Franco Battiato, conciertos de 2017

Una gozada volver a escuchar a Franco Battiato

Battiato 2

Me llevo en la mochila algunas dosis de “geometría existencial, unas amigas llamadas ondas gravitacionales, un animal que llevo dentro y que no me deja ser feliz, me roba todo, hasta el café.” Con tiempo atravesaré los campos del Tennessee y le ofreceré a la sombra de la luz un poco de agua y viajar con Gli Ucceli. Un concierto con altibajos, con momentos preciosos y con otros que se quedaron en el camino, un concierto con frío, abundante sorbos de té y con un pañuelo aliviando la nariz del guardián del Etna. Ah, y con un presentador que dio datos innecesarios, a la contra, olvidó otros que sí lo eran. No sé qué aporta (salvo incomodar al invitado) decir que el músico al que más de 4.000 personas esperaban para verlo actuar tiene 73 años. A él no le gustó, a mí tampoco.
Bueno, pues con esta sensación de Povera Patria me ausento unos días. Mi auto de fe está envuelto en cigarillos sicilianos y en poesía, mucha poesía.


Treinta años después, Battiato regresó a Aragón. Un Battiato distinto, con dificultades en algunas canciones, pero con una belleza absoluta en otros temas, con un cuarteto de cuerda impresionante y con uno de los mejores pianistas que conozco, Carlo Guitoli es un crack. Gracias, Battiato. Y a vosotrxs, nos vemos a la vuelta.

Un abrazo,

Aquí algunas fotos

https://www.facebook.com/pg/FestivalPirineosSur/photos/?tab=album&album_id=10159093015020192

Crónicas de la Semana Negra (1)

El blog de Chesús Yuste

1-1Ayer tarde por fin conocí la Semana Negra de Gijón personalmente en persona, como escribiría Camilleri. Entre los graznidos de las gaviotas y el olor a sal del mar, se yerguen en el solar de lo que fueron unos antiguos astilleros las tiendas y las pérgolas de lo que bien podría parecer a simple vista el espacio acotado para las fiestas de un pueblo. Al fondo la noria para ver Xixón desde lo más alto; alrededor, puestos de comida de todo el mundo; en medio, un gran escenario para los conciertos nocturnos. Por el otro lado, sidrerías con comida tradicional asturiana; librerías… ¿Librerías? Ahí empieza lo que hace diferente esta fiesta. En snuna gran carpa, Paco Taibo, el fundador de la fiesta, presenta su última obra, Patria, muy mexicana (no confundir con su homónima), mientras que en una carpa mediana, llamada A Quemarropa, se presentaban varios libros sobre…

Ver la entrada original 267 palabras más