Presentación de “Qué será ser tú”: Antología por la Igualdad

La imagen puede contener: texto

Qué será ser tú: “Lo escrito por las mujeres se agota en el boom del moento, sin que sus textos accedan a las aulas y a otros canales, mediante los cuales la recepción de su obra asegure su traspaso a la generación siguiente”. Romper esta situación es también uno de los motivos de esta antología. Me alegra mucho formar parte de ella. Os aseguro que es un pedazo de libro. Gracias a María Angeles Maeso, a Ana Pérez Cañamares y a la Universidad de Sevilla.

Presentación en Madrid, viernes 25 de mayo, a las 19.30 horas, en el bar-librería Vergüenza Ajena (C/ Galileo, 56).

Aquí Whisky disfrutando del libro.

WWhisky antologíahisky ANtología

Tea & Books, hoy con Marta Navarro

Me invitaron a tomar té y se me olvidó subir la entrevista.

Pinchad aquí para verla entera: http://vadeteylibros.blogspot.com.es/2017/12/hoy-viene-tomar-el-te-marta-navarro.html

1.- ¿Por qué te gusta leer?

Creo que con el tiempo ha dejado de gustarme para pasar a ser una necesidad. Me ocurre lo mismo con la música, también la necesito. Por muy duro que haya sido el día, siempre hay un espacio para sumergirme en un libro.

2.- ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?

Sí lo recuerdo y creo que no me sentó bien. Fue un libro de cuentos de Oscar Wilde. Aún recuerdo lo que me provocó leer El gigante egoísta.  Tal vez era demasiado joven para esa lectura, creo que aún arrastro la tristeza de ese gigante.

3.- ¿Cuál es tu libro favorito?

Soy desleal con los libros preferidos, voy cambiando según voy cambiando yo, pero sigo fiel a Anton Chéjov.  Cada vez que leo sus cuentos, siento que pierdo el tiempo cuando escribo y lo gano cuando leo.  Tío Vania me deslumbra. En poesía soy adicta a Mary Oliver y a Chantal Maillard, cada libro nuevo de estas autoras es mejor que el anterior.

4.- ¿Y tu momento favorito para leer?

No tengo un momento preferido para leer, cualquier momento me parece un regalo, pero la noche es el momento idóneo donde puedo concentrarme más, quizá porque he dejado las prisas y las obligaciones atrás.

5.- Descríbenos tu rincón de lectura.

Mi rincón preferido es un sofá que está debajo de una ventana que da a un pequeño parque. Hay mucha luz y tranquilidad, no se ven casas, el horizonte son los árboles y el cielo zaragozano, pero para ser sincera también es el lugar preferido de los gatos y perros de casa. Así que tengo una dura competencia…

6.- ¿Nos recomiendas un libro infantil?

Recomendaría muchos libros infantiles, soy una adicta a ellos. Pero voy a sugerir dos libros. Sin palabras, del ilustrador Roger Olmos, una obra de arte, ideal para los amigos de los animales, sin edad. Es un libro para que lean los padres y madres con sus hijos. Por cierto, incluye un prólogo del Premio Nobel J. M. Coetzee  y de la primatóloga Jane Goodall. Y mi segunda sugerencia sería Animalicias, de la poeta Katy Parra, un acercamiento de la poesía a los niños y niñas, una auténtica maravilla. 

Las mujeres de Lawrence. Queremos el pan, pero también las rosas

En estas fechas siempre recuerdo a las mujeres de Lawrence.
“Bread and Roses”.

Texto tomado de Todo por hacer:  “En 1912 en Lawrence (Massachusetts, Estados Unidos) las obreras textiles iniciaron una huelga que será conocida como la huelga de “pan y rosas”, puesto que sus pretensiones eran conquistar el pan (simbolizando los derechos laborales) y las rosas (como símbolo de la exigencia de mejores condiciones de vida). El detonante fue la aplicación fraudulenta por parte de la empresa de una conquista obrera: la reducción de la jornada semanal de 56 a 54 horas llevó aparejada una reducción de su ya escaso salario. Al recibir su jornal, mil obreras se reunieron en la IWW (Industrial Workers of the World), que fue una de las primeras organizaciones obreras que alentó a las mujeres a ocupar puestos dirigentes y llamaron a la huelga, que se extendió en pocos días a la mayoría de fábricas y talleres.

El comité de comité de huelga, de 56 titulares y 56 suplentes, para neutralizar las posibles detenciones, representaba todas las nacionalidades: en las reuniones se hablaban 25 idiomas y 45 dialectos. La primeras medidas aprobadas fueron la creación de un fondo de huelga y un piqute masivo de veinticuatro horas que impedía el paso a las fábricas.

Uno de los puntos importantes del trabajo del sindicato fue la de facilitar la participación de las mujeres, para lo que el comité de huelga instaló guarderías y comedores comunitarios para hijos e hijas de las obreras. Además se realizaban reuniones solo de mujeres, ya que también es necesario combatir el machismo entre los obreros, incluso entre los activistas. Una de las impulsoras más entusiastas fue Elizabeth Gurley Flynn.

Por la creciente violencia se decidió enviar a los niños a otras ciudades, donde serían albergados por familias solidarias. En momento en que se disponía a salir un tren hacia New York, la policía desató una represión desmedida en la estación, lo que llevó la huelga a las páginas de los diarios nacionales y al Congreso.

Todos hablaban de Lawrence: los dirigentes de la central sindical oficial tuvieron que pronunciarse, pero no apoyaron la huelga: tildaron a las obreras de izquierdistas, anarquistas y revolucionarias, no querían saber nada con los comités de huelga. Pero las obreras de Lawrence contaban con un apoyo amplísimo: se realizaban mitines de solidaridad en todo el país, las universidades cercanas, como Harvard tenía comités estudiantiles que colaboraban con la huelga, recolectaban dinero, difundían la lucha y viajaban a Lawrence para colaborar directamente con el comité de huelga.

La gran difusión, la firmeza de las obreras, y el miedo a que se extendiera la huelga, hizo ceder a los empresarios. Después de una larga lucha, durante casi todo el invierno, el 12 marzo la huelga de “Pan y Rosas” culmina con una de las primeras victorias del movimiento obrero en Estados Unidos, con la implementación de la jornada reducida, aumento de salarios y el reconocimiento de los sindicatos”. La imagen puede contener: 3 personas, personas de pie, multitud y exterior

Fragmento del Poema publicado en “Vietnam bajo la cama” Amargord y  “Antología de poesía por la Igualdad Qué será ser tú. Universidad de Sevilla.

No hay texto alternativo automático disponible.