Amor y elefantes. Muerte y reyes

Emociona ver cómo acuden los elefantes de este santuario a la llamada de su amigo. Una persona en la que confían, una persona que les ha ayudado a salir adelante, una persona con la que establecen una relación de amista y complicidad muy hermosa. Y luego imaginas al rey emérito  de España disparando contra un hermoso elefante en África o emborrachando a un oso manso y muy querido para luego dispararle después.  Ahí está la diferencia,  uno cuida, el otro mata. Uno es anónimo, el otro es rey de España.

La vida siempre al revés…