Keep Calm y llevaos los huesos del carnicero de Franco

 

Los huesos del carnicero deberían tenerlos sus hijos. Hemos dejado que la prole de Franco siguiera viviendo en este país felizmente, arramblando con todo lo que se les antojaba. Aprovechándose de todo aquello que en vida de su padre y abuelo jamás hubieran disfrutado. Les hemos invitado a salir en la prensa rosa, a bailar en programas de la televisión pública, hemos dejado que incrementaran su patrimonio sin problema alguno, sin hacer preguntas, como si fueran los hijos y nietos de Heidi y no de un dictador responsable de la muerte de centenares de miles de personas. Responsable del exilio, de la cárcel, en mi caso familiar, responsable de privar de libertad a mi abuela, que salió de la cárcel para morir, y también a mi padre y a mi madre. No suelo hablar de esto, soy más de mirar hacia delante, pero es que el asunto de los huesos del carnicero Franco ya me tiene harta. Asqueada. Sacarlo de allí es una cuestión de higiene histórica y se está convirtiendo en un asunto histérico, porque de histéricos es que su familia no quiera recoger los huesos. ¿Cómo hemos tardado tanto en sacarlos de allí? ¿Qué clase de democracia es esta que se le ha olvidado hacer limpieza de la basura? Cómo es posible que después de tantos años el dictador siga dando tanto mal, los puñeteros huesos de un maldito carnicero.
Y si la familia no lo quiere, pues a la fosa común. Les dejaremos, eso sí, que lo visiten cuando quieran, no como los que están en las cunetas.
Coged los huesos y callaos de una puñetera vez.

 Shakespeare’s Globe y el International Rescue Committee

Monólogo escrito por William Shakespeare para Thomas More (Tomás Moro).

El Shakespeare’s Globe y el International Rescue Committee – Europe han realizado este vídeo. Participan actores reconocidos junto a refugiados de Sudán del Sur, Sierra Leona y Siria. Sus nombres son: Kim Cattrall, Yasmin Kadi, Jamael Westman, Noma Dumezweni , Indira Varma, Lena Headey, Sophie Thompson, Sawsan Abou Zeinedin, Mohand Hasb Alrosol Badr, Rayan Azhari, Alfred Enoch, Sana Kikhia.

 

Expulsados sean, sí. Y con ellos el ruido
que ha expulsado la Majestad de Inglaterra.
Imaginad que véis a esos desgraciados extraños,
sus bebés a la espalda y su pobre equipaje,
a paso lento hacia los puertos y transportes,
mientras vosotros, sentados como reyes de vuestros deseos
y la autoridad silenciosa en gorguera con vuestra opinión arropada.
¿Qué habréis obtenido? Os lo diré:
“Habréis enseñado cómo insolencia y mano dura prevalecen,
cómo el orden se sofoca y por este patrón
ninguno de vosotros debería llegar a viejo,
pues otros rufianes, forjando sus fantasías,
con la misma mano, mismas razones y derecho
os morderían, y hombres como peces voraces
se alimentarían los unos de los otros.
Ah, desesperados. Bañad en lágrimas
vuestras mentes débiles, y esas mismas manos,
que alzáis rebeldes contra la paz, alzadlas por la paz,
y postrad vuestras rodillas a la altura de los pies
para que supliquen ser perdonadas.
Hablaréis mal de los extranjeros, les mataréis, degollaréis, tomaréis sus posesiones,
y dejaréis escurrir la majestad de la ley como un perro.
Cuando el Rey (pues es clemente) deba cumplir la ley,
enmendar los crímenes y desterraros, ¿dónde iréis?
¿Qué país, vista la naturaleza de vuestro error
debería ofreceros asilo? Id a Francia, o Flanders,
a cualquier provincia germana, a España o Portugal.
No, sino a algún lugar que no se adhiera a Inglaterra-,
y bien siendo extranjeros os gustaría encontrar una nación
de tal temperamento bárbaro que rompiendo en la violencia espantosa
no os permitiese una morada en la tierra,
blandiendo detestables cuchillos contra vuestras gargantas,
rechazándoos como perros, como si Dios clamase no haberos hecho
ni merecedores de las comodidades reclamadas, negando las mismas.
¿Qué pensaríais al ser de tal modo tratados? Ésta es causa de los extranjeros;
y ésta es causa de vuestra descomunal inhumanidad.*

La crueldad se llama Acuario

 

Temblando y llorando de miedo 💔. Con un día de vida este bebé de beluga ha sido separado de su madre, desterrado al cautiverio. No deja de temblar y de llorar de miedo.  Me cuesta entender que haya madres y padres que lleven a sus hijos al acuario y no se paren a pensar en la crueldad que están contribuyendo.
#NoALosAcuarios
#NoSonNuestrosEsclavos

 

Frente a ese tanque lleno de tristeza y crueldad, la libertad de la naturaleza. El respeto, la dignidad frente a los acuarios.

 

 

 

 

Las mujeres de Lawrence. Queremos el pan, pero también las rosas

En estas fechas siempre recuerdo a las mujeres de Lawrence.
“Bread and Roses”.

Texto tomado de Todo por hacer:  “En 1912 en Lawrence (Massachusetts, Estados Unidos) las obreras textiles iniciaron una huelga que será conocida como la huelga de “pan y rosas”, puesto que sus pretensiones eran conquistar el pan (simbolizando los derechos laborales) y las rosas (como símbolo de la exigencia de mejores condiciones de vida). El detonante fue la aplicación fraudulenta por parte de la empresa de una conquista obrera: la reducción de la jornada semanal de 56 a 54 horas llevó aparejada una reducción de su ya escaso salario. Al recibir su jornal, mil obreras se reunieron en la IWW (Industrial Workers of the World), que fue una de las primeras organizaciones obreras que alentó a las mujeres a ocupar puestos dirigentes y llamaron a la huelga, que se extendió en pocos días a la mayoría de fábricas y talleres.

El comité de comité de huelga, de 56 titulares y 56 suplentes, para neutralizar las posibles detenciones, representaba todas las nacionalidades: en las reuniones se hablaban 25 idiomas y 45 dialectos. La primeras medidas aprobadas fueron la creación de un fondo de huelga y un piqute masivo de veinticuatro horas que impedía el paso a las fábricas.

Uno de los puntos importantes del trabajo del sindicato fue la de facilitar la participación de las mujeres, para lo que el comité de huelga instaló guarderías y comedores comunitarios para hijos e hijas de las obreras. Además se realizaban reuniones solo de mujeres, ya que también es necesario combatir el machismo entre los obreros, incluso entre los activistas. Una de las impulsoras más entusiastas fue Elizabeth Gurley Flynn.

Por la creciente violencia se decidió enviar a los niños a otras ciudades, donde serían albergados por familias solidarias. En momento en que se disponía a salir un tren hacia New York, la policía desató una represión desmedida en la estación, lo que llevó la huelga a las páginas de los diarios nacionales y al Congreso.

Todos hablaban de Lawrence: los dirigentes de la central sindical oficial tuvieron que pronunciarse, pero no apoyaron la huelga: tildaron a las obreras de izquierdistas, anarquistas y revolucionarias, no querían saber nada con los comités de huelga. Pero las obreras de Lawrence contaban con un apoyo amplísimo: se realizaban mitines de solidaridad en todo el país, las universidades cercanas, como Harvard tenía comités estudiantiles que colaboraban con la huelga, recolectaban dinero, difundían la lucha y viajaban a Lawrence para colaborar directamente con el comité de huelga.

La gran difusión, la firmeza de las obreras, y el miedo a que se extendiera la huelga, hizo ceder a los empresarios. Después de una larga lucha, durante casi todo el invierno, el 12 marzo la huelga de “Pan y Rosas” culmina con una de las primeras victorias del movimiento obrero en Estados Unidos, con la implementación de la jornada reducida, aumento de salarios y el reconocimiento de los sindicatos”. La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, multitud y exterior

Fragmento del Poema publicado en “Vietnam bajo la cama” Amargord y  “Antología de poesía por la Igualdad Qué será ser tú. Universidad de Sevilla.

No hay texto alternativo automático disponible.