar la realidad de los zoológicos: transformarlos en espacios al servicio de los animales.

Hace más de 7 años que una red formada por activistas y profesionales consolidada en 8 grupos de trabajo y con el soporte de la Fundación Franz Weber y de la Asociación Animalista LIBERA! comenzaron el diseño de un nuevo modelo de zoo que pudiera dar respuesta tanto a la sensibilidad como al conocimiento científico del siglo XXI.

Un zoológico más ético

Porque es una realidad que los zoológicos están en entredicho. ¿Es legítimo mantener animales en cautividad, alejados de sus hábitats, arrancados de sus familias y encerrados en entornos artificiales para nuestro entretenimiento? Parece que una mayoría social empieza a responder con un rotundo no ante este planteamiento.

 Pinchad aquí para seguir leyendo.