Llenad los cuencos

Bagdad

.

Llenad los cuencos de silencio,

de palabras,

pero nunca de obediencia.

Dejad que la obediencia se desangre en la boca

de quienes administran nuestra derrota

cada mil cuatrocientos sesenta y un días.

Y que se ahoguen todos,

los azules violentos, las rosas adulteradas,

los sindicatos con biodramina en vena,

los mercenarios de la solidaridad y sus bondades bélicas.

Que se ahoguen en su basura

de leyes tóxicas,

en sus mentiras de samaritanos yonquis del poder.

 

Llenad los cuencos y los días

con minutos y explosivos

y hacedlos estallar cuando os ofrezcan  sus calendarios

llenos de trampas, pobreza y azufre.

Pero después,

vestíos con las mejores flores,

con las mejores palabras,

con la mejor música

y celebrad el final de los días errados,

el cese del dolor gobernado con azúcar y sangre.

 

Y cuando llegue la noche,

repletos los cuencos de risas y de bosques,

volved a empezar

como si nada terrible hubiera

                  ocurrido sobre la tierra.

.

Texto de Marta Navarro García

 

Rayaduras mentales III

Jirafa amiga

Hola, buenos días. Vengo para decirte que tanto Costa Rica, El Salvador, Colombia, Perú, Bolivia y Paraguay han dicho “No a los circos con animales, no al sufrimiento, no al colonialismo rancio y repugnate”. Recuérdaselo a los concejales del PP o del PSOE de Zaragoza. No tenemos inconveniente en abrir las jaulas de los animales y meterlxs a ellxs durante un tiempo, quizá así lo comprendan mejor…

—————————————-

El fascismo, el franquismo, el hipotiroidismo histórico, como el cartero, siempre llama dos veces a la puerta de la historia.
¿Quién es el imbécil, el desmemoriado que le abre, que le permite entrar en nuestras vidas?

——————————

A la historia le gusta renovar su contrato con dictadores y gilipollas. Y a los demás que nos den. Historia, ya te vale, mejor te compro una guillotina y un GPS para que atines un poco más. Leer la prensa o escuchar un informativo resulta tan doloroso. Pateras, ese fracaso del mundo, de la ética, de la dignidad.

————————————

La película del autobús, la película de la sobremesa y la segunda película que publicitan para después tienen un denominador común: Las mujeres protagonistas llevan falda muy corta y son psicópatas que matan a los indefensos y sufridos tíos con los que se enrollan.
Herodes, ven y haz una sangría con los guionistas, majete.

—————————————————————-

En el mar todo es distinto, bajo el agua no se escucha a Marhuenda. Igual el futuro está aquí…

PD: ¿Quién es el insufrible que programa pelis de tiburones en verano?

——————————————————————–

Términos medios, ¿dónde estáis cuando se os busca?

Para qué sirven los términos medios. Y si de pronto los encuentras todos: ¿Qué haces con ellos? ¿A qué precio están en el mercado? ¿Puedes enfermar de sobredosis de términos medios? No sé, igual es carca hablar sobre ellos, igual no son necesarios, pero me da que han venido hoy de visita y no sé bien cómo ni dónde ubicarlos.

———————————————————–

Prométeme que nunca tendremos a una Ana Mato en el gobierno, que jamás habrá elecciones ni nada que se le parezca, que seremos animales siempre, siempre.

——————————————–