En respuesta a Julián Buey, secretario general de CCOO en Aragón

Stop

En respuesta a Julián Buey

Sostiene Julián Buey, secretario general de CCOO en Aragón, que los escraches denotan en el fondo debilidad, sostiene que lo importante es ir al fondo del problema: la perversión del sistema.  Sostiene Buey que los escraches afectan al entorno familiar y personal de los responsables políticos y que eso no es agradable. Buey puede decir y opinar esto y más, incluso podría pensarlo en suajili o en finlandés, libre es de opinar, pero resulta que Buey es secretario general de un sindicato mayoritario de clase y con mucha historia.  Un sindicato con miles de afiliados, seguro que entre los desahuciados hay gente de CCOO, gente que sufre el “desaguisado” -así lo denomina él- de las políticas europeas. ¿Será para Buey el suicidio un desaguisado? Buey se cura en salud en los primeros párrafos de su artículo, que si niños desnutridos, que si familias empobrecidas, parece que lo comprende todo, que asume el dolor del mundo. En esta parte de su artículo parece uno de esos actores que hablan de lo mal que está el mundo para después pedirte que le des a un botón para sumar votos contra del hambre, todo menos molestar al sistema, todo menos enfadarse con él haciéndole un escrache al responsable del desastre. Enfadarse sí, pero bajito, sin que se oiga mucho.

A veces conviene recordar cómo la fuerza y presión de los piquetes de los sindicatos durante las huelgas ha hecho que algunas empresas cerrasen contra su voluntad para poder llevar a cabo la jornada de protesta necesaria. ¿Qué opina de eso, Buey?, ¿hay que ir a las huelgas bajando el tono, para no molestar o disturbar? Yo creo que no, sobre todo cuando el futuro depende de medidas drásticas como el escrache o el piquete informativo o de presión.

Echo de menos más respuestas desde dentro del sindicato al artículo de Buey. Seguro que hay miembros destacados de CCOO que están a favor del escrache. Gente de la izquierda que  suelen manifestarse vestidos con mil banderas rojas demostrando su pureza rojera, pero que se callan como marmotas de invierno ante las declaraciones de quien les representa. ¿Dónde están esas voces diferentes de CCOO?

No sé qué políticos acompañarán a Buey en la próxima manifestación del 1 de Mayo, pero desde luego tengo claro que aquellos  dirigentes de CCOO que pasaron años en la cárcel, que dieron su esfuerzo, su trabajo y su vida por levantar un sindicato estarán en su tumbas revolviéndose y practicando el más absoluto escrache a tanto sindicalista de metacrilato.

Que los dioses te acompañen, Buey, porque yo desde luego no iré en la misma manifestación que tú, te lo aseguro.

Dejo enlace al artículo de Julián Buey, pinchad aquí.

Marta Navarro García

Anuncios

7 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Jesús Lacasa Vidal
    Abr 22, 2013 @ 17:22:34

    No se puede decir más claro y con más razones. Algunos llevan tantos años en los cargos orgánicos que pierden el contacto con la realidad del dolor social. Una dosis de sensibilidad en vena ante tanto sufrimiento es condición imprescindible para liderar una organización con voluntad de transformar la realidad.

    Responder

  2. Ulises Viaje A Ítaca
    Abr 22, 2013 @ 19:51:30

    Esperar algo de los partidos políticos y los sindicatos a éstas alturas de la película es como esperar que un olmo eche peras. Esperar la venida un caudillo salvapatrias o un histrónico populista a estilo Amanecer Dorado en Grecia o Berlusconi o Pepe Grillo en Italia es aún peor. La única salida tiene que venir de la sociedad civil. Pero la masa está en otra cosa: el futbol, lo que dice el MARCA, los programas telebasura, frivolidades y cotilleo, y cómo salta Falete de un trampolín.

    Hace unas semanas me leí dos libros casi del tirón. Uno es TODO LO QUE ERA SÓLIDO de Antonio Muñoz Molina y el otro ESPAÑA, DESTINO TERCER MUNDO de Ramón Muñoz Moya. Ya los títulos son lo bastante elocuentes para saber de qué van. Tengo en borradores de mi blog una entrada dedicado a cada uno de ellos. Te adelanto unos párrafos de uno de ellos.

    El último capítulo de este libro se titula NADIE NOS SACARÁ DE ÉSTA (Pero ojalá me equivoque), en la que trata las diferentes soluciones o recetan que presentan ciertas alternativas políticas o expertos economistas: “los oficialistas, partidarios de un ajuste duro y el recorte a cualquier precio; los keynesianos, a favor del gasto y mayormente público, para despertar la economía; y los utópicos, que confían en la buena fe de la ciudadanía frente a los malignos mercados y los siniestros indivíduos que nos gobiernan.”

    El autor no se encomienda a ninguna de las partes y se mantiene incrédulo porque, “paradójicamente, todas ellas en algún momento se confían a la Divina Providencia”. con consignas ilusorias, sino con adoquines y sangre. Ninguna revolución triunfó a base de lemas y buenas intenciones.”

    El movimento 15M es nombrado como “una anécdota de color” con que se rellena los telediarios y que “ilustra muy bien esta batalla perdida: no habrá revolución. Por mucho que estética y emocionalmente nos impresione ver una marea de manos blancas como las que agitaban en las plazas estos chicos y chicas del 15M, esa forma de oponerse al sistema es como intentar rendir un rinoceronte buscándole las cosquilles en el sobaco. No se hicieron las revoluciones con palmas al aire ni ni con consignas ilusorias, sino con adoquines y sangre. Ninguna revolución triunfó a base de lemas y buenas intenciones.”

    (…) Queridos amigos del 15M, los niños galeses no salieron de las minas en el siglo XIX porque los potentados sintieran lástima de sus caritas tiznadas y de los lamentos de sus progenitores. Hubo huelgas, queda de propiedades, cargas policiales y sangre. Y lo mismo sucedió con la abolición de la esclavitud y con cada uno de los derechos laborales conquistados en el siglo pasado. Uno por uno. A fuerza de disfrutar de esos derechos en el mundo occidental, nos hemos creido que eran gratis, que estaban incluidos en el contrato. Bastaba con nacer y ya los tenías garantizados. Por eso, ni siquiera nos hemos planteado cómo defenderlos si se ponían en peligro.”

    Creo que ya es tarde. Como dijo Arturo Pérez Reverte en una entrevista: “En España, al contrario que en Francia, nos faltó la gillotina que hubiera pasado por ella nobles y curas. Nosotros cuando hemos fusilado lo hemos hecho tarde y mal” O como dice el autor de España: Destino Tercer Mundo, “Los ciudadanos siguen movilizándose más por los triunfos de la selección española o la victoria en la Champion de su equipo que en defensa de sus salarios, pensiones y servicios sociales…”

    Responder

  3. entrenómadas
    Abr 22, 2013 @ 20:04:26

    Hola, Jesús,
    la verdad es tristísimo el artículo y el uso de algunas palabras y conceptos resulta acojonante. He medido mucho todo el texto, sí, hay autocensura, porque no quería cargar más de lo debido, pero te aseguro que no ha sido por ganas. No es normal que alguien como él escriba un artículo así. Le invito a venir al casco viejo de la ciudad, a la asociación de vecinos, a cualquier sitio de la ciudad habitada.

    En fin.

    Un abrazo,

    Marta

    Responder

  4. entrenómadas
    Abr 22, 2013 @ 20:07:29

    Ulises,
    no quiero arremeter contra los sindicatos, eso ya lo hace la derecha más carca. No es mi intención. Hay gente estupenda, aquí el problema es el secretario general. No quiero mover la crítica de sitio. Cuando toque hablar de partidos será otra cosa, pero no quiero que el bueno de Buey se quede libre de críticas porque el asunto derive en un análisis sesudo del mundo y sus apéndices. Aquí el impresentable hoy es él.
    Por cierto, gracias por el texto,me lo guardo, seguro que me vendra bien para algo que tengo en la cabeza.

    Un abrazo,

    Responder

  5. Carmen
    Abr 22, 2013 @ 21:24:36

    Coincido totalmente con tu respuesta a Julián Buey, pero yo iré a manifestarme el 1 de mayo, eso sí acudiré acompañada de mis propias convicciones y no de las suyas, ambas pueden convivir en el mundo sindical.
    Un abrazo.

    Responder

  6. entrenómadas
    Abr 24, 2013 @ 13:23:51

    Pues sí, Carmen, tienes razón, no sólo es de él el espacio de la manifestación, pero al menos espero que alguien le sonroje lo suficiente por semejante artículo.
    Dejo aquí esta noticia: El presidente del supremo dice que los escraches son un ejemplo de libertad de manifestación. Toma YA!, dimite y te dedicas a otra cosa, Buey, porque..
    http://www.publico.es/454249/el-presidente-del-supremo-dice-que-los-escraches-son-un-ejemplo-de-la-libertad-de-manifestacion

    Un abrazo,

    Responder

  7. María
    May 01, 2013 @ 21:33:34

    Con casi 30 años de afiliación a CCOO me da vergüenza las declaraciones de este Secretario General, que desde luego no comparto, igual que sí reivindico la necesidad del trabajo de los sindicatos donde muchas mujeres y muchos hombres han trabajado y trabajan por la mejora de las condiciones de vida. No olvidemos muchos logros conseguidos tras muchos años de lucha y que ahora un gobierno, que no desgraciadamente está donde está porque lo han votado nos está quitando de un plumazo. ¡Viva la lucha de la clase obrera!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SubRED solidaria de Blogs en Internet, ¡UNETE!.

Anillo solidario

Entrenómadas en Flickr

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Zaragoza Antitaurina 2013

Más fotos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.819 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: