La causa transversal de las mujeres que cambian el mundo

Hay artículos que los escribes dando las gracias por poder dar las gracias públicamente a tantas mujeres que cambiaron el mundo. Mujeres que hicieron la conexión entre derechos humanos, feminismo y derechos animales a lo largo del último siglo: derechos humanos, feminismo y derechos de los animales. La causa transversal de las mujeres que mueven el mundo. «Las conexiones entre derechos humanos, feminismo y derechos animales atraviesan décadas, siglos, idiomas y continentes. La lista de feministas que además eran vegetarianas es extensa, y con frecuencia olvidada por el propio feminismo: desde las sufragistas británicas de hace más de cien años hasta el movimiento Black Vegan actual, pasando por las afroamericanas de los 60-70, como Rosa Parks o Angela Davis, o la sindicalista agraria Dolores Huerta».

Un repaso por la historia que con frecuencia olvidamos. Publicado en El Caballo de Nietzsche en eldiario.es

Rosa Parks

Rosa Parks, el gesto que cambió la Historia

La vida de Rosa Parks es un ejemplo de dignidad y coraje. Todo empieza el 1 de diciembre de 1955 en Alabama (Estados Unidos). Parks, junto a tres amigos, sube a un autobús para regresar a casa. En aquel tiempo, la ley obligaba a la población afroamericana a sentarse en la parte trasera de los autobuses. Sin embargo, aquella tarde deciden ocupar los asientos centrales. De inmediato, el conductor les ordena levantarse. Rosa Parks se niega, el resto obedece. Ante su determinación, llaman a la policía. «Cuanto más obedecíamos, peor nos trataban», relata Parks en sus memorias. El resultado fue: detención, noche en el calabozo, multa, pero también el comienzo del fin. La desobediencia de Rosa Parks fue crucial para que un joven pastor llamado Martin Luther King organizara una  oleada de protestas por todo el país contra la segregación en el transporte público, que se mantuvo durante 382 días. El coraje de Rosa Parks consiguió que millones de personas que llevaban décadas obligadas a viajar siempre en la parte trasera perdieran, como ella, el miedo.

La Corte Suprema declaró que la segregación vulneraba la Constitución y un año después el Gobierno abolió todo tipo de discriminación en lugares públicos. Rosa Parks cambió la vida de la gente en su país. Hizo Historia, al devolverles la dignidad y el coraje para cambiar las cosas. Y hasta aquí seguramente no habéis descubierto nada nuevo, pero conviene conocer la evolución de esta líder comunitaria, de esta mujer que derribó con un gesto una parte del apartheid en Estados Unidos.

La evolución ética de Rosa Parks le llevó a hacer una transición natural. Como nieta de esclavos africanos, conocía bien cómo era vivir bajo el imperio de la brutalidad del racismo, la humillación y el maltrato. Por eso, no quiso reproducir esa experiencia con otros seres y rechazó formar parte de la opresión que ella misma había sufrido, negándose a consumir esclavos.  Pinchad aquí para seguir leyendo.

http://www.eldiario.es/caballodenietzsche/Causa-transversal-mujeres-mueven-mundo_6_696490365.html

 

Charlotte Despard

Hoy día Internacional de las Niñas. Haití: El prostíbulo infantil que paga con agua

Insoportable. #feminismoenred
La imagen puede contener: una persona, de pie, cielo, nubes, calzado y exterior
por Bastián Baena

Niñas haitianas menores de diez años se ven obligadas a ofrecer su cuerpo para poder adquirir un poco de agua potable en campos de refugiados.

Haitianas menores de diez años se prostituyen a cambio de agua en los campos que concentran a miles de refugiados. Estas niñas ofrecen su cuerpo para poder adquirir el agua que proveerán a unos hijos que bien podrían ser sus hermanos.

Se trata de las huérfanas del terremoto que el 12 de enero de 2010 acabó con la vida de 200.000 personas. Las mujeres no encuentran un espacio donde ponerse a salvo. Más del 90% de las violaciones son perpetradas contra menores de edad. Aumenta la tasa de drogadicción, el desempleo, crecen las golpizas y violaciones, se acrecienta la natalidad.

Casi un millón de desplazados sin techo se acostumbran a sobrevivir hacinados en tiendas improvisadas, desprovistos de servicios, atención médica y seguridad. El cólera prolifera en el agua insalubre que ocasiona la muerte cotidiana de decenas de niños.

Es el caso de Champ Mars, un campo habitado por veinte mil refugiados, en pleno corazón de Puerto Príncipe. Un sobreviviente expresa su preocupación de tener una hermana de nueve años prostituida y una hija de seis años que empieza a ser acosada. “Ninguna es virgen”-luego concluye-: “las violaciones suceden cada segundo”.

A una cuadra de Champ Mars, cercado por rejas y barrotes, el derruido Palacio Nacional ondea la bandera azul y roja que proclamaron los rebeldes haitianos cuando expulsaron a los franceses de sus tierras y al blanco de sus colores patrios. Hoy los haitianos le llaman la Casa del Diablo.

Una niña reclama: “Nadie nos ayuda”. Las ayudas internacionales fueron distribuidas durante las primeras seis semanas; luego se estancaron en medio de una corrupción policial y política que escala a todos los niveles. A escasos metros de la Casa del Diablo, un hombre manifiesta una única petición que podría salvar a los primeros en liberarse de la esclavitud: “Solidaridad”, pide.

Bastián Baena

En otros mundos

La imagen puede contener: una persona

Mi madre le daba de comer al humo hojas de hierbabuena y madera de bosque artúrico. Humo a cambio nos dejaba tocar su cuerpo insumiso y delicado. Junto a él nos elevábamos hacia mundos etéreos donde el tiempo y el miedo no existían. Tampoco el odio o el hambre, allí el verbo sospechar estaba desterrado del diccionario y la muerte escribía manuales de supervivencia para los vivos que querían seguir siéndolo.

 

Fragmento de “En otros mundos”.

Marta Navarro García
Imagen de Maggie Taylor.

W.I.T.C.H, manual de mujeres guerrilleras feministas norteamericanas

 

Llevaba tiempo detrás de W.I.T.C.H, un libro, o mejor dicho un manual de mujeres guerrilleras feministas norteamericanas. No había forma de encontrarlo, hasta que entré en la maravillosa Librería y foro de cultura crítica La Vorágine en Santander, y zas… ahí estaba mi W.I.T.C.H.  Un libro con el que se puede volar,  que te deja fuera de la realidad, quizá precisamente porque a veces la realidad necesita conjuros y gente como las protagonistas. Sólo hay un par de cosas que me han desagradado, pero es que nada es perfecto, ni siquiera ellas. Os dejo aquí un par de cosas sobre el libro publicado por la editorial La Felguera. 

«Cuando te enfrentas a una de nosotras, ¡te enfrentas a todas! Pasa la palabra, hermana»

Bajo las siglas de W.I.T.C.H. (Nueva York, 1968-1970) se escondía una sorprendente guerrilla feminista, precursora de las Guerrilla Girls o Femen, cuyas armas eran los conjuros y hechizos mágicos, el arte feminista y la acción directa. Su actividad fue frenética, escandalosa y prodigiosa. Muy pronto, la estética y el estilo de aquel grupo de brujas urbanas, de guerrilleras sin escoba, prendió la mecha en distintas ciudades americanas: se crearon células feministas que recogieron aquel mensaje.

Sus siglas fueron cambiando de manos. Las brujas estaban por todas partes. Citadas como uno de los más fascinantes ejemplos del activismo de los sesenta, el grupo pasó a registrarse con letras de oro en la historia del feminismo radical, aunque también representaban algo temido, salvaje y casi innombrable.

Panfletos repartidos en medio de un desfile: «Nosotras, hermanas brujas del único y verdadero subsuelo, anunciamos nuestra presencia y comenzamos nuestro hechizo». Boicots y acciones callejeras, manifestaciones y ocupaciones: «Somos brujas, somos mujeres. Somos liberación. Somos nosotras. W.I.T.C.H. es también una estrategia, un medio de subversión: la brujería».

Publicada originalmente por La Felguera editores a comienzos del 2007, esta obra (un auténtico manual de combate) se convirtió rápidamente en un exitoso libro debatido en todo tipo de ambientes y del que se publicaron ediciones piratas en Argentina y en nuestro país. Sin embargo, el libro se agotó y desapareció de las librerías. Debido a su importancia, hemos decidido rescatarlo. Para celebrar el regreso de W.I.T.C.H., hemos incluido un extenso ensayo titulado «Adiós a todo eso» (el último comunicado firmado por ellas y hasta la fecha inédito), tan actual que resulta sobrecogedor, y que sin duda es una de las más lúcidas críticas jamás escritas hacia el machismo de los izquierdistas y de la escena pretendidamente «sensible» a las demandas de las mujeres

Aquí os dejo algunas fotos.