Para que los animales dejen de ser cosas

Artículo de Chesús Yuste publicado en El Caballo de Nietzsche.

Pinchad aquí para leerlo entero

Berta, esperando un hogar en el Centro de Adopción HOOPE.

“El Código Civil español es una herramienta obsoleta, que data de 1889, y que presenta una visión anacrónica y retrógrada de los animales, heredera del Derecho Romano, considerándolos un bien patrimonial, equiparados a las cosas, a los bienes muebles. Solo en ese contexto podía entenderse que los animales de compañía fueran embargados o ejecutados por el acreedor para el resarcimiento de una deuda, o fueran subastados para liquidar una sociedad de gananciales, con consecuencias catastróficas para el animal, pero también para las personas. O que, en el caso de separaciones o divorcios no amistosos, los animales de compañía fueran objeto de litigio, al igual que el piso o el coche, sin que nadie velara por su bienestar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s