Imagenes con historias

En las próximas semanas tendré dificultades para conectarme a internet. Subiré menos textos, pero intentaré visitar las bitácoras de los amig@s.  Un respiro siempre viene bien. Dejo una selección de fotos que me gustan mucho. Nos vemos.

Frank Zappa y su colega pantera

Paolo Roversi

Erwit, tengo dudas de que sea de Erwit…

Gilbert Garcin

Gilbert Garcin

Foto de archivo personal

Book-tower-de-Quint-Buchholz.

Metacrilato mental

Mi primer libro lo publicó un editor taurino empedernido.  Una semana antes de que Aranguren decidiera publicarme yo le había dejado un comentario incendiario antitaurino en su blog. De esos sin filtro ni monsergas.  A día de hoy tengo una relación estupenda con mi editor y hablamos y discutimos libremente del tema.

La  segunda publicación, en realidad la tercera, vendrá de la mano de un editor amante de la caza, algo que yo detesto y que él sabe perfectamente.  También sin filtro alguno le digo lo que pienso.  Ambos me han demostrado un respeto que agradezco mucho, todo lo contrario a algunas otras personas que bien por soberbia o por exceso de metacrilato mental confunden las opiniones personales con ataques personales.  Y esto siempre genera mal rollo.  A mí no, a mí me da igual. El retrato se lo hace cada uno, en blanco y negro, a colores o en tonos caguerilla.   Para todo hay.

La fotografía es de Chema Madoz.

«Lost things»

Os dejo en buena compañía, en compañía de Angela Kholer y su vídeo «Lost Things». ¿Dónde van las cosas que perdemos?, esos libros, pañuelos, faldas, pantalones que de pronto desaparecen.  ¿Hay un refugio para los objetos?, tal vez exista un lugar sin fronteras y sin preguntas donde anidar un tiempo.  Descubridlo vosotr@s mism@s. Yo ya lo he hecho, incluso he estado allí, en el lugar donde huyen las cosas.

Sed buenos y buenas.

Presentación de «Elefantiasis», de Raúl Ariza

El próximo viernes 21 de mayo  se presenta en Zaragoza el libro Elefantiasis, de Raúl Ariza, editado por los Editores Policarbonados, editorial madrileña especializada en poesía, colecciones de relatos y novela corta, y reconocida por el cuidado y el mimo con que edita sus volúmenes. Yo estoy contenta por el espléndido debut literario de Raúl Ariza. Así que, aprovechando que está en Zaragoza, os animo a venir a la presentación.

En palabras de Francisco Machuca (el  señor que hace que ganemos tiempo al leer) para el prólogo del libro, «Elefantiasis «es una estupenda colección de cuentos sobre un retrato cáustico de una sociedad decadente. En el ambiente siempre flota alguna reticencia residual del tiempo y de la civilización. Una verdad amarga del desencanto en donde se percibe el silencio que hay en todas las soledades», todo ello aderezado con las bellas e inquietantes ilustraciones de Carmen Puchol. Un libro tan transparente que convierte a los lectores en espectadores.

La presentación cuenta con la asistencia de Mariano Vega, responsable de la editorial Editores Policarbonados, Raúl Ariza, autor del libro, y  Alfredo Moreno, editor del blog «39 escalones», amigo y sabio del cine donde los haya.

Hala, majos y majas, tomad nota.

PRESENTACIÓN EN ZARAGOZA DE ELEFANTIASIS, DE RAÚL ARIZA

Viernes, 21 de mayo de 2010, 20:00 h.

Librería El Pequeño Teatro de los Libros (http://www.teatrodeloslibros.net/)

c/ Silvestre Pérez, 21 (Barrio de Las Fuentes). Autobuses: 22, 24, 30, 44, C1 y C2. Taxi: cualquiera. Autostop: pulgar. Bizi: estación 36

No perderse el desembarco zaragozano de un libro imprescindible; de lo contrario, arrepentimiento garantizado, palabra.

NOTA: Tengo que reconocer que he tomado la mayor parte de la invitación que Alfredo ha hecho para la presentación.  Amigo, tomo prestada tus palabras. Para qué otras, tú lo has contado muy bien.

Curso de microrrelato de Patricia Esteban

El año pasado tuve la suerte de coincidir con Patricia Esteban en las Jornadas sobre literatura organizadas en Yésero.  Patricia daba un curso de microrrelato al que acudimos todas las asistentes.Tanto Marisancho Menjón como la mendas nos lo pasamos en grande. Patricia nos estrujó el cerebro a golpe de imaginación, historia del microrelato, autores, micros, ejercicios, información sobre cómo manejar el lenguaje y muchas cosas más. Fue estupendo.

El próximo día 22 de mayo, a las 11 de la mañana, en la Librería «El pequeño teatro de los libros», la escritora Patricia Esteban volverá a dar un curso de microrelato.  Os lo recomiendo. El curso es gratuito. Otro dato a tener en cuenta en estos tiempos de crisis, donde la imaginación no debe dormirse, al contrario, debe ser un arma de doble filo, como la literatura.

Por cierto, todo esto pasa en Zaragoza.

Babas, caviar, veneno y Zapatero

Desanimada tras escuchar las medidas de Zapatero, salgo de casa con la intención de ladrar junto a mi perra en un parque cercano. ¿Ladrar o escribir?, preferí ladrar. Deberíais agradecérmelo. Tenía en la cabeza una canción de Johnny Cash. Me sentía como un suflé de emociones, un revuelto de ira y de rabia, al comprobar cómo nos vuelven a toman el pelo económicamente hablando, emocionalmente hablando.
Después de ladrar un rato, me fui a comprar una crema. En realidad la crema la hago yo, buscaba los ingredientes: agua de hamamelis, rosa de mosqueta, aceite de Chiapas…  En la tienda me recomiendan una marca.  Les digo que no hace falta.  La dependienta insiste, decido dejarle hablar. “Esta es la mejor crema de baba de caracol del mercado”. Le interrumpo. No, gracias. No me interesa. Insiste, así que le cuento que el dichoso gel se consigue provocando en los caracoles un stress espantoso. Los dejan en una máquina a gran velocidad  y con mucho ruido. Ellos, que son tranquilos, se asustan y segregan baba más rápidamente como un acto de autodefensa. La baba del miedo, la llamo yo.
La dependienta decide venderme una crema con caviar. Yo, en lugar de callarme, le explico cómo extirpan las huevas de los esturiones, cómo les rajan y se las sacan a palas.  Déjelo, por favor, déjelo. No quiero esa crema. Al final, insiste en lo que, según ella, es lo último de lo último. Tiene un efecto milagro, dice, se trata de la… “La crema con veneno de serpiente”. Sí, lo que habéis leído.  No sé qué me pasó, pero me entraron ganas de llorar allí mismo. En otra ocasión me hubiera enojado, hubiera soltado un no sé qué,  pero el día estaba demasiado arrugado como para eso. Y pensé que el país y sus medias drásticas, su tijeretazo fulminante,  era un poco como las cremas que me estaban ofreciendo, una locura, un sinsentido. Una falta de conocimiento total. Un vivir deprisa sin preguntarnos. Un consentir una y otra vez que nos tomen el pelo. El efecto milagro, ponga veneno de serpiente en su piel y siga hacia delante.  Hoy el país me parece una baba de caviar con veneno de serpiente. Y duele, duele más que nunca.

En recuerdo de Lena Horne

El pasado 10 de mayo murió Lena Horne. Además de haber sido una excelente cantante y actriz, fue sobre todas las cosas una activista pionera de los derechos civiles que logró romper las barreras raciales en beneficio de las generaciones de afroestadounidenses que la sucedieron. Luchó contra la segregación racial y el macartismo, fue incluida en la lista negra, y sin embargo persistió y logró fama y éxito mundial. Su abuela la inscribió como la miembro más joven de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) a los 14 meses.

La suya es la historia del siglo XX, del lento camino hacia la igualdad racial, y de la perseverancia extraordinaria.

La carrera de Horne comenzó en el reconocido Cotton Club de Harlem, donde los afroestadounidenses actuaban exclusivamente para un público blanco. Formó parte de varias orquestas, entre ellas una de las primeras bandas multirraciales, y luego logró el primer contrato importante de largo plazo para un actor afroestadounidense con un reconocido estudio de cine de Hollywood, la Metro Goldwyng Mayer. Su contrato incluía cláusulas que establecían que no representaría el papel esteroetípico de la criada negra. Sin embargo nunca le dieron papeles de actuación Sigue leyendo «En recuerdo de Lena Horne»

Pensiones

RANKING DE PENSIONES

Del Banco Santander:

1_ Alfredo Sáenz 85′7 millones de euros.

2_ Francisco Luzón López 53,5 millones de euros.

3_ Matías Rodríguez Inciarte 52,5 millones de euros.

4_ Emilio Botín 24,6 millones de euros.

5_ Ana Patricia Botín 23,7 millones de euros.

6_ Juan Rodríguez Inciarte 10,9 millones de euros.

[…] podrán solicitar la prejubilación los consejeros ejecutivos siempre que hayan cumplido los 50 años de edad y lleven más de 10 años en el Banco o en otras empresas del Grupo.

Tomado del  blog de Aniz