Ciclo de encuentros de escritores organizado por la DPZ

La Diputación de Zaragoza me incluye en su campaña de animación a la lectura. Me alegra entrar en el otoño de la mano de clubs de lectura y bibliotecas. Es la primera vez que participo.”Hijas de la Tormenta”, allí vamos.

Participan: Sergio del Molino, Pilar Aguarón, José Manuel González, Marta Iranzo Paricio, Usé Lahoz, Francisco López Serrano, Marta Navarro, Jordi Siracusa, María Dolores Tolosa, Ricardo Lladosa, Ana Alcolea, Elisa Arguilé, Fernando Lalana, Sandra Aragüás, Roberto Malo, Daniel Tejero e Irene Vallejo.

Este sábado día 17 estaré en el municipio de Malón. Entre todas las personas escribiremos un poema colectivo. Después iré a Boquiñeni y a Torres de Berrellén.

¡Viva la cultura!

https://www.aragondigital.es/2020/10/05/la-campana-de-animacion-a-la-lectura-de-la-dpz-llega-a-53-municipios-gracias-a-17-autores-aragoneses/?fbclid=IwAR12FamcxKqniNQA3YiFnajUIe3hOHXaK55b3rIHvcKI8t2VGKUvdc0o-6A

Lectura de “Historias de tres mujeres con sombrero rojo”, en el Teatro Arbolé

“Teatro Arbolé estrena temporada con una extraordinaria programación en la que ha incluido la lectura de relatos y presentación de nuestro libro “Historias de tres mujeres con sombrero rojo”. Somos uno de esos 44 espectáculos de los que hablan los medios de comunicación y estamos muy felices, orgullosas y agradecidas de poder hacerlo en Arbolé, un espacio lleno de magia”. Como dice la periodista y escritora Ana Rioja:  La cultura lo único que contagia es de más cultura.

Os esperamos, tomad nota y acudid.

 

“Llenad los cuencos”, videopoema del programa “Palabra Voyeur”, de Radio3

Palabra Voyeur - Vietnam bajo la cama. Marta Navarro - 02/09/20 - ver ahora

Escribí “Llenad los cuencos” en el año 2014. Sí, estaba algo enfadada, aquel tiempo me pareció horrible, ahora me lo sigue pareciendo, pero igual que en el 2014 el final del poema da espacio a la esperanza. El programa de Radio3 “Palabra Voyeur” ha rescatado este texto en un vídeo realmente potente y con una locución perfecta. Gracias, Palabra Voyeur, por llenar los cuencos de palabras, música e imágenes.
Por si os apetece, aquí os lo dejo. Impasible no deja, no…

Música: Lisi Búa. Vídeo: Ainara Pardal. Voz: Juan Megías.

Pinchad en la imagen para ver el videopoema.

Gracias.

 

Dom Pedro Casaldáliga, gracias por tanto

Descalzo sobre la tierra roja, Dom Pedro Casaldáliga tejió una comunidad de menta y justicia. Doy gracias por haber disfrutado de sus palabras, de sus consejos, de su mística rebeldía, de su inteligencia, de su bondad sin remilgos. Aunque dicen que te has ido, yo sé que seguirás en cada brizna de esperanza, en la selva, en São Felix do Araguaia, en los libros, en las comunidades, en el pan nuestro de cada día. Gracias por tanto.

La imagen puede contener: una persona, planta, árbol, exterior, naturaleza y primer plano

«Leer las aguas» será siempre un sueño
mayor que mis estudios. No consigo
leerme por debajo, serme dueño,
tenerlas todas, a la vez, conmigo.

*
“Al final del camino me dirán:
—¿Has vivido? ¿Has amado?
Y yo, sin decir nada,
abriré el corazón lleno de nombres.”

*
NUESTRA HORA

Es tarde
pero es nuestra hora.

Es tarde
pero es todo el tiempo
que tenemos a mano
para hacer el futuro.

Es tarde
pero somos nosotros
esta hora tardía.

Es tarde
pero es madrugada
si insistimos un poco.

*

No voy,
va mi palabra.
¿Qué más queréis?
Os doy
todo lo que yo creo,
que es más que lo que soy.

*

Poemas de Pedro Casaldáliga

“Reseña de “Historias de tres mujeres con sombrero rojo”, en Arainfo

‘Historias de tres mujeres con sombrero rojo’, un libro de relatos que refleja las duras vicisitudes de la existencia

Reseña del escritor Carlos Manzano

Publicado en Arainfo, pinchad aquí para leerlo entero.

Publicado por Huerga & Fierro y firmado por Pilar Aguarón Ezpeleta, Marta Navarro Garcí­a y Ana Rioja Jiménez, este libro está dividido en tres partes, ‘El almacén de las vidas robadas’, ‘Al otro lado de la frontera’ y ‘Retazos de literatura y vida’, cada una a cargo de una autora

sombrero

No es habitual que un libro escrito por tres autores o autoras diferentes presente una unidad conceptual y estilística tan acusada como sucede con ‘Historias de tres mujeres con sombrero rojo’, publicado por Huerga & Fierro y firmado por Pilar Aguarón Ezpeleta, Marta Navarro Garcí­a y Ana Rioja Jiménez. Y sin embargo esta obra ofrece una coherencia en sus contenidos y una afinidad formal incuestionables.

El libro está dividido en tres partes, ‘El almacén de las vidas robadas’, ‘Al otro lado de la frontera’ y ‘Retazos de literatura y vida’, cada una a cargo de una autora, pero aun así­ todas las historias parecen atravesadas por un mismo aroma que les confiere cierto denominador común: el tiempo, lo que fuimos y lo que somos, lo que hubo y lo que soñamos que habría, la vida, el silencio, los recuerdos.

Aunque todos los relatos se mueven a un excelente nivel literario, me gustaría, por razones de espacio sobre todo, destacar uno de cada autora.

De Pilar Aguarón me ha parecido especialmente sobresaliente el que lleva por tí­tulo ‘Mi hermana Inés’, el cual además encabeza el libro, una historia que pone de manifiesto que en ocasiones el lugar común, o eso que a veces se llama “sabiduría popular”, no es más que una excusa para evitar entrar a fondo en las complejidades de lo real, para no ver que todo tiene un envés y que a menudo el mayor error que podemos cometer es aceptar las formas convencionales de entender la vida.

Marta Navarro construye en su relato ‘Frontera’ un magní­fico ejemplo de cómo a menudo las injusticias más flagrantes tienen lugar porque aquellos que deben desempeñar un papel, y por cuyo cometido son debidamente remunerados, no dudan en cumplir escrupulosamente con su labor.

Y de Ana Rioja me atreverí­a a destacar el texto titulado ‘Las lágrimas con sabor a anchoa de Beatriz’, una excelente muestra de hasta qué punto la ignorancia, aunque estemos movidos por la buena voluntad, se convierte a menudo en un terrible generador de desgracias y puede llegar a provocar un daño terrible.

En resumen, un excelente libro de relatos de tres magníficas escritoras que juegan a la perfección con el pasado, con el tiempo y con las duras vicisitudes de la existencia. Altamente recomendable.

 

‘Historias de tres mujeres con sombrero rojo’, un libro de relatos que refleja las duras vicisitudes de la existencia

la nueva casa

blocdejavier


En la nueva casa escucho volar
a un pájaro,
le pongo migas de pan en la ventana,
sobre la mesa, en la biblioteca.
Lo busco, pero no lo encuentro.

En la nueva casa el aullido de un lobo
abre las ventanas a la noche,
le respondo en el idioma de nuestros antepasados
y espero a que se acerque.
Lo busco, pero no lo encuentro.

En la nueva casa me despierta el barritar de un elefante,
salgo a su encuentro, le pongo agua fresca
y fruta en el porche.
Lo busco, pero no lo encuentro.

En la nueva casa alguien me deja
zumo de limón en largos vasos de cristal,
música de Haendel y Battiato,
gachas de avena sobre crema de arroz
y libros de Mary Wollstonecraft sobre la mesa.

Debe de conocer bien mis gustos.
Me busca. Lo busco.

Autor: Marta Navarro

Ver la entrada original

Historias de tres mujeres con sombrero rojo. III

No quiero ser pelmaza, pero sí me apetece contar un poco lo que por mi parte habita en “Historias de tres mujeres con sombrero rojo”. Me cuesta mucho seleccionar textos, pero en este caso fueron ellos los que me seleccionaron a mí. ¿Qué historias habitan el libro que presentamos? Pues hay historias oscuras, pero también luminosas. Un par de ellas son de plena actualidad. Hay un homenaje al cine, a la relación entre lenguaje, comunicación y cine. Tuve la suerte de vivir al lado de la filmoteca, así que merendar y ver películas de Pasolini, por ejemplo, entraban en el mismo lote. Sí, sí, no era lo más apropiado para la edad, pero… Una de las historias sucede en un albergue de animales abandonados. Otra narra la jornada en un barrio mestizo y tranquilo que se ve amenazado por un concierto de neonazis. Hay historias de fronteras, esas fronteras que con sus leyes afiladas dejan fuera a quien más necesita estar dentro. Hay una herencia, un hilo invisible entre dos personas que va más allá del mundo conocido. Y sí, hay una venganza personal, lo reconozco, pero…

No imaginé que el final del confinamiento viniera con un libro bajo el brazo. Gracias, Pilar Aguarón y Ana Rioja. Gracias, Huerga y Fierro.

 

La imagen puede contener: personas sentadas