Dom Pedro Casaldáliga

DOm Pedro Casaldáliga

Cuentan que derrotó los inviernos con las palabras justas y que luego se adentró en el bosque para curarse del hechizo de los cuerdos. Desde Säo Felix do Araguaia su voz trenzó homilías y bálsamos para apuntalar los días con peligro de derribo. Con la noche en los puños sigue oficiando de hombre bueno. Quienes le conocen dicen que tiene manantiales en la lengua y un maletín donde guarda la memoria del tiempo, la belleza del mundo. Yo le llamo, Dom Pedro Casaldáliga.

 

Anuncios

2 thoughts on “Dom Pedro Casaldáliga

  1. Derrotar inviernos con la palabra justa, curarse del hechizo de los cuerdos, apuntalar los días con peligro de derribo, oficiar de hombre bueno. Hay personas que dignifican a la humanidad: Tú, tu compromiso y tus bellísimas palabras; Pedro Casaldáliga con su humilde y comprometida entrega donde la altura de su cargo es mucho menor que la de su servicio a las causas más justas y olvidadas.
    Gracias, Marta, por iluminar el alba hoy a algunos escrutadores de bellezas escondidas que a veces dudan de la misma humanidad a la que pertenecen.

    Te recuerda y lee, Julio (Ybris)

  2. Oh, qué sorpresa y alegría, Julio. Tengo veneración por Casaldáliga y de vez en cuando subo cosas sobre este extraordinario ser, toda la belleza de un mundo mejor las encuentro en él y lo dice alguien que es agnóstica.

    Me alegrá saber de ti. Cuídate mucho. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s