Carta de Toni Rubio a Franco Battiato

La siguiente historia es muy especial. Una vez le dije a Toni Rubio Lo Fiego que debería contarla en una novela, además de contarsela a Franco Battitato, poco antes de aquel maravilloso concierto en Cap Roig, un concierto que se convirtió en una aventura. Os puedo asegurar que esta historia es MARAVILLOSA.

Carta de Toni Rubio Lo Fiego.


Comparto con vosotros la carta que le envié a Franco Battiato el 24 de junio de 2008.

Querido Franco: El motivo de decidirme a escribirte es, sobre todo, para decirte que me gustaría invitarte a cenar o a tomar un “Cremat” (una bebida típica de la zona que se prepara con fuego) en mi tierra con ocasión de tu próximo concierto en Calella de Palafrugell en el festival de Cap Roig, y así poder compartir contigo unos momentos en mi “lugar en el mundo”. El lugar donde vine al mundo y donde deseo descansar algún día para siempre.Mi nombre es Toni, aunque en Internet me hago llamar El Animal, y soy el autor de http://www.battiatoweb.com una Web en español dedicada a tu obra.Estuve en tu concierto del pasado 11 de mayo en Donosti-San Sebastián. Al final, en los bises, me senté en el suelo de la primera fila a los pies de Rosario (una de las chicas que se hizo el Tour Siciliano) y en ese momento cantaste “L’animale”. No creo que lo recuerdes. Tal vez esa sea la vez en que he sentido más emoción al escucharte cantar esta canción.

Cuando supe que darías un concierto en Calella de Palafrugell me pareció increíble ¡Battiato en mi pueblo! Donde nací y pasé mi infancia. ¡Y el concierto será en los jardines del Cap Roig! Parecía una confabulación astral. Los jardines del Cap Roig es el lugar donde vivían “mis segundos padres” y ahí he pasado muy buenos momentos. Era como si Battiato diera un concierto en el patio de mi casa.Te explico lo de “mis segundos padres”: Cuando nací, hace cuarenta y cinco años, en el hospital se equivocaron y me llevaron con otra señora que no era mi verdadera madre, y al hijo de ésta lo pusieron con mi madre. Mi “segunda madre” estaba muy feliz conmigo, pero mi verdadera madre no lo estaba con su “otro hijo”(también se llama Toni). Mi madre (la verdadera) se alteró mucho y alertó a las enfermeras de que le habían cambiado a su hijo y, tras un poco de lío, volvimos cada uno con su verdadera madre.

Durante mi infancia mis padres entablaron amistad con mis “segundos padres”, así que a veces me intercambiaban con ellos, a los que yo también llamaba “papá y mamá”. Mis “segundos padres” eran los guardeses del Cap Roig, una finca propiedad de “Los rusos”. Se trataba de una pareja de un ruso, ex coronel del último Zar y una británica que abandonó a su marido por él, y que en los años veinte recalaron por ese rincón de la Costa Brava y adquirieron ese lugar perdido en el mundo. Allí construyeron un castillo (en el que posteriormente también trabajó mi verdadero padre) y ella, “la rusa”, creó un jardín botánico. A su servicio tenían a mis “segundos padres” que también vivían allí y es por ello que he pasado muchos momentos de mi infancia en los jardines donde cantarás el próximo 18 de julio.

Una de las cosas que más me impactaban de pequeño cuando visitaba ese lugar, era descubrir el amor que “Los rusos” sentían por los animales. En algunos puntos estratégicos de la finca, como junto a los acantilados sobre el mar, se encontraban las tumbas de los que fueron sus animales de compañía (los perros, los caballos, o el burro). Estos animales siempre me parecieron unos seres privilegiados.No lejos de allí, entre acantilados, jugando de pequeño en esas expediciones que uno hace solo y en las que se aventura a “descubrir” el mundo que le rodea, llegué hasta un gran peñasco que se adentraba en el mar. Esa enorme roca estaba atravesada por una hendidura a modo de cueva y me parecía inaccesible para el resto del mundo, pero no para mí. Era como mi Isla del Tesoro, donde poder sentirme solo cuando quería estarlo.Por eso, de pequeño decidí que un día mis cenizas estarían entre esos acantilados del Cap Roig.Yo, desde hace años, vivo en el sur, en Alicante y a veces siento la necesidad de volver al norte, donde tengo a toda mi familia. Cuando cantas “regresar al sur para seguir mi destino, la próxima etapa de mi camino en mí, para encontrar mi estrella, los cielos, los mares, donde estaba yo” me siendo identificado contigo, pero en sentido geográfico inverso.

Todo esto que te he contado es para intentar hacerte entender lo importante que es para mí tu presencia aquí y el especial significado que tiene. Hemos quedado un pequeño grupo, parte del cual tú ya conoces, tras el concierto para tomar un cremat, en la pequeña cala del Port Peregrí, cerca del Cap Roig. Ahí se encuentra el restaurante de mis tíos, que es como mi casa y donde podemos estar tranquilos. Ya sé que tú no eres muy dado a estas cosas pero espero que te animes y pases un rato agradable entre nosotros.Con todo mi afecto y admiración.

Toni Rubio Lo Fiego

Puede ser una imagen de 2 personas, incluido Toni Rubio Lo Fiego y barba

Hasta siempre, Franco Battiato

La noticia que no quería leer ha llegado. Como no me salen las palabras tomo prestadas las tuyas.

“La línea horizontal nos lleva a la materia, la vertical hacia el espíritu”.

Franco Battiato,

Te quiero y te querré siempre.

Gracias por esas ondas gravitacionales, por ese centro de gravedad permanente, por esa sombra de la luz.

Dejo el programa que Martín Llade preparó en homenaje a Franco Battiato. Una auténtica joya. Respeto y belleza que se agradece mucho.

https://www.rtve.es/m/alacarta/audios/sinfonia-de-la-manana/homenaje-franco-battiato-19-05-2021/5908278/

Me ha parecido muy bueno este artículo sobre Franco Battiato, pinchad aquí para leerlo.

https://www.elespanol.com/cultura/musica/20210518/humanista-vegetariano-politico-franco-battiato-mistico-muerte/582311764_12.html

CANCIÓN TRISTE SICILIANA

A Franco Battiato

Nariz semita, piel de cobre,
Riposto, sombra de la luz.
Mi patria es cada vez más pobre
porque no hay gente como tú.

Reconociendo merecida
tu voluntaria reclusión,
añoro una señal de vida
con forma de nueva canción.

Sufí budista libertino,

yo te reclamo ante una cruz
con Sgalambro y Bufalino
cantando «Cuccurrucucú».

En la estación de los amores
han apresado al animal
que despejaba los terrores
del centro de mi gravedad.

Los argonautas espaciales
pierden los trenes a Tozeur
y un batallón de generales
invade el Caffé de la Paix.

Mis musas lloran por contrato;
razón: tu inmaculado The End.
Te velaré, Franco Battiato,
en el segundo anochecer.

Jesús Fernández Úbeda

https://www.zendalibros.com/franco-battiato-paa-huir-del-basurero/?fbclid=IwAR12LQT6lktjwMY8saEjlHZ5IkfnpwUkgQko32AhfshJd4WpMo-o-DAOc3c#.Xv9XCNK4IbI.facebook

Dejo una entrevista del escritor Félix Romeo a Franco Battiato.

Y entrevista en Carne Cruda