¿Para cuándo una reforma mental?

Me gusta este texto del periodista Guillermo Pardo.

Lo planificado se ha cumplido, con apoyo legal, para convertir en proscritos a los demandantes de un derecho universal. La tapadera perfecta para los codiciosos, los especuladores y los malos empresarios -más numerosos que los malos trabajadores, que los hay a mansalva- logró hace unas semanas el impulso que le faltaba.
Trabajar ya no es un derecho, ni siquiera un deseo, una intención o una necesidad. Ya es, legalmente, un capricho del contratador. A partir de ya muchas empresas dejarán de regirse por el código de la negociación para conducirse por el de la peonada, más laxo, caprichoso e inmoral.
El estajanovismo cobra impulso, avalado por el discurso de guante blanco, la cobardía política, la inopia social y el colaboracionismo mediático. Y así hasta el que el cuerpo aguante y obligue a emplear el euro del periódico en la barra de pan o el precio del televisor en el seguro médico. Entonces el colaboracionismo mutará en reacción, pero ya será tarde.
Lo sensato es pensar que con los tiempos que corren las reformas son necesarias. Pero no a cualquier precio ni a costa de los de siempre. Lo sensato es compartir consecuencias y responsabilidades, de manera que si se cambian las reglas del mercado laboral también habría que modificar las del mercado empresarial.
Dicho esto, cabe preguntarse: ¿para cuándo una reforma mental?

Hasta aquí el artículo de Guillermo Pardo.

Para mí la Huelga General del 29 de septiembre está más que justificada.


7 respuestas a “¿Para cuándo una reforma mental?

  1. Desde luego, más que justificada. Y no sólo ahora, hace mucho tiempo. Reaccionamos tarde. Mejor hacerlo que no reaccionar, sin duda, pero cuánto hemos perdido ya sin decir nada, sin manifestarnos, sin quejarnos… Percibo un letargo general, una inercia del nosirverdenada, un mejor no quejarse por si acaso…. que me deja entre el desánimo y la rabia. Guillermo, como siempre, en la llaga. Cúanta razón.
    Un abrazo.

  2. Personalmente, creo que una huelga hasta se queda corta. De todos modos, ya llegamos tarde. Lo que fuera habría que haberlo hecho antes, no se cuándo ni cómo, pero antes. Ahora sólo queda que esto reviente. A la mayoría se nos llevará por delante, los que caen de pie siempre son otros, pero quizá de la segura catástrofe surja algo distinto.
    Besos.

  3. La gente dice que por qué no se hizo antes, que los sindicatos están todos vendidos, que…y los que edicen todo esto, qué coño hicieron antes por sus propios derechos laborales y por los demás?

  4. A mí francamente me da miedo de cómo pueda acabar todo esto… pero miedo de verdad. La huelga, sin duda justificadísima, y me da mucha pena tener que decir esto con un Gobierno en el que tenía esperanzas, y no pocas.
    Como siempre,a los que no caemos de ie nos tocará apechugar con lo que venga… otra vez.
    Un beso.
    Rosa.

  5. Well this could likely be considered a very good article, instead beneficial an I be conscious that it is in real truth instead crucial particularly for people teenagers who’ve dermis problems.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s