Hasta siempre, Silbo

supersilbo

Silbo
Llegaste a casa hace diecisiete años, tenías el cuerpo lleno de heridas y el pelo con cientos de nudos, pero entre tanto bosque de rastas asomaban unos ojos brillantes y un maullido que nos impresionó. Hoy te has ido en silencio, no importa que yo tuviera un plan para que te fueras sin sufrir, sin salir de casa, con la veterinaria de siempre y en compañía del resto de la manada. Has decidido irte el día del Pilar en una jornada festiva llena de ruido y de caos. Tú estabas preparado para irte, pero yo no estaba preparada para que te fueras. Quería tenerte más tiempo, despedirme de ti, darte las gracias por tantas cosas. Gracias por acompañarme cada día, por enseñarme la belleza animal que tantas veces olvidamos, gracias por ayudarme a romper en mil pedazos la barrera de la especie y por enseñarme a ser una más de la manada. Tú me diste la clave para amarte no sólo a ti, también al resto de los animales. Gracias por revisar mis textos como el mejor de los editores, por olfatear poemas y tirar al suelo seguramente los peores, por abrigarme el cuello con tu manto atigrado, por regañarme cuando llegaba tarde a casa, por avisarme de la llegada de una tormenta, por suavizar mis enfados. Gracias por haber acogido tan bien a todos los gatos que han pasado por casa, gracias por cuidar a Erin cuando llegó con la cabeza rota, gracias por desayunar tostadas quemadas conmigo, gracias por amar a Mozart, por vigilar la ropa recién planchada. Gracias por intuir los cambios de humor,  por ronronear cuando llegaban. Gracias por no separarte de mi cama cuando llegué del hospital, tenían que traerte la comida a la habitación. No hubo forma de sacarte de allí, sabías que tras las vendas había un cuerpo que defender y cuidar. Y lo hiciste, y de qué manera. Te has ido con veintidós años. Veintidós años de belleza y generosidad. Tengo la sensación de que se ha ido el guardián de mis mejores recuerdos, mi amigo, mi cómplice. Te quiero y te querré siempre. Te queremos y te querremos siempre. Chesús, Lia, Elrond, Erin, Whisky, Molly y yo.

SILBO

SIlbo maleta

SIlbo en la siesta

SIlBo espectacula

Silbo y yo blanco y negro definitivo

Hasta siempre, Silbo.

Anuncios

16 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Félix
    Oct 14, 2014 @ 09:32:01

    Lo siento. Perder la compañía de un animal es más duro de lo que muchos creen. Lo he vivido en tres ocasiones y el único consuelo cierto ha sido acoger a otro.

    Responder

  2. Cristina Cañizares
    Oct 14, 2014 @ 10:19:28

    Bonito mensaje, seguro que está orgulloso y agradecido por todo tu cariño. Un abrazo y ánimo.

    Responder

  3. Feli
    Oct 14, 2014 @ 13:46:47

    Truli se fue en octubre del año pasado después de diez y seis años de enseñarme quién soy y como estar en el mundo…y se me llenan los ojos de lágrimas mientras te escribo. Gracias por tomarte el tiempo de escribir este texto que suscribo íntegramente… Tabi saltó a mis brazos el 24 de diciembre pasado en una calle llena de coches, lluvia y exceso de alcohol. Era adulta, parecía preñada…ya la había visto una semana antes y pensé que era de alguna casa…la cogimos y le dimos todos los cuidados para que estuviese en condiciones de ser adoptada por alguien amigo…se ha quedado y doy gracias por que decidiese adoptarnos ella a nosotros…Un beso Marta.

    Responder

  4. Feli
    Oct 14, 2014 @ 13:49:36

    Silbo vivirá en ti a partir de ahora…

    Responder

  5. alba
    Oct 14, 2014 @ 15:51:58

    Hola Marta, lo siento mucho. No hay palabras para esto, sólo un gran abrazo.

    Responder

  6. Montse
    Oct 14, 2014 @ 15:57:43

    Son parte de la familia. Creo que no somos capaces de comprenderlo hasta que un día se instalan en casa y se unen a los mismos lazos que el resto de miembros. Seguro que fue un hermoso gato muy querido. Un privilegiado.
    Un abrazo muy fuerte, Marta.

    Responder

  7. Marian
    Oct 15, 2014 @ 14:27:07

    Precioso homenaje q refleja la sensibilidad y la gran persona que debes de ser. Un abrazo y mucho ánimo pensando q con vosotros fue feliz.

    Responder

  8. Ruth Toledano
    Oct 15, 2014 @ 14:56:39

    Querida Marta, os envío todo mi cariño y resumo lo que siento cuando leo tu texto y veo vuestras fotos: no me habría importado ser Silbo, para poder estar en tus brazos y seleccionar tu poemas; y ser tú habría sido un honor, entre otros motivos, para haber tenido el privilegio de compartir la vida con tan venerable ser.

    Responder

  9. África Jiménez Ruiz
    Oct 15, 2014 @ 16:22:06

    No te conozco pero comparto tu dolor.Hace cuatro meses murió mi perro,nada es igual..

    Responder

  10. N.
    Oct 16, 2014 @ 19:55:22

    Lo siento mucho Marta, te comprendo perfectamente, a veces se lleva uno mejor con los animales que con las personas.
    Besos.
    N.

    Responder

  11. aurora
    Oct 16, 2014 @ 21:34:46

    Lo siento Marta, aunque no tengo animales en casa, creo que lo pasaría muy mal cuando faltaran. Un abrazo

    Responder

  12. José Enrique Zaldívar Laguía
    Oct 17, 2014 @ 20:13:41

    Lo siento mucho, Marta. Sé lo que estás pasando porque lo he vivido muchas veces, unas con los que eran nuestros y otras con los que no lo eran. Un beso.

    Responder

  13. entrenómadas
    Oct 21, 2014 @ 19:55:06

    Muchas gracias, Félix, yo sé que tus palabras son siempre sinceras.
    Gracias, Aurora, sí se pasa mal, muy mal.
    José Enrique, anda que no te he dado mal preguntando cosas sobre Silbo. Y todas fueran muy útiles.
    Gracias, Cristina y Feli, de todo corazón.
    Marian, sí, eso espero, que haya sido feliz. Nosotros lo hemos sido con él.
    Gracias, Montse, tú eras amiga de SIlbo, experta en gatos y ocasionalmente su cuidadora. La mejor, sin duda.
    Ruth, qué bien tenerte cerca, porque con tus palabras has entrado en casa. Se las he leído al resto de la manada.
    Alba, amiga, sé que lo dices de verdad, grazie mille!
    N. Es cierto, lo que dices, una etapa de la vidad se va con ellos.
    África, gracias por tus palabras.

    No sabéis cuánto agradezco vuestras palabras. Un beso enorme para cada uno de vosotros y vosotras. Gracias de todo corazón.

    Responder

  14. entrenómadas
    Oct 27, 2015 @ 20:25:29

    Reblogueó esto en Entre nómadasy comentado:

    Hace un año que se fue mi querido Silbo

    Responder

  15. M Cinta
    Oct 28, 2015 @ 10:38:43

    Se les recuerda siempre. Todos los perros y gatos que me han acompañado siguen teniendo un lugar en mi corazón

    Responder

  16. Almudena Ventosa
    Oct 30, 2015 @ 21:00:53

    Imagino que este precioso recuerdo que le dedicas a Silbo es sólo un pequeño resumen de todo lo que aprendiste gracias a él.
    Concuerdo por completo en eso de que nos dan la clave para romper la barrera de la especie y para amarlos no sólo a ellos sino a todo el resto.
    Pienso que los queremos tanto porque su generosidad, grandeza y sencillez nos hacen tangibles gran parte de los valores más puros y sublimes.
    Gracias, gracias, gracias, le has repetido muchas veces. Probablemente lo mismo que él te decía a ti cada día y lo que te repetiría si leyese las palabras que le dedicas.
    No sé quién de los dos tuvo más suerte.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SubRED solidaria de Blogs en Internet, ¡UNETE!.

Anillo solidario

Entrenómadas en Flickr

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Más fotos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.775 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: