Poemas de Charo de la Varga

Charo de la Varga Sánchez es poeta, autora de Amotinada (XXII Concurso de Poesía Ciudad de Zaragoza). Ha participado en el Festival de Poesía del Moncayo. Ha publicado en  el fanzine Confesiones de Margot y en la web “La oreja lectora”. Forma parte del proyecto multidisciplinar “Zaragoza Rebelde, movimientos sociales y antagonismos 1975-2000” y es co-realizadora del documental “Con el corazón en la calle”.  Acaba de se incluida con varios poemas en la antología YIN (Poetas aragonesas 1960-2010) de la Editorial Olifante.

Dentro de unas semanas coincidiremos las dos en una sesión poética, así que estoy contenta. Os dejo unos poemas de Charo de la Varga, a quien recomiendo. Son textos de una belleza que duele, palabras para después de una batalla interior. Justo en ese instante en el que las heridas no  encuentran espacio para instalarse, pero siguen empujando la puerta que ya se cerró.

MI TESTAMENTO

Mi testamento
lo dejé escrito anoche
sobre tu cuerpo.

CUENTO DE LAS ALMAS HELADAS

Macabra danza de las zapatillas rojas.
Todas tenemos un reloj de plomo
para podernos ahorcar.
Dame tus manos
para apuñalarme con ellas,
para arrancarme el corazón,
para no perderme en el bosque.
Dime, espejito.
No tengas miedo. No te dolerá.

Después de algunas noches
llegan mañanas de posguerra.
Ya se escuchan motores en lo oscuro.
Ya es hora de recoger los sueños.

LLAMARADA

Dejaste olvidadas
algunas caricias en mi cuerpo.
Tatuajes invisibles atravesados,
para siempre,
en los laberintos de la memoria.

A este lado
las horas, los minutos, los segundos,
avanzan como ejércitos de hormigas
devoradoras de tiempo.

Pero detrás de las ventanas
existe un enigma que lleva tus ojos.
Y como único alimento de mi obstinación
voy diseccionando un encuentro fugaz.

En la espera.

MOTÍN

Hoy me concedo el alivio de tu ausencia;
rebelión de mariposas tan adentro…
Ya no soy la mancha insomne
que busca su alma
desvanecida por los espejos.
Ya no me duelen las noches.

——————————————————–

Me pongo de pie en los días negros.
Apenas despierta caigo en picado,
respirando el viento del desierto que sacude mi cuerpo,
y remonto el vuelo.

Me pongo de pie en los días negros.
El paladar amargo,
chorreando la pereza de un animal de circo;
ahí va la muerte silbando a mi paso.

Me pongo de pie en los días negros.
Mastico al levantarme la demencia correosa
y trago esta bola de pena reseca.
Después, acaricio mi nombre escrito en el vaho:
todo un océano donde lavarme el corazón.

Fotografía de Hengki-Koentjoro

Anuncios

7 thoughts on “Poemas de Charo de la Varga

  1. ¡Muchas gracias Marta!, un honor el recibimiento que me haces en tu casa virtual. Yo también estoy contenta de compartir contigo futuros acontecimientos poéticos, si señora.
    Acertaste Chesús, gracias y nos vemos por el barrio.
    Besos.

  2. Este bendito Aragón, pare poetas y escritores que te ponen el vello de punta cuando los lees .
    Gracias, por darnos a conocer tanto bueno, Marta.
    Cuando sea ese encuentro poético, por favor avisa. (si se puede ir). PILI

  3. Pingback: QUIERO SER POETA |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s