Goya y los Titiriteros

¿Qué se puede esperar de un país que premia y considera cultura a la tauromaquia? ¿Qué se puede esperar de un país donde destrozar animales durante las fiestas se considera divertimento? ¿Qué se puede esperar de un país que semana tras semana hace oídos sordos a la apología de la violencia de Federico Jiménez Losantos? Un tipo que debería estar alejado de los micrófonos, por su odio descarnado, también por ese flequillo que parece un congreso de sogas resbalando por su frente. Por otra parte, si ha sido un error la programación de la obra no adecuada para un público infantil es bueno reconocerlo, admitir el error y no andar cubriendo con flores lo que debería ser una crítica libre y constructiva, pero lo que es inadmisible, así lo veo yo, es llevar a la cárcel a los titiriteros. ¿Pero qué se puede esperar de un país que premia los espectáculos sangrientos y asfixia al mundo de la cultura? Somos como el cuadro de Goya “Duelo a garrotazos”, así nos va.

Por cierto, la compañía avisó de que no era apto para niños y niñas. Dejo el mensaje del aviso.  Dejad a los Titiriteros en paz.

Titiriteros de David Vela

Titiriteros, de David Vela

Duelo a garrotazos, Goya

Mis lobas y yo, un poema

.

Thelma, Louise y yo, o Instrucciones para ser feliz

Meter libros y una brújula en la mochila;
si no cabe todo,
sacar la brújula,
pero dejar los libros dentro.
Preparar un bocadillo y los cuencos de Thelma y Louise,
cerrar bien la puerta y alejarse de los móviles,
de las correas y de la ciudad
hasta perdernos en el país de los árboles.
Reconocer en el rumor del bosque
la voz de nuestros antepasados,
las canciones de la abuela en la noche interminable de los maquis,
los caminos donde recuperar el olfato,
rastrear la lluvia, rastrear la vida,
las palabras de menta y tabaco de mi padre,
tierra limpia para escarbar horas y horas,
la tos roja y minera de los bisabuelos,
la cima de un monte donde aullar en libertad.
Lejos de los cazadores,
ladra Thelma,
pero cerca de ti, le responde con el rabo Louise
mientras corre ladera arriba.

Y allí, las tres, bajo el cobijo del bosque,
disfrutar nuestra ración de libertad
y ser por unas horas manada,
una manada sin miedo a la vida.

.
Marta Navarro García

Alan Rickman

Alan Rickman

Actor de mirada laberíntica, de sonrisa Gioconda, de movimientos hipnóticos. Llevo más de dos décadas admirándote. Y la voz, ay, esa voz tan asombrosa. ¿Cómo olvidar tu papel de Eamon De Valera? Alan Rickman, espero que allá arriba haya un hermoso teatro, una gran sala de cine, un buen libro. Qué tristeza me ha dado saber que se ha ido este gran actor, qué pena. Un gran beso.

ALan Richman

 


<p><a href=”https://vimeo.com/45249295″>Texas – In Demand.</a> from <a href=”https://vimeo.com/rokkit”>Rokkit</a&gt; on <a href=”https://vimeo.com”>Vimeo</a&gt;.</p>

http://www.bbc.com/mundo/video_fotos/2016/01/160114_galeria_alan_rickman_vida_fotos_ch?SThisFB

Libros, música y un poquito de “Vietnam bajo la Cama”

vietnam-bajo-la-cama-portada

Amigos y amigas:
De vez en cuando hablo de mi último libro “Vietnam bajo la cama”, pero hace mucho tiempo que no lo hago. Así que aprovecho estos días para recordar que lo podéis comprar en librerías y sobre todo en la página web de la editorial.
Y si no lo compráis, no importa, elegid otro libro de otros autores y autoras, o id al teatro, o a un concierto, pero intentemos entre todos y todas apoyar la cultura, es necesario.

Un abrazo

Pinchad en el enlace. http://amargordediciones.es/producto/vietnam-bajo-la-cama-marta-navarro/

.

La cura

El viento del sur tosía minutos y esperanza
sobre oscuros hospitales de guerra.
Agradecidos por el gesto,
los enfermos del pabellón 36
recogíamos los poemas
que sobrevivieron a la emboscada.
Tú les hacías el boca a boca,
yo les ofrecía un empleo como cantantes
en el bar de una carretera invisible.
Juntos abríamos espacios infinitos

.
Vietnam bajo la cama. Editorial Amargord.

 

A Christmas Carrol, de Charles Dickens. Un alegato contra el capitalismo en el corazón de la Navidad

Chistimas Carrol

A Christmas Carrol es una novela escrita por Charles Dickens y publicada originalmente por Chapman & Hall el 19 de diciembre de 1843. La novela consiguió un inmediato éxito y el aplauso de la crítica. Durante la época victoriana existía una gran nostalgia por las viejas tradiciones navideñas. Dickens volvió la mirada a su alrededor para escribir una condena al capitalismo industrial del siglo XIX. Pero también A Christimas Carrols es una celebración de la Navidad. Y a mí que personalmente no me agrada este período tengo que reconocer que esta joya de novela que tanto amaba mi padre y que leíamos cada Navidad  me sigue emocionando. Creo que entendí la brutalidad del capitalismo de la mano de Dickens, por eso me gusta recordarlo siempre. El libro sigue siendo popular, ya que nunca ha dejado de publicarse y ha sido adaptado en numerosas ocasiones al cine, al teatro, la televisión y otros medios.

PRIMERA ESTROFA

EL FANTASMA DE MARLEY

Marley estaba muerto; eso para empezar. No cabe la menor duda al respecto. El clérigo, el funcionario, el propietario de la funeraria y el que presidió el duelo habían firmado el acta de su enterramiento. También Scrooge había firmado, y la firma de Scrooge, de reconocida solvencia en el mundo mercantil, tenía valor en cualquier papel donde apareciera. El viejo Marley estaba tan muerto como el clavo de una puerta.¡Atención! No pretendo decir que yo sepa lo que hay de especialmente muerto en el clavo de una puerta. Yo, más bien, me había inclinado a considerar el clavo de un ataúd como el más muerto de todos los artículos de ferretería. Pero en el símil se contiene el buen juicio de nuestros ancestros, y no serán mis manos impías las que lo alteren. Por consiguiente, permítaseme repetir enfáticamente que Marley estaba tan muerto como el clavo de una puerta.

¿Sabía Scrooge que estaba muerto? Claro que sí. ¿Cómo no iba a saberlo? Scrooge y él habían sido socios durante no sé cuántos años. Scrooge fue su único albacea testamentario, su único administrador, Más

Palabras contra la guerra. Zaragoza

Palabras contra la guerra.
Zaragoza, viernes 11 de diciembre de 2015.  Hora: 11:30. Plaza Sinúes. (detrás del Teatro Principal)

Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.

Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.

Miguel Hernández

Palabras contra la Guerra

Vídeo de La Surada Poética

Resumen de La Surada Poética y vídeo de mi participación

Marta Navarro

Biblioteca Municipal de Santander. Siempre emociona ver una sala repleta de gente y más cuando es para escuchar poesía. Los nervios discuten con la emoción y acaban, al menos en mi caso, disfrutando mucho. La gente de la Vorágine Cultura Crítica es especial, resulta difícil encontrar mejores anfitriones, cuidan cada detalle, se ocupan de que todo funcione a la perfección, te tratan con mimo y eso es porque le ponen mucho amor a todo lo que hacen y desde luego aman la poesía y a los poetas. Quiero dar las gracias a esta maravillosa gente, pero especialmente al escritor y poeta Paco Gómez Nadal. De mis compañerxs de la Surada poética solo puedo hablar mucho y bien. Pilar Salamanca nos encogió el corazón recordando a Palestina. Iván Rafael revolucionó la sala con sus Monólogos golpes de Estado, no os lo perdáis. Mariano Calvo me emocionó con su poema Los Delfines del Bogside y con textos de su último libro “Las fronteras del aire”. Con la maestra Katy Parra se aprende mucho. Esta gran poeta no escribe ni pronuncia palabra alguna innecesaria, hubiera estado horas escuchándola. Por suerte, vuelvo a leer su “Coma idílico”. Y la música, ay, qué acierto unir música y palabra bajo una luz íntima. Y por supuesto, qué placer compartir uno de los poemas con la maravillosa voz de la locutora Russell Simoni, eso me ha hecho tan feliz. Volver al limbo y sacudirnos a toreros y cazadores es mucho más divertido de la mano de Russell. A veces la poesía se convierte en conciertos, en sesiones, encuentros, etc, pero en este caso, la poesía ha sido comunidad, una comunidad libre, sin tonterías, sin filtros, una comunidad donde disfrutar y compartir te hace mejor. Gracias a todxs.

En el minuto 10 tengo la suerte de contar con la voz  de la locutora de Russell Simoni.  Radio Costa Esmeralda

 

Las fotografías son de Joaquín Gómez Sastre

 

Recordando a José Antonio Labordeta

Labordeta 1
Querido José Antonio Labordeta, hace cinco años  que te fuiste y  se te sigue echando tanto de menos. Sigo teniendo en mi ordenador la carpeta con tu nombre, donde guardo nuestros correos electrónicos y nuestras charlas.  Un beso grande, allí donde estés.
Labordeta
.
Un homenaje popular a José Antonio Labordeta en el parque zaragozano que lleva su nombre marcará este sábado, 19 de septiembre, el inicio de una nueva temporada para la Fundación José Antonio Labordeta. El Parque Grande acogerá este sábado un homenaje popular a José Antonio Labordeta. En esta fecha se cumple el quinto aniversario de su muerte y, para recordarlo, se invita los aragoneses y amigos a celebrar una jornada festiva para toda la familia, con un gran concierto para todos los públicos en el que participarán diversos grupos musicales y de animación infantil.
Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2557008/0/parque-grande-acogera-este-sabado-homenaje-popular-jose-antonio-labordeta/#xtor=AD-15&xts=467263
.
Labordeta Aragón

Sufragistas, de Sarah Gavron

.
En el mes de octubre se estrena “Sufragistas”. Una película muy necesaria. Lo único que no me agrada es que el guión lo haya escrito Abi Morgan, autora de La dama de hierro, una de los más vomitivos guiones sobre la sanguinaria Margaret Thacher, pero en fin.

Sarah Gavron dirige el guión de Abi Morgan sobre el movimiento social de principios del siglo XX por la igualdad de las mujeres. os dejo el trailer de la película.

suffragette-20344076-max-660x374
.

Cuando Charles Dickens lo dice mejor

Cuando Charles Dickens lo dice mejor. Publicado en Culturamas. Pinchad aquí.

Por Anna Maria Iglesia Releo Nicholas Nickleby de Charles Dickens; un fragmento me detiene. Imitando involuntariamente el gesto lector descrito por Roland Barthes, levanto la mirada, la alejo del texto y reescribo en silencio las frases que acabo de leer. Vuelvo al texto de Dickens, escrito entre 1838 y 1839, lo releo. Me doy cuenta de la actualidad de cada una de las descripciones contenidas en este fragmento, de la urgencia de su lectura y de la imposibilidad de su actualización. No necesita ser reescrito, nada hay que añadir a este párrafo que contiene todo aquello que quisiera escribir. Pero, ¿para qué escribir cuando Dickens lo dice mejor? ¿Para qué dar vueltas de tuerca cuando en los clásicos están las claves, las palabras, las reflexiones para entender nuestro presente? Puede que necesitemos menos hermeneutas y más relecturas. Por ello, ¿para qué seguir escribiendo? Ceder la palabra a Charles Dickens es, hoy por hoy, la mejor de las opciones: nicholas     “Ahora, cuando se detenía a pensar en la regularidad con que las cosas tenían lugar día tras día de la misma e invariable manera; cómo morían juventud y belleza y cómo fealdad y vejez se obstinaban en perdurar; cómo la incontable avaricia se hacía rica y los corazones honrados permanecían en la tristeza y la pobreza; qué pocos eran propietarios de las grandes mansiones y cuántos los que yacían en miserables barracas; o se levantaban cada día y se acostaban por la noche, y vivían y morían, padre e hijo, madre y niño, raza tras raza, generación tras generación, sin casa o cobijo, sin recibir ayuda de las energías de un solo hombre; cómo en procurarse no una vida espléndida y lujosa sino apenas los medios mínimos de la subsistencia más miserable e inadecuada se afanaban mujeres y niños en esa ciudad, divididos en clases, numerados y censados con tanto cuidad como las familias nobles y los señores de alto rango; y cómo eran arrancados de la infancia para dedicarse a los más infames y criminales oficios; cómo se castigaba la ignorancia sin educar a los ignorantes; cómo engullían las rejas de las cárceles y las galeras a miles arrastrados por circunstancias incomprensibles para sus pensamientos infantiles y que si no hubiese sido por esas circunstancias se hubiesen dedicado a ganarse honradamente el pan y a vivir en paz; cómo muchos no tenían la menor oportunidad y sus almas morían en la indigencia; cómo se unían en la común miseria miserables descarriados por la pobreza y el hambre y malvados incapaces de un pensamiento noble; cuánta injusticia y miseria y mal había; y sin embargo de todo ello, cómo el mundo giraba año tras año, indiferente e inclemente, sin que nadie buscase al sufrimiento ni remedio ni alivio”. Charles Dickens (Traducción de José Bornet)   Publicado en Culturamas. Pinchad aquí.

Anteriores Entradas antiguas

SubRED solidaria de Blogs en Internet, ¡UNETE!.

Anillo solidario

Entrenómadas en Flickr

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Más fotos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.313 seguidores

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.313 seguidores