El poema “Regreso a Wicklow” se va de viaje a York.

Tres poemas serán leídos en el festival poético de York y de Santa Mónica.
Ya he elegido uno de ellos, los otros dos todavía ando con dudas.
En esta ocasión la traducción la ha realizado la maravillosa Mairéad Hache.
Regreso a Wicklow una vez más.

 

Regreso a Wicklow
 

Hoy la vida se retrasa.

El viento de Wicklow, que lo sabe,

finge una visita rutinaria

y me da la mano,

confirmando todas las sospechas.

La luz del bosque,

tímida pero firme,

se acomoda en la habitación.

Hay un dolor de hierba y agua turbia

golpeando las horas.

Los recuerdos se trenzan

entre bloques de turba y oscuras jarras

de cerveza en el viejo Baltinglass.

La infancia cruza apresurada el río Liffey,

quiere llegar a tiempo para ocupar

un palco en mi memoria.

Todos acuden a la batalla.

Hoy más que nunca están a mi lado.

Al atardecer,

el frío aliento de los cirujanos

afila sus cuchillos sobre las sábanas

y mi voz,

cada vez más pequeña,

desaparece…

Sólo queda el murmullo de Glendalough

acariciando el silencio.

 

Marta Navarro García

 

 

Nosotras, un poema que se hace colectivo

Escribes un día un texto, lo subes al blog y te olvidas de él. Y de repente ese poema empieza a volar por su cuenta. Viaja hasta California, se va a Italia, a las comunidades zapatistas, a Radio Nacional, a Poesía Recitada… Lo último ha sido hace dos días en un acto organizado por CCOO de Henares contra el machismo. Y la forma en la que fue leído es lo que más me emociona. Es el regalo a una mujer víctima del machismo. Me entero gracias al correo de Marta Sánchez, a la que agradezco mucho la difusión del poema, luego son las redes sociales las que han convertido el poema en un texto colectivo. Gracias por acompañarlo de tan hermosa fotografía.

 

 

Un buen poema

No hay texto alternativo automático disponible.

 

Un buen poema nunca inicia una guerra,
ni le da de comer al verdugo de la imaginación,
tampoco le abre la puerta al vendedor de silencios.
Un buen poema ve hogazas de pan
donde otros ven hambre.
Un buen poema ve hambre
donde otros ven “ajuste de precios”.
Un buen poema
es lo que tú decidas
que sea un buen poema.

 

 

 

Fragmento de “En Bromstock”

La imagen puede contener: mesa

En Bromstock todo es distinto,
allí el mundo entra por el ojo de una cerradura,
la lluvia se burla de la tartamudez del fuego
y el viento como una pantera herida
abre todas las jaulas que encuentra a su paso.
Nadie, ni siquiera el joven ministro de la guerra,
puede evitar que la paz se incluya en el menú
de todos los comedores de la ciudad.

 

Marta Navarro García – Párrafo de “La vida en Bromstock”

En otros mundos

La imagen puede contener: una persona

Mi madre le daba de comer al humo hojas de hierbabuena y madera de bosque artúrico. Humo a cambio nos dejaba tocar su cuerpo insumiso y delicado. Junto a él nos elevábamos hacia mundos etéreos donde el tiempo y el miedo no existían. Tampoco el odio o el hambre, allí el verbo sospechar estaba desterrado del diccionario y la muerte escribía manuales de supervivencia para los vivos que querían seguir siéndolo.

 

Fragmento de “En otros mundos”.

Marta Navarro García
Imagen de Maggie Taylor.

W.I.T.C.H, manual de mujeres guerrilleras feministas norteamericanas

 

Llevaba tiempo detrás de W.I.T.C.H, un libro, o mejor dicho un manual de mujeres guerrilleras feministas norteamericanas. No había forma de encontrarlo, hasta que entré en la maravillosa Librería y foro de cultura crítica La Vorágine en Santander, y zas… ahí estaba mi W.I.T.C.H.  Un libro con el que se puede volar,  que te deja fuera de la realidad, quizá precisamente porque a veces la realidad necesita conjuros y gente como las protagonistas. Sólo hay un par de cosas que me han desagradado, pero es que nada es perfecto, ni siquiera ellas. Os dejo aquí un par de cosas sobre el libro publicado por la editorial La Felguera. 

«Cuando te enfrentas a una de nosotras, ¡te enfrentas a todas! Pasa la palabra, hermana»

Bajo las siglas de W.I.T.C.H. (Nueva York, 1968-1970) se escondía una sorprendente guerrilla feminista, precursora de las Guerrilla Girls o Femen, cuyas armas eran los conjuros y hechizos mágicos, el arte feminista y la acción directa. Su actividad fue frenética, escandalosa y prodigiosa. Muy pronto, la estética y el estilo de aquel grupo de brujas urbanas, de guerrilleras sin escoba, prendió la mecha en distintas ciudades americanas: se crearon células feministas que recogieron aquel mensaje.

Sus siglas fueron cambiando de manos. Las brujas estaban por todas partes. Citadas como uno de los más fascinantes ejemplos del activismo de los sesenta, el grupo pasó a registrarse con letras de oro en la historia del feminismo radical, aunque también representaban algo temido, salvaje y casi innombrable.

Panfletos repartidos en medio de un desfile: «Nosotras, hermanas brujas del único y verdadero subsuelo, anunciamos nuestra presencia y comenzamos nuestro hechizo». Boicots y acciones callejeras, manifestaciones y ocupaciones: «Somos brujas, somos mujeres. Somos liberación. Somos nosotras. W.I.T.C.H. es también una estrategia, un medio de subversión: la brujería».

Publicada originalmente por La Felguera editores a comienzos del 2007, esta obra (un auténtico manual de combate) se convirtió rápidamente en un exitoso libro debatido en todo tipo de ambientes y del que se publicaron ediciones piratas en Argentina y en nuestro país. Sin embargo, el libro se agotó y desapareció de las librerías. Debido a su importancia, hemos decidido rescatarlo. Para celebrar el regreso de W.I.T.C.H., hemos incluido un extenso ensayo titulado «Adiós a todo eso» (el último comunicado firmado por ellas y hasta la fecha inédito), tan actual que resulta sobrecogedor, y que sin duda es una de las más lúcidas críticas jamás escritas hacia el machismo de los izquierdistas y de la escena pretendidamente «sensible» a las demandas de las mujeres

Aquí os dejo algunas fotos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Happy Bloomsday 2017

Bloomsday-2017-Joycesite

http://jamesjoyce.ie/bloomsday/

Hoy es el “Bloomsday”. Es un evento anual que se celebra en honor a Leopold Bloom, personaje principal de la novela “Ulises” de James Joyce. Se celebra todos los 16 de junio desde 1954.

El 16 de junio es la fecha en la que transcurre la acción -ficticia- del “Ulises”. Este día los celebrantes procuran comer y cenar lo mismo que los protagonistas de la obra. El año pasado estuvimos en Dublín para esas fechas, pero no probamos la comida, ya sabéis lo repugnante que es el menú de la novela. Nos apuntamos a las visitas que recorrían los pubs y los lugares más conocidos. Sí, es cierto que hay mucho de folclórico en todo esto, pero al mismo tiempo el reconocimiento de Irlanda hacia sus autores es impresionante. No hay nada parecido.

Bueno, que nos lo pasamos bien. Si alguna vez tenéis oportunidad, os lo recomendamos.

bloomsday3.jpg

Gente tomando cervezas y cotilleando de lo lindo.

lectura-del-bloomsday2.jpg

Lectura del “Ulises” en la ciudad de Dublín.

Una curiosidad, el encargado de enseñar el “James Joyce Center” es un tipo curioso, algo antipático. Después de hablar un rato con él nos enteramos que era el sobrino de Joyce. Se parece mucho, pero pensamos que era un parecido intencionado. Huraño como el tío.

Hoy nos tomaremos unas pintas en alguna taberna irlandesa de la ciudad. Buen Bloomsday, nómadas.