Desde Zaragoza a Teherán

Nos cortamos el pelo, pero, como dice Josefina Musulén, lo que querríamos es que los gobiernos cortasen los lazos con los asesinos. Ojalá, igual que se corta el pelo, pudiéramos cortar la violencia hacia la mujeres.

María Pérez Confussión le pone nombre: «Por Nasrin Sotoudeh, condenada a 38 años de cárcel y a 148 latigazos por defender los derechos de las mujeres en Irán.

Por Mojgan Keshavarz, Monireh Arabshami y Yasaman Aryani, condenadas a 55 años de prisión por quitarse el velo en el metro de Teherán el 8 de marzo de 2019 en protesta por la obligatoriedad de su uso y por la opresión que las mujeres sufren en su país.

Por Hadis Najafi, asesinada a tiros mientras se manifestaba».

Por las adolescentes Nika Shakarami y Serina Esmailzadeh asesinadas a golpes por la policía en estos días de protestas.

Por las 16.000 niñas casadas durante este año en Irán, sometidas a la violencia y privadas de derechos y de infancia.

Por Mahsa Amini. Por todas las Mahsa Amini.

MUJER, VIDA, LIBERTAD.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s