Encuentro alternativo «Aquí no sobra nadie»

Información proporcionada por Amelia Ariño.

Encuentro alternativo “Aquí no sobra nadie”
Por unos espacios sin fronteras
15-18 de abril 2010 ZARAGOZA

JUEVES 15 DE ABRIL
Organizado por la Plataforma Ciudadana por la Igualdad y la Interculturalidad
Facultad de Estudios Sociales. Violante de Hungría. Zaragoza 17:00-18:00 – PONENCIA INICIAL: No hay integración sin derechos. Régimen de fronteras y control productivo de las migraciones. Nicolás Sguiglia, Universidad Nómada
18:30 a 21:00 – PANELES TEMÁTICOS
– Régimen de fronteras, CIES, sin papeles. Introduce: Plataforma Paremos los CIES
– Menores no Acompañados. Introduce: SOS Racismo Guipúzcoa
– Derecho de Asilo. Introduce: Mauricio Valiente, asesor jurídico del CEAR
– Derecho a la Ciudadanía. Introduce: Tomás Herreros
VIERNES 16 DE ABRIL Sigue leyendo «Encuentro alternativo «Aquí no sobra nadie»»

Gracias por venir

A pesar del partido Barça-Madrid y de algunos contratiempos de última hora, la sesión poética de la Campana de los Perdidos salió muy bien. Incluso he ganado la apuesta porque me presenté allí una hora antes. Hubo muchos amigos, pero también gente que no conozco personalmente y que gracias al blog o a Facebook se acercaron por allí. Luisa Miñana y yo intentamos cambiar la dinámica de ‘Poesía para perdidos’  renovando un poco esta cita poética. Decía Nietzsche que «el mundo sin música sería un error». Cuánta luz hay en esta cita.   El sábado por la noche la trompeta de Andrés  Mazo acompañó los bellos textos de Luisa (Andrés es todo un descubrimiento), el piano de David Guillén nos adentró en emociones sutiles (este hombre cada vez toca mejor), y Martín Navarro (guitarra y voz) nos regaló nuevos y espléndidos temas. Nadie debería perderse al grupo NADIE. Tomad nota pues.

Subo la presentación que me hizo Miguel Ángel Yusta. Reconozco que después de escuchar a Miguel me costó salir al escenario. Prefería quedarme apoyada en el piano degustando sus palabras y evitando así defraudar al personal, pero tuve que salir y, si no me escapé, fue gracias a la fortaleza de  Luisa Miñana, a su serenidad tan afortunadamente contagiosa. Aquí va la cariñosa presentación de Miguel:

Cuando me presentaron a Marta Navarro, hace ya unos cuantos años, me impresionó, de entrada, su mirada achinada, suavemente inquisidora y, sobre todo, llena de luz. Esa luz que Marta proyecta en sus versos dándoles la categoría de obra de arte y haciéndolos penetrar hasta herir el alma.

He llegado al embarcadero de la noche
desnuda y con hambre de luz.
Ya nada podrá detenerme.

Y nada detiene ciertamente a esta mujer, a esta persona (y digo persona porque aún hay quienes piensan en hombres o mujeres antes que en personas) que navega en un barco de sueños por muy diversas aguas, bordeando islas de utopías donde se mecen los sueños, los regresos, las ausencias, los escondidos pájaros de hojalata, los músicos mojados de brandy o los viejos caimanes con sus ojos de agua.

Los ojos de Marta ven y leen el mundo que existe y su mente analiza, siente y sublima esas miradas que luego, a veces con dolor, nos traslada en sus versos.

No es Marta Navarro persona que desee salir en los escenarios mundanos, ahí donde todos se pelean por estar en primera fila, porque hablen de ellos, porque los tengan en cuanta… Marta es mucho más inteligente y sabe que, desde el palco, se domina todo la escena y ahí, en la intimidad de la penumbra, tiende un puente al alma de sus lectores inquietando, perturbando, despertando los sentidos y abriendo puertas resistentes y estancias secretas con la mágica llave de la palabra.

La lumbre, la luz, es una constante en su poesía, como lo son el mar, las islas perdidas o los recuerdos azules de tiempos de silencio.

Sabrás de mi
cuando el silencio
de los días azules
caiga sobre la rigurosa sombra
de los ángeles sin oficio,
y el aire envenenado por los celos
deje estrías de amor
sobre las sábanas mudas.

Heridas presentidas, horizontes de alambres y cicatrices, noches en viejas ciudades y regreso, siempre el regreso, porque Marta regresa “con el tiempo y el viento a nuestro favor”, a su favor, y con el equipaje de libertad necesario para repartirlo entre quienes no entienden el amor como una constante que engrandece los actos del ser humano…

Hoy vamos a conocer un poco más a Marta Navarro, su poesía de luz y agua, de dolor y ausencia, de riesgo y compromiso, pero sobre todo de amor, de intenso y sublimado amor…

Gracias también a Mireya García por las fotos que hizo en La Campana y que no sé por qué razón sólo consigo subir un par.  Dejo un enlace al blog de Doberka, con la reseña personal y cariñosa de Loli Bernal. Pinchad aquí para leerla.
Finalmente, queridos Mila, Luis, Guiseppe, Lia, Ana, Toni, Bruno, habéis perdido  vuestra apuesta… Espero irme de viaje con el dinero del bote. A un spa a ser posible, y de paso a revisar mil folios que miran mal, muy mal.

Gracias en todos los idiomas.