Una sombra en la ribera

Relato  de S.A. G. publicado en Heraldo de Aragón que me ha gustado especialmente. Tanto por lo que deja entrever como por lo que muestra.

Acuatica

Una sombra en la ribera

El anciano estaba de pie con el agua al pecho. Era una tarde de primavera y empezaba a oscurecer. Las balsas bajando suavemente por el Ebro, habían dejado atrás el Puente de Hierro. Iban llenas de gente pero nadie reparó en él. Los monitores concentrados en su trabajo, los demás imposibilitados para verlo. A punto de rebasarlo, un niño que acompañaba al grupo comento:

-Hay un señor metido en el río-

Acercándosele lo más rápido posible, el monitor le gritó: -¿Está usted bien?-. El hombre mayor, aferrado a su muleta clavada en el barro, tiritaba sin responder.

Después móviles, policía, ambulancia, calor, reanimación. Ellos asumieron el control y las lanchas continuaron su recorrido.

No supieron más. Ni de los actos, ni los motivos del pobre señor. La excursión fluvial de la ONCE interfirió en su destino sin su permiso, tal vez sin su aplauso.

Autora: S.A.G.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s