Franco Battiato y Silbo: Feliz Cumpleaños

HOY 23 DE MARZO, ¡¡¡MUCHAS FELICIDADES!!!

En la foto, Franco Battiato descansado en la tumbona después de… quizá, a lo mejor, haber actuado o compuesto alguna joya musical.  Hoy es su cumpleaños, sesenta y cinco hermosos y fructíferos años. Su música, poesía, óperas, películas, llevan  mucho tiempo conmigo. Es de los pocos que han evolucionado con el tiempo a mejor. Iconoclasta y misterioso a partes iguales.  En facebook le hemos organizado un sorpresa de cumpleaños.  Participan en el evento amigos en común, como el músico Filippo Destrieri, con el que ha compuesto bellísimas canciones.

Mi gato Silbo descansando después de haber perseguido una mosca por toda la casa y ronroneado una  sonata durante cuarenta minutos. Estos días celebramos su cumpleaños.  Silbo también lleva muchos  a nuestro lado.

Battiato y Silbo. Yo les encuentro un parecido más que razonable. No soy capaz de escribir nada serio estos días, ni siquiera para tu cumpleaños, maestro.  Felicidades a los dos.

Subo tres vídeos separados por décadas. El primero pertenece a Meccanica. Al comienzo de su carrera. Son 38 segundos. Os lo recomiendo.

Voglio Vederti Danzare. La música que me pongo para animarme, of course.

Tra sesso e castitá. Uno de mis preferidos.

Y este pertenece a uno de sus últimos trabajos, Inneres Auge, “El ojo interior”. Una canción que Berlusconi prohibió nada más salir. Se sintió reflejado. A mí me gusta mucho.

Os subo la letra de la canción.

Como una manada de lobos que baja de los altiplanos ululando
o un enjambre de abejas hambrientas devoradoras de pétalos olorosos
se precipitan rodando como piedras de altísimos montes en ruina.
Uno dice: ¿qué tiene de malo organizar fiestas privadas
con bellas chicas para agasajar a Líderes y Servidores del Estado?
No lo hemos entendido,
y, ¿por qué habríamos de pagar también los extras a los pelotudos?
¿Qué pueden las leyes donde reina sólo el dinero?
La justicia no es otra cosa que una mercancía pública…
De qué vivirían charlatanes y estafadores
si no tuvieran dinero en efectivo para echarlo como anzuelo entre la gente.
La línea horizontal nos empuja hacia la materia,
la vertical, hacia el espíritu.
Con los párpados cerrados se vislumbra una claridad
que, con el tiempo, y hace falta paciencia,
se abre a la mirada interior: Inneres Auge, Das Innere Auge
La línea horizontal nos empuja hacia la materia,
la vertical, hacia el espíritu.