Una vez fui una niña

El día Internacional de las Niñas.

Aquí la china, así me llamaban en el barrio. No fue fácil la infancia, pero sí hermosa.
Tengo pocas fotos de esa época, un incendio se las tragó todas.
Vale, os podéis reír un rato de mis pintas.

Días azules, Marcus el anarquista, respeto por los animales.

 

Estos días que acompaño a un familiar en el hospital no podéis ni imaginar lo que me ha impresionado el vídeo de Bentley con su cuidadora, su bella humana. La necesidad de cuidados, de cariño y de respeto es igual entre humanos y animales, también la respuesta a los estímulos. Somos seres sintientes. Podré cambiar muchas cosas en mi vida. Podré cambiar de país, de aficiones, de gustos literarios, de amigxs, pero mi respeto y activismo no tienen vuelta atrás, es imposible. No puedo matar con un cuchillo a nadie, pero tampoco con un billete o unas monedas. Me lo enseñó el anarquista vegetariano de mi barrio, un profesor que hacía gimnasia frente al río, que le hablaba a los pájaros y al que temían los vecinos de la Almozara por ser raro. ¿Raro? No he conocido a nadie más lúcido que el bueno de Marcus. Un hombre al que le dedico unas palabras en el poemario, porque durante la adolescencia gente como él o como Chrissie Hynde me enseñaron que no estaba sola. Ahora las redes sociales nos comunican y nos hacen familia, aunque discutamos en demasiadas ocasiones las decenas de grupos animalistas que trabajamos día a día. Y ya no vale eso de “es cosa de pijos”. Soy hija de un sastre y de una zapatera, hija de la inmigración, de gente que pasó por Carabanchel durante el franquismo, que creía que dar chuletas de carne a sus hijos era salvarles. No sabían que eso era, el menos para mí, aislarme del mundo o hacerme cómplice de algo que no quería ser. Tal vez por eso escribo, por Marcus el anarquista del barrio, por Chrissie Hynde y sus canciones en The Pretenders, por los ojos que ya no pueden ver de Bentley, por Philip Wollen, por mi padre, que me enseñó a discrepar y a respetar sin cortapisas, aunque eso me enfrentara a gente que aprecio. Así son las cosas en un miércoles fresquito en la ciudad de Zaragoza.

Vaca

Machismo asesino y el silencio cómplice de los partidos políticos

feminismo-cartel

Ojo, yo guardo en mi memoria el silencio de quienes deberían poner voz a la hemorragia continua, a los asesinatos de mujeres en manos del machismo. No escucho en sus discursos, en sus ruedas de prensa, ni en sus artículos apenas nada. Acaso alguna mención aparentemente sentida, pero para pasar de inmediato a algo más “interesante mediáticamente hablando”: No me vengáis después pidiendo votos, ni café, ni hostias. Seguid hablando de si la nieve es blanca o gris, de si en una lista o en otra, de si me siento en el sur o en el norte, cuando este país lleva 23 mujeres asesinadas en lo que va de año. Os podéis ir a la mismísima…

Basta de recortar en planes de prevención, en casas de acogida, en personal especializado, en acompañamiento, en educación en igualdad.

¡Ni un asesinato Más!

Aragón, ese lugar

Aragón, ese lugar. Very personal post.

more-difficult-910x600

Ese momento en el que necesitas un GPS para seguir la política en Aragón, más digna de los hermanos Marx que nunca. Ese momento en que lo que unos hacen en una institución, otros lo hacen en la otra, pero al revés. Que si uno usa un excel y el otro usa un powerpoint, que si los plazos en unos valen y en los otros no. Que si alguien intenta dignificar un pequeño átomo de la política, ya sea municipal o gubernamental, alguien vendrá detrás para impedirlo. Que si quiero una silla, pero no me quiero sentar. Que si tengo razón en el norte, pero no en el sur. Que si tengo que poner mala cara, pero en el fondo creo que llevan razón pero tengo que fingir que no. Cuando al final tanto el gobierno como la oposición empiezan a parecerse demasiado según en qué lado del telescopio mires y qué carnet tengas. Y sobre todo, esos portavoces faceboquianos hablando como si trataran con tontxs y mintiendo cada cinco minutos con esas hordas de analistas que les da igual torta que bocadillo, que lo único que quieren es pan. Ese momento en el que la psicología sirve para algo, pero da mucha pena utilizarla. Pues con todos mis respetos, a mí el tiempo de las tomaduras de pelo políticas se me han acabado. “The Game is Over”. Y creo que es Over para siempre.

PD: Y hay gente estupenda intentando hacer cosas estupendas, dignificando un poco esta ciudad, este territorio, pero es imposible. No hay manera. Vendrá el PP y nos comerá a todxs por imbéciles.
No hay militantes, hay fieles, fans.

La destrucción de Averly. Historia de una derrota (I)

 

http://www.eldiario.es/aragon/cultura/Ultima-patrimonio-industrial-espanol-europeo_0_528097492.html

La Fundición Averly de Zaragoza está reconocida por la World Monuments Fund (WMF) como uno de los 50 bienes patrimoniales en riesgo más relevantes del mundo

Zaragoza en Común ha lanzado una última propuesta para salvar la totalidad de la factoría: convertirla en un gran equipamiento de uso cultural y social

DERROTAS, muy personal.
Cuando la derrota no es solo por lo que votan unos miserables. Cuando la derrota no es solo, que ya es mucho, por los mafiosos que van comprando consejeros gubernamentales, arquitectos de izquierdas, abogados, todo con tal de destruir un patrimonio y edificar sin sentido. Cuando la derrota es que tengas que defender ante los que como tú defienden ese espacio, que la vida de unos gatos es importante. Cuando la derrota es que los mismos que hace cuatro y ocho años en el ayuntamiento se tapaban los oídos cuando sugerías que movieran el asunto Averly, son hoy los abanderados de esta causa ahora casi perdida. Cuando la derrota es también la tardanza en reaccionar. Cuando la derrota es una ciudad que vive de espaldas a la destrucción de una joya como Averly. Cuando la derrota es tener que explicarle a un vecino de qué se trata todo este asunto. Cuando la derrota es que no supe o no le expliqué esto en su momento. Cuando la derrota es que el Psoe juegue a Macbeth con el equipo de Zec y no se avergüence por ello. Todo esto, unido a muchas cosas más, forman la derrota de hoy. . Nuestro presente está vinculado a nuestro pasado. Y lo cierto es que nuestro pasado le dio durante mucho tiempo la espalda a Averly.
Cuando la derrota es que leas este texto y te enfades conmigo porque no escribo lo que quieres leer, solo escribo lo que yo siento.
No, no solo son responsables los concejales de PP, PSOE y C`s, hay mucho más detrás de nuestra historia más inmediata para avergonzarnos. Una ciudad que no ha respondido como debiera ser.

A veces conviene ponerse gafas de espartaquista para entender de qué van las derrotas.

El trigo de los rebeldes, en recuerdo a mi padre

Copia.jpg

Un día como hoy se fue mi padre. No hubo tiempo ni para despedirnos, algo que jamás he encajado bien. Esta fotografía me la encontré en una exposición sobre los movimientos sociales de Zaragoza. Luego la ví en Aragón Televisión, una noche que casi me cuesta un infarto. Está tal y como era, tal y como le recordamos. Amable, pero serio, dialógante, pero evitando las chácharas. Maño y oriental al mismo tiempo. Sastre y comunista, como solía decir.
El hombre de bigote, con los brazos cruzados es Martín Navarro.

 

 

Concejala, cosmos, Pérez Anadón, Bertín Osborne, Jorge Azcón y los Monty Phyton.

A Pesadilla  on Plaza del Pilar, just the council

Psicosis

No podría ser nunca bailarina de ballet, tampoco camionera. Lo primero exige equilibrio y destreza, lo segundo es imposible, no tengo ni carnet de conducir. Pero aún hay algo que no podría ser jamás, concejala en el gobierno de mi ciudad. A mí eso me parece un sinvivir de veinticuatro horas. Aunque a veces no coincida con algunas cosas del actual equipo de Zec, lo cierto es que admiro y respeto mucho su trabajo.  Hace un par de meses tuve una pesadilla horrorosa. Soñé que era concejala de cosmos y jardines. Y era terrible, tenía que decidir sobre la ordenación celestial de los planetas. Imposible, si elegía empezar con planetas pequeños venían los amigos de los planetas grandes a protestar que debían ser ellos primero. Si llamaba a los grandes, eran los pequeños los que se enfadaban. Si elegía a los de tamaño mediano me enfrentaba a los planetas pequeños y a los grandes. Si respondía a unos, tenía que responder a todos y así en responder y responder se pasaba una década y acababan extinguiéndose los planetas por culpa de algún meteorito lanzado por la oposición al proyecto cósmico. Una guerra de las Galaxias comandada por la voz de Jorge Azcón que decía: “Soy tu padre, soy tu padre, ven al lado oscuro, te esperamos”.

Luego soñé que llevaba cultura cósmica. Eso fue de taquicardia. Había un ejército de gente culta dormitando en vainas de ego y privilegios pasados. Yo me acercaba y les preguntaba con cuidado: “¿Os apetece esto o lo otro? ¿Os va bien este festival o lo dejamos para otro día? ¿Y este cantante, va bien, es majete?”. En mi sueño había una pelmaza que siempre me reclamaba traer a Franco Battiato, una tipa insufrible que encima daba la lata con los animales. Decidí que era mejor llevar otra área. Creo que cultura solo es posible si tienes al lado a algún miembro de los Monty Phyton para hacerte sonreír un poco.

.
Solo hay una cosa peor que soñar con concejalías agotadoras, y es soñar con Bertín Osborne, eso aún es peor. Bertín Osborne, Jorge Azcón y Peréz Anadón. Los dos últimos, aliados para destruir el patrimonio de la ciudad. Averly, en mis sueños la gente aplaude por tenerte, ya ves las cosas que una se imagina en sueños. Gracias, Zec, por intentar cambiar las cosas, por cambiarlas a pesar de las dificultades de esta ciudad.