Escuela pública de Mérida discuten y leen “Cayucos”

Qué alegría encontrarme esta información de un colegio público de Mérida. “Los alumnos han preparado y leído dos poemas que se han trabajado en las clases: alumnos de 4º han leído “Cayucos” de Marta Navarro y alumnos de 5º y 6º “Los nadies” de Eduardo Galeano”.💞🌳

“En las clases se han trabajado otros poemas con temas que apoyan los objetivos de nuestro plan lector de este curso: “Valores y emociones” y se han grabado los recitales de alumnos de todas las aulas”.


Me los imagino discutiendo sobre pateras y agradezco que lo hagan a partir de un poema mío. Muchas gracias.


Aquí lo cuentan: http://bibliotecajmcalatrava.blogspot.com/…/40-anos-de-poes…

 

La imagen puede contener: 7 personas, personas en el escenario, personas de pie y exterior

 

Muchísimas gracias a todas y todos. Especialmente al profesor José Mª del Álamo, que además es poeta. Un abrazo.

Gestación subrogada? No, gracias.

“Este es el vídeo que están tratando de censurar por activa y por pasiva para que no se sepa la verdad sobre lo que tratan de vendernos como altruismo y libre elección. Como no sabemos cuánto tardaran en censurarlo en Youtube, debido a las denuncias masivas del lobby, hemos decidido subirlo a Fb también.

Que hay detrás de lo que se empeñan en llamar “gestación subrogada”?  Tomado de Towanda Rebel

Keep Calm y llevaos los huesos del carnicero de Franco

 

Los huesos del carnicero deberían tenerlos sus hijos. Hemos dejado que la prole de Franco siguiera viviendo en este país felizmente, arramblando con todo lo que se les antojaba. Aprovechándose de todo aquello que en vida de su padre y abuelo jamás hubieran disfrutado. Les hemos invitado a salir en la prensa rosa, a bailar en programas de la televisión pública, hemos dejado que incrementaran su patrimonio sin problema alguno, sin hacer preguntas, como si fueran los hijos y nietos de Heidi y no de un dictador responsable de la muerte de centenares de miles de personas. Responsable del exilio, de la cárcel, en mi caso familiar, responsable de privar de libertad a mi abuela, que salió de la cárcel para morir, y también a mi padre y a mi madre. No suelo hablar de esto, soy más de mirar hacia delante, pero es que el asunto de los huesos del carnicero Franco ya me tiene harta. Asqueada. Sacarlo de allí es una cuestión de higiene histórica y se está convirtiendo en un asunto histérico, porque de histéricos es que su familia no quiera recoger los huesos. ¿Cómo hemos tardado tanto en sacarlos de allí? ¿Qué clase de democracia es esta que se le ha olvidado hacer limpieza de la basura? Cómo es posible que después de tantos años el dictador siga dando tanto mal, los puñeteros huesos de un maldito carnicero.
Y si la familia no lo quiere, pues a la fosa común. Les dejaremos, eso sí, que lo visiten cuando quieran, no como los que están en las cunetas.
Coged los huesos y callaos de una puñetera vez.