Isla Canela, o cómo se reboza la izquierda en la mierda

LA DESVERGÜENZA DE LOS CAPITALISTAS DE IZQUIERDAS

Que el capitalismo fabrica sociópatas a paladas no es nuevo. Que pertenezcan al mundo del arte y que incluso se llamen de izquierdas aún lo es menos, es más, yo diría que es casi lo habitual. Un grupo de accionistas de un complejo urbanístico realizado sobre dominio público y saltándose toda la legislación medioambiental del mundo que quedó a medio hacer o medio vender cuando estalló la burbuja, y entre los que se encuentran nombres como Ana Belen, Víctor Manuel, Miguel Ríos y supongo que algún otro de los artistas del cartel, se disponen en breve a montar en el mismo lugar que ellos destrozaron y llenaron de dolor y cemento un Congreso del Bienestar y la Música… la noticia si no fuera por la amargura que produce a los que han sufrido el acoso, la persecución e incluso la cárcel por defender este trozo de litoral onubense, parecería un chiste, un mal chascarrillo, como aquel cuento de Galeano en el que se fusilaba a la oveja negra para luego hacerle un monumento… Desde aquí hacemos un llamamiento a las personas decentes que se han podido dejar embaucar por estos cantamañanas para boicotear este presunto congreso que si busca algún bienestar no es el del pueblo y el medio ambiente que machacaron sino el de sus carteras, sus sicap y sus cuentas en paraísos fiscales.

Antonio Orihuela

Carta abierta a ponentes y participantes en el primer Congreso del Bienestar y la Música Isla Canela

Nos alegra que nos visiten, nos alegra que conozcan y disfruten de los espacios naturales que alberga la desembocadura del Guadiana. Agradecemos su música, que nos ha proporcionado y proporciona tantos ratos de bienestar.

Pero nos ha sorprendido la imagen que jalona la publicidad del primer Congreso del Bienestar y la Música, una imagen de apartamentos y embarcaciones de recreo, que parece querer representar a Isla Canela. Y queremos decirles, que esa imagen es real, copia idéntica a la de otros montones de sitios de la costa andaluza en los que apartamentos y puertos deportivos se ubican sobre lo que hasta hace pocos años eran singulares espacios marismeños, playas y dunas, cuyo bienestar fue destruido para mayor beneficio de empresas como PRYCONSA, que ahora patrocina el Congreso en el que participan.

A pesar del deterioro y la destrucción queda playa, quedan marismas, nos queda la mar y el Guadiana y nos brindamos a acompañarles para que puedan sentir sus pulsos vitales, cada vez más debilitados. También nos ofrecemos a recordar juntos lo que fue Isla Canela, reconociendo los ataques a su bienestar, haciendo justicia a la lucha por la vida de sus habitantes, escuchando la música de los espacios perdidos y el pálpito de los que aún nos quedan para disfrutar y conservar. Por nuestro futuro, para que el bienestar sea algo más que un eslogan patrocinado por quienes solo atienden a sus cuentas de resultados.

Eladio Orta e Iñaki Olano

Ecologistas en acción de Ayamonte

Pinchad aquí.http://congresosdelbienestar.es/agenda/