Campamento Dignidad, poemas para la conciencia

Presentación libro I

“Aunque comen allí, no es un pic-nic. Aunque duermen allí, no es una excursión. Aunque beben allí, no es un bar. Aunque viven allí, no es una vida. Se hacen llamar Campamento Dignidad y están señalando una puerta. No es cómodo ni divertido, pero es sin embargo un gesto digno: lo que se llama una protesta. Pertenecen a la Plataforma por la Renta Básica y la puerta que señalan es la del Servicio Extremeño Público de Empleo, fachada de las políticas de empleo de la Junta de Extremadura.”. Santiago Alba RicoLibro campamento

Hace unos días se presentó  el volumen colectivo Campamento Dignidad: poemas para la conciencia. 2013. Dicho libro, que recoge textos de varios autores entre los que me incluyo, se ha publicado para apoyar la lucha de los colectivos extremeños implicados en la Renta Básica, STOP DESAHUCIOS y Asambleas de Parados. Para mí es un honor participar en esta publicación donde solidaridad y poesía son el motor principal. Os dejo el correo donde podéis adquirirlo y un enlace. También su precio, 10 euros, que va íntegro a Campamento Dignidad.

Contacto: zambradistribuidora@gmail.com

acampadamerida@gmail.com o a lajaimadelverso@hotmail.com.

Y también se puede comprar aquí, pinchad en el enlace:

Para seguir en facebook pinchad aquí.

Y algunos poemas en el blog de “Las voces del extremo”.

Cultura y resistencia

El texto entero de Santiago Alba

Aunque comen allí, no es un pic-nic. Aunque duermen allí, no es una excursión. Aunque beben allí, no es un bar. Aunque viven allí, no es una vida. Se hacen llamar Campamento Dignidad y están señalando una puerta. No es cómodo ni divertido, pero es sin embargo un gesto digno: lo que se llama una protesta. Pertenecen a la Plataforma por la Renta Básica y la puerta que señalan es la del Servicio Extremeño Público de Empleo, fachada de las políticas de empleo de la Junta de Extremadura. Exigen dignamente dignidad para los 180.000 parados extremeños; exigen -es decir- empleo público y renta básica o, lo que es lo mismo, las condiciones mínimas para que un ser humano se convierta en un ser humano. O más exactamente: en un ciudadano.

Las revoluciones árabes ciñeron todas sus demandas en la palabra “karama”, “dignidad”. Es sin duda una palabra bien elegida, la cifra donde cristalizan todas esas demandas, sociales y políticas, que resumen la autodeterminación de la existencia: alimentación, vivienda, sanidad, educación, información, capacidad de decisión, libertad de movimiento, y ello con independencia de que se tenga o no un trabajo. Esas son las condiciones materiales y políticas de la dignidad humana y si no se tienen, si se nos roban, si se nos escatiman o se nos limitan, la dignidad consiste entonces en rebelarse, protestar, señalar colectivamente las puertas cerradas, las fachadas engañosas, los parlamentos vacíos. España -escribía hace poco- es cada vez más “una dictadura árabe”. Los compañeros de Mérida, con su gesto digno en pos de la dignidad, forman parte de esa marea anti-dictatorial cuyo oleaje baña ya otros continentes posibles. Han acampado en la lucha y beben, comen y duermen en la plaza común. E incluso se sientan de pie.

Santiago Alba Rico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SubRED solidaria de Blogs en Internet, ¡UNETE!.

Anillo solidario

Entrenómadas en Flickr

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Más fotos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.775 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: