Ada, el teléfono y yo

Desvarío de abril

.

Paseando a Ada me llaman al móvil, justo entonces mi perra tiene su momento escatológico. Siempre hace lo mismo cuando me llaman, siempre. Me agacho para recoger “el regalo”. Acabo la llamada de teléfono y por error meto el móvil con la mierda de Ada en la bolsa de plástico. El sonido metálico cayendo por la basura me extraña, pero es al rato cuando caigo en la cuenta de lo que ha sucedido.

En unos días volveré a tener móvil…

Anuncios

7 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Lamia
    Abr 15, 2010 @ 11:53:37

    ARRRRGGGGG

    Responder

  2. entrenómadas
    Abr 15, 2010 @ 13:35:11

    Sí, arrrgggggggggggg y orggggggggggggggg y chapppppppp

    K,

    Marta

    Responder

  3. laMima
    Abr 15, 2010 @ 13:51:43

    Quien diría que lo de la recogida de “regalos” podía ser tan peligroso….

    Responder

  4. 39escalones
    Abr 15, 2010 @ 17:24:06

    Y no me digas que encima era una oferta para que te cambiaras de compañía… En ese caso sería casi justicia poética.
    Besos

    Responder

  5. Aldabra
    Abr 16, 2010 @ 18:50:36

    ¡pero mujer!… la verdad es que me ha hecho gracia pero comprendo que es una putada.
    bicos,

    Responder

  6. Inde
    Abr 18, 2010 @ 17:17:32

    Hace poco tiré yo las llaves del coche a la basura. Si es que no se puede hacer limpieza…

    Responder

  7. Rosa.
    Abr 19, 2010 @ 11:54:24

    Agghhh!!! Creo que aquella noche en la Carbonería te contagié mi despiste crónico!!!
    Bueno, cuando tengas el nuevo móvil te reirás recordando cómo perdiste el viejo… mira a ver si alguna compañía tiene una oferta de esas de “si nos das tu viejo móvil cubierto de mierda te damos uno limpio de última generación”… con todas las promociones que sacan para hacernos la siesta imposible no me extrañaría.
    Yo una vez en la estación de autobuses saqué el billete y luego gasté el último euro que me quedaba en un zumo de la máquina… pero cuando fui a sacar el zumo metí en la ranura de la máquina la mano en la que llevaba el abono (podía haberlo cogido perfectamente con la otra, pero yo lo quería coger con esa, oye), y como sujetando el billete no podía sacar el zumo, abrí la mano, dejé caer el billete en el interior de la máquina y saqué mi ansiado zumo… hasta que no vi venir el autobús no me di cuenta de lo que había hecho, no estaba ya el billete dentro de la máquina y ya no tenía más dinero… al final tuve que pedirle un euro prestado a la mujer del kiosco de la estación (que de tanto verme por allí ya hasta me conocía) y esperar al siguiente… ahora entiendo porqué dicen que comer cosas de las espendedoras es malo.
    Besos.
    Rosa.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SubRED solidaria de Blogs en Internet, ¡UNETE!.

Anillo solidario

Entrenómadas en Flickr

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.852 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: