«A Christmas Carol», o Dickens for ever

Entre nómadas

Para mi padre, Martín Navarro, incondicional de Charles Dickens

«Cuento de Navidad», de Charles Dickens.

El primero de los tres Espíritus

Cuando Scrooge despertó, había tanta oscuridad que, al mirar desde la cama, apenas podía distinguir la transparente ventana de las opacas paredes del dormitorio. Hallábase haciendo esfuerzos para atravesar la oscuridad con sus ojos de hurón, cuando el reloj de la iglesia vecina dio cuatro campanadas que significaban otros tantos cuartos. Entonces escuchó para saber la hora.

Con gran admiración suya, la pesada campana pasó de seis campanadas a siete, y de siete a ocho y así sucesivamente, hasta doce; y se detuvo. ¡Las doce! Eran más de las dos cuando se acostó. El reloj andaba mal. Algún pedazo de hielo debía haberse introducido en la máquina. ¡Las doce!

Tocó el resorte de su reloj de repetición para rectificar aquella hora equivocada. Su rápida pulsación sonó doce…

Ver la entrada original 5.665 palabras más

Vera y Victoria, una historia de amor

Hace tiempo que no veía nada tan bello y exquisito. Para disfrutar del orginal pinchad aquí: El asombrario, donde lo han publicado. Maravillosas fotos de Mar Sáez  y texto del periodista Rafa Ruiz

Vera y Victoria from Mar Sáez Martínez on Vimeo.

Así presenta el trabajo Mar en su web: “Comparten un proyecto de vida común e ignoran los prejuicios de otras personas. Sencillamente son dos mujeres que se aman. Se complementan, se atraen y se comprenden. Caminan juntas en la misma dirección y, paralelamente, conservan su propio espacio. Vera es vegetariana, está terminando Filología Clásica y le fascinan los animales. Se siente mujer desde la infancia, pero hasta los 18 años no se lo confesó a su familia. Desde entonces, dejó de llamarse Bernardo y ese niño desapareció de su vida. Es activista y se siente orgullosa de su cuerpo. No tiene intención de someterse a ninguna cirugía. Defiende que la identidad sexual está en la cabeza de cada persona y que la reasignación genital es una decisión personal e individual. Victoria alterna trabajos temporales como camarera. Es un torrente de vitalidad y adora que su pareja le sorprenda y le robe besos cuando menos lo espera. Vera y Victoria son dos jóvenes de 26 y 22 años que tienen sueños, anhelos, miedos e ilusiones”.

Y ambos proyectos, el de Vera-Victoria y el de Gabriel, han obtenido el reconocimiento de los premios Lux (premios de Fotografía Profesional) en los años 2014 y 2015. Y han iniciado una bonita trayectoria de exposiciones. La historia de Victoria y Vera se presentó en la primavera de 2015 en la galería madrileña Mad is Mad, con comisariado de Roberto Villalón, y ahora puede visitarse en la galería Kursala, en Cádiz, hasta el 20 de diciembre.

Gabriel Celaya, por Martín López-Vega

Entre nómadas

Os recomiendo este excelente artículo.

Rima interna por Martín López-Vega

Gabriel Celaya: Nada es el mar sin hombre que lo nade

El año pasado se cumplieron veinte años de la muerte de Gabriel Celaya (1911-2001) y cien de su nacimiento. El centenario, y es raro en estos tiempos tan dados a la efeméride, pasó con más pena que gloria, y San Gabriel Celaya (así le llamaba en un poema el poeta Victoriano Crémer) sigue en el limbo de los poetas poco o nada leídos (aunque no mal editados: ahí están los tres tomos de su poesía completa en Visor). He aquí un poema de Celaya, bien conocido, titulado “Biografía” y que uno no entenderá que no consiga que todo aquel que no haya leído a Celaya se lance a las librerías y bibliotecas en busca de sus libros:

No cojas la cuchara con la mano izquierda.
No pongas los codos…

Ver la entrada original 319 palabras más

La mirada de los lobos rojos

La mirada de los lobos rojos, uno de los animales más amenazados del planeta. Rojizo cerca del hocico, detrás de las orejas y en la parte posterior de sus extremidades.
«Apenas quedan cincuenta en EE.UU, en Carolina del Norte y Carolina del Sur y en  Pensilvana. El año pasado fueron asesinados varios. Para combatir estos asesinatos, la Federación Nacional de Vida Salvaje ofrece recompensas que ascienden a los 33 000 dólares, para motivar a las personas a brindar información relacionada con los ataques y ayudar a que los implicados en estos sucesos sean procesados acorde a la ley. La pérdida de incluso un solo ejemplar se considera ahora un crimen federal».

 

20 Most Influential Women Authors Of All Time

100 Classics Challenge

womenauthors-tile

Reading LM Montgomery got me to thinking of who the most influential female authors really are.  Here is my list of the top 20 female authors of all time.

Maya Angelou
She is arguably the most famous African-American autobiographer and poet in history. Angelou broke the mold when she wrote her six autobiographical volumes in a nontraditional structure that completely changed the genre. Angelou opened up to readers and shared her controversial life stories without shame or censorship. Her candidness and unique literary style pushed the boundaries for all female writers and changed the face of autobiographies forever.

JK Rowling
This British author is one of the most widely read female authors in history. Her popular Harry Potter series combined whimsical fantasy and inspired a generation of children to get excited about reading. Her books ahve also inspired readers on a social, moral, and political base. Even her personal story…

Ver la entrada original 1.161 palabras más

Hugo Boss, el diseñador de ropa para los nazis.

Resultado de imagen de Hugo Boss, el nazi

El olvido hace bien su trabajo. Cumple con el horario estipulado y se apunta siempre a hacer horas extras. En cuestiones políticas dobla siempre su turno. El olvido hace bien, hace muy bien su trabajo.

Cuando compres productos de Hugo Boss, debes recordar que este sastre alemán utilizaba a esclavos en sus fábricas y que diseñó los uniformes de los nazis.

«La conocida firma de ropa «Hugo Boss» es sinónimo de calidad, elegancia y, sobretodo, alta costura. Sin embargo, su fundador, Hugo Ferdinand Boss, era conocido en la Segunda Guerra Mundial por algo bien distinto: fabricar los trajes para las tropas nazis dirigidas por Hitler y usar a prisioneros judíos como mano de obra. Y es que este costurero alemán fue durante años el sastre del Tercer Reich

La historia de Hugo Boss comienza en 1923, año en que el modista fundó un pequeño taller de sastrería en Metzingen, un pueblo al sur de Stuttgart. Allí, como afirma el historiador y periodista Jesús Hernández en su libro «100 Historias secretas de la Segunda Guerra Mundial» (el cual presenta en su blog), «el sastre se dio cuenta de que el negocio era vestir a las tropas hitlerianas».

Boss, un nazi convencido

Corría el año 1931 y Alemania vivía asolada por las duras condiciones que le habían impuesto los aliados por ser la nación que, de forma «oficial», había iniciado la Primera Guerra Mundial. Concretamente, este país se veía ahora en la ruina ya que estaba obligado a pagar grandes impuestos al bando vencedor (denominados como «reparaciones de guerra»). Esto, unido a la gran crisis económica de 1929, había dejado a Alemania en el ostracismo.

En esa época, un joven Adolf Hitler había tomado ya las riendas del Partido Nazi y su discurso comenzaba a convencer a muchos alemanes. Y, al parecer, uno a los que persuadió fue Hugo Boss. «En abril de 1931, cuando aún Hitler no había llegado al poder, Boss, que entonces tenía 46 años, decidió alistarse en el Partido Nazi. Su número de afiliado sería el 508.889», afirma Hernández.

En 1933, dos años después de comenzar su aventura textil, y tras pasar multitud de calamidades económicas, Hugo Boss ya había decidido que su futuro sería proporcionar la indumentaria a las «Waffen SS» (un cuerpo de elite creado por Hitler para su protección, entre otras funciones), las SA (una organización paramilitar del partido nacionalsocialista), y las Juventudes Hitlerianas, según explica el historiador.

Aquí puedes leer más.

http://www.abc.es/20121005/archivo/abci-hugo-boss-sastre-confeccionaba-201210041610.html

Y aquí: http://extrastory.cz/slavny-navrhar-sil-uniformy-pro-wehrmacht-a-ss-svadleny-a-krejci-mu-dodavalo-gestapo.html