Por respeto, por dignidad.

Subo este texto del blog de La Mima.

Era demasiado bonito para ser cierto, claro.

Contra lo que podía parecer en los días que colgué este post, por segundo año consecutivo las Fiestas del Pilar de Zaragoza, y su plaza de toros, se “honrarán” en ofrecernos estos días el tradicional espectáculo con personas con acondroplasia para júbilo de no se quién.

De nada han servido mis correos y llamadas de atención a lo largo del verano. De nada ha servido aquel compromiso que el año pasado hizo llegar la DPZ a la oficina del Justicia de Aragón por el que, aseguraban, iban a sugerir a la empresa concesionaria de la plaza que reconsiderara la inclusión de estos espectáculos en su próxima programación.

No señores. Los compromisos de nuestras instituciones (como el que firmó por unanimidad nuestro ayuntamiento el 4 de noviembre de 2008 es la moción nº 89) son papel mojado. Aquí se firman las cosas, queda uno divinamente en la foto, y luego si te he visto no me acuerdo.

Este año el asunto ha tenido, si cabe, más delito.

Mientras en 2009 se escudaron (Ayuntamiento y DPZ) en que “se les había colado” porque cuando les avisé ya tenían la programación hecha (mentira cochina), ahora se han limitado al silencio cobarde (¿o traidor?).

Haciendo caso omiso a las llamadas de atención que he hecho desde agosto, el pasado 6 de septiembre se presentó la programación de la plaza sin hacer mención alguna a este asunto.

También se ha puesto sumo interés (en 2009 ni siquiera tuvieron ese cuidado) en que la palabra “enano” no aparezca en el cartel anunciador. Ahora se trata de un misterioso  “espectáculo cómico taurino musical”. Cuando la tarde del martes llamé para interesarme por el contenido de dicho espectáculo la joven que atendía el teléfono me dijo inmediatamente: “lo de los enanitos” … mejor no os cuento como me puse.

Pues ya está. Esto es lo que tenemos señores.

Un grupo de “servidores públicos” que, visto lo visto, se meten en berenjenales de los que luego no saben como salir.

Solo puedo pensar, como ya me ha dicho una buena amiga, que la moción de 2008 fue aprobada en el marco de una irresponsabilidad vergonzosa. Que esos señores no tenían ningún interés en hacer cumplir esa declaración de intenciones, que ni siquiera entonces sabían de lo que estaban hablando.

Ahora se agarran al argumento fácil: al fin y al cabo la gestión de la plaza de toros no está en su mano sino en la de una empresa concesionaria adjudicada desde la Diputación Provincial (propietaria del recinto) así que tienen coartada rápida.

Eso sí; en lo que se refiere a esa Diputación la cosa ya toma otros tintes porque, sinceramente, empiezo a dudar ya de si es ético que una administración pública como esa tenga derecho a permanecer en silencio ante cualquier reclamación de asuntos que le atañen. Es que no se trata de que no me contesten a mí, es que tampoco lo hacen a la oficina del Justicia de Aragón. La callada, siempre, por respuesta.

Como digo, el debate de esa moción en nuestro ayuntamiento fue una pérdida de tiempo y las medallas que se colgaron en aquel momento robadas al sentido común y a la ilusión de un  colectivo que se llegó a creer en esos días que era tenido en cuenta. Que merecía su respeto.

Ahora soy yo quien ha perdido algo más que la poca confianza que me quedaba en ellos.


2 respuestas a “Por respeto, por dignidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s