Britches, el bebé macaco al que tanto debo

Britches fue para mí un antes y un después. Tras conocer su historia, nada fue igual, nada. Entre otras cosas, porque aprendí a romper las barreras artificiales de lo que llaman “mi especie” para saltar a la de Britches. La única especie a la que quiero pertenecer es aquella que respeta a todos los seres vivos del planeta.

En 1985 un grupo de activistas de ALF rescató de las instalaciones de un centro de experimentación con animales a un bebé macaco al que llamaron Britches.

A Britches le habían cosido los párpados para “comprobar” si la ceguera permanente le producía daños cerebrales. Llevaba en la cabeza un dispositivo electrónico de ultrasonidos para ver cómo podía afectar también la privación del sentido del oído, además del de la vista. Fue sometido a escuchar una tortuosa grabación incesantemente. Britches vivía en una jaula abrazado a un cilindro metálico sin recibir atención de ninguna clase.

Y así estuvo tres largos años. Los científicos pensaban matar a Britches una vez comprobado el resultado de su cerebro. Pero no fue así: un grupo de gente maravillosa lo rescató.  Fue tratado durante mucho tiempo, ya que sufría espasmos musculares, neurosis y un estrés terrible. Pero no le faltó cuidado y cariños, todo aquello que le había sido robado nada más nacer. Al poco tiempo mejoró mucho, llegando incluso a jugar y, pasado un período de rehabilitación, fue trasladado a un santuario en México donde fue adoptado por una mona como su hijo.

Debemos recordar que hay muchos Britches en el mundo, que la ciencia está llena de personajes desalmados y que la opacidad de sus investigaciones no podrá por mucho tiempo ocultar que su comportamiento está basado en los métodos nazis, en tipos que se comportan como Mengeles y no en lo que debería ser la ciencia, la investigación del siglo XXI.

Hace treinta años de la liberación de Britches. Gracias a aquellas personas capaces de cambiar el mundo, el de las personas y el de los animales.

Te quiero, Britches.

.

5.britches.jpg

 

Recuerdos de la infancia… vegana

Corría el año 1974 o 75 cuando la profesora llamó a mis padres alarmada por una redacción que había escrito. Doña Puri nos pidió que enumerásemos los alimentos que más nos gustaban. Puso de ejemplo: pasta, filetes rusos, helados, albóndigas.
Yo escribí que no comía carne, que no comía el cuerpo de un animal que quería estar vivo, pero que habían matado para que me lo comiera.
Leí la redacción de pie, pero inmediatamente la profesora me hizo sentar. Muchos, muchos años después y por cosas de facebook me encuentro con este texto en inglés que dice exactamente lo mismo que yo escribí en aquella redacción.

Para la profesora y para mis padres, más que una hjija o una alumna, era una extraterrestre, “sufría algún trauma psicológico”. Menos mal que los años pasan, porque no es verdad eso de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Y una mierda, con lo feliz que soy ahora viendo en mi muro este cartel.

 

 

El mundo de la señora Pop, fragmento

Cada tarde la señora Pop nos enseñaba
a mirar las cosas que no se ven.
Entrenábamos horas y horas en el jardín de su casa,
nos gustaba ajustar los contornos de la luz,
darle de merendar a la oscuridad,
y observar el reverso de la sombras,
hasta que una noche aprendimos a ver las cosas invisibles.

Pelirrojas

 

Fotografía de: Igor Borisov

Texto de Marta Navarro. El mundo de la señora Pop, fragmento

El viaje de Kunkhus

Una familia de refugiados iraquíes huyeron con su gata. En Lesbos la perdieron, pero sobrevivió en una colonia callejera. El final os va a gustar. Parece un cuento de Dickens.
Vía The Guardian

Ardillas, ese mundo especial

Yo soy un poco así, como la ardilla.  ¿Alguien más en la sala se identifica?

 

Mis lobas y yo, un poema

.

Thelma, Louise y yo, o Instrucciones para ser feliz

Meter libros y una brújula en la mochila;
si no cabe todo,
sacar la brújula,
pero dejar los libros dentro.
Preparar un bocadillo y los cuencos de Thelma y Louise,
cerrar bien la puerta y alejarse de los móviles,
de las correas y de la ciudad
hasta perdernos en el país de los árboles.
Reconocer en el rumor del bosque
la voz de nuestros antepasados,
las canciones de la abuela en la noche interminable de los maquis,
los caminos donde recuperar el olfato,
rastrear la lluvia, rastrear la vida,
las palabras de menta y tabaco de mi padre,
tierra limpia para escarbar horas y horas,
la tos roja y minera de los bisabuelos,
la cima de un monte donde aullar en libertad.
Lejos de los cazadores,
ladra Thelma,
pero cerca de ti, le responde con el rabo Louise
mientras corre ladera arriba.

Y allí, las tres, bajo el cobijo del bosque,
disfrutar nuestra ración de libertad
y ser por unas horas manada,
una manada sin miedo a la vida.

.
Marta Navarro García

Amor perruno en italiano

Amor perruno en italiano es aún más amor. Simplemente precioso.

La emocionantes imágenes de un toro liberado

“Este toro estuvo encadenado durante toda su vida… Mira lo que hace cuando lo liberan.Millones de vacas viven en establos terriblemente estrechos y pequeños. Sus vidas están vacías y durante ellas se encuentran privadas de toda libertad. Es una forma de abuso que está muy poco documentada, pero que igualmente sigue siendo abuso.Así que cuando es liberado de su prisión lo celebra de forma que puedes llegar a entender lo que pasa por la cabeza de estas pobres y desafortunadas aunque maravillosas criaturas”.

“Si alguna vez pensaste que estos animales no tenían sentimientos, el toro Bandit te ha demostrado totalmente lo contrario. Por desgracia no todas las vacas tienen la misma suerte, pero al menos tuvimos la oportunidad de ver cómo liberaron a este toro”.

Tomado de aquí: https://buenamente.com/post/este-toro-estuvo-encadenado-durante-toda-su-vida-mira-lo-que-hace-cuando-la-liberan/889

 

 

Música y pájaros, terapia asegurada

Feliz Navidad a todos y todas, pero no os olvidéis de los refugiados a los que Europa sigue maltratando.

Lobos

“Los tres primeros Lobos son aquellos mas débiles y enfermos, aquellos que marcan el ritmo de toda la manada, si fuese al contrario, ellos serian los últimos y seguramente ya estarían muertos.
En caso de algún ataque, son los primeros en ser sacrificados defendiendo a sus compañeros, ademas, crean el surco en la nieve para que los demás no derrochen energía. Los siguen un pequeño grupo de 5 lobos llamados “La Vanguardia”.
En el centro otro visible grupo de 11 lobos,esta es la riqueza de la manada, el grupo mas fuerte y joven.
Sucesivamente el penúltimo grupo llamado “La Retroguardia” formado por otros 5 lobos.
Y el último, casi abandonado por los demás, es el lider, el jefe, el mas fuerte, él tiene la dura tarea de controlar, dirigir, coordinar y dar las ordenes necesarias para que todos lleguen a salvo a su destino.

La Naturaleza es muy sabia, tomemos nota de como dar ejemplo”.

.
Leonardo Perdomo Velázquez
Tomado de: Lucha en contra del exterminio del lobo ibérico

Anteriores Entradas antiguas

SubRED solidaria de Blogs en Internet, ¡UNETE!.

Anillo solidario

Entrenómadas en Flickr

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Más fotos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.416 seguidores

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.416 seguidores