¡Gracias!

Quiero dar las gracias  a Francisco Aranguren por la paciencia y por ser tan  buena gente.  Hoy hace un año que vino  junto a Marisa a Zaragoza. Juntos  disfrutamos de un hermoso día con presentación de libro incluido. Luego la cena con los amig@s y un paseo nocturno. No es fácil mantener buenas relaciones con tanta distancia de por medio. Pachi y Marisa viven en Sevilla, pero a pesar de la distancia, de lo culebra que  soy,  de que él es el editor y yo la otra parte de la historia, nuestra relación es equilibrada, respetuosa, paciente y mística.  No se puede pedir más.

Para celebrarlo subo esta  imagen que tanto me gusta.  Gracias a tod@s, pasad un buen finde.

Imagen tomada de Stumble.