Tan pequeños.

Texto de Guillermo Pardo. Tomado de su blog “Migramundo“. Leído en silencio, despacio, con respeto y con alegría por encontrar de vez en cuando textos tan bellos y necesarios.

Tan pequeños, tan valientes, tan responsables

Cuando veo a un menor a bordo de una patera siempre me imagino en su lugar. Me entra entonces un miedo cobarde que me impele a mirar hacia otra parte. Yo no sería capaz de hacer lo mismo que ellos, ni siquiera si la causa es tan imperiosa como el mantenimiento de la familia. Al menos, dudo de que lo pudiera hacer. Yo no vivo en África. A lo sumo, emigraría a Suiza.
Un estudio de la Fundación Nuevo Sol presentado el lunes en Casa África afirma que el cien por ciento de los 928 menores africanos que llegaron en cayucos a Canarias en el 2006 arriesgaron sus vidas para conseguir un trabajo y sostener económicamente a sus familias. Más de la mitad volverían a repetir la experiencia pese a la dureza y a las condiciones extremas de la travesía.
Hay dos datos en este informe que llaman especialmente la atención y, al mismo tiempo, estremecen:
Primero, que esos menores de edad vinieron solos, sin protección, sin apoyo, expuestos a la carroña humana que se nutre de la debilidad para engordar su codicia y a las plagas divinas que han tenido que soportar durante el viaje a Eldorado español.
Y segundo, que el 64% de esos temerarios e infantiles aventureros proceden de familias extensas que apoyan un “proyecto migratorio familiar”, dado que el 92% recibió ayuda económica de sus allegados para emprender el viaje. Es decir, que desde los abuelos a los padres, pasando por los tíos y hermanos mayores, han contribuido a introducir a los benjamines en la ruleta rusa del mar. ¿Y por qué arriesgar la vida de un niño y no la de un adulto? Los adultos son necesarios para sostener la endeble estructura económica y familiar, mientras que a los niños hay que buscarles acomodo dentro de ella, tienen que ganársela. El éxito del viaje a Europa soluciona, pues, todos los problemas económicos presentes y futuros.
Por eso, deberíamos ser más respetuosos y comprensivos con las personas que se ven obligadas a emigrar para ganarse mejor la vida, ayudarlas y no tratarlas como a delincuentes sin haber delinquido.
Incluso deberíamos inclinarnos respetuosamente ante esos pequeños valientes que aceptan cambiar sus vidas para salvar las de los suyos. Eso sí es heroísmo.

Anuncios

9 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Aldabra
    Nov 30, 2009 @ 13:42:49

    creo que llegué al blog de Guillermo a través del tuyo o al contrario, no recuerdo, el caso es que es un placer leeros a los dos…

    un texto conmovedor el de Guillermo.

    biquiños,

    Responder

  2. entrenómadas
    Nov 30, 2009 @ 14:28:49

    Aldabra, no sé cúando llegué hasta tu blog, pero sé que fue por Guillermo. Lo curioso es que en mi ruta vais juntos. Primero empiezo por un@ y luego por el otr@. Y luego sigo con otros gallegos blogueros. Sí, he tenido suerte. Siempre encuentro cosas bellas y necesarias en vuestras bitácoras. Como la que he subido de Guillermo.
    Toda una lección para mentes hurañas, soberbias y de metacrilato.

    Un beso,

    Marta

    Responder

  3. migramundo
    Nov 30, 2009 @ 18:00:46

    Que a uno lo lean, y si además lo hacen con respeto y alegría personas a las que se tiene en alta consideración, lo motivan a seguir escribiendo cosas con sentido de la solidaridad. Gracias. K.

    Responder

  4. marisa
    Nov 30, 2009 @ 23:45:42

    Has visto Retorno a hansala? Impresionante y muy necesaria.Un abrazo guapa.

    Responder

  5. alba
    Dic 01, 2009 @ 03:58:17

    Por eso, deberíamos ser más respetuosos y comprensivos…

    Ojalá esto les entrará a algunos en vez de andar haciendo comentarios despreciativos.

    Besos

    Responder

  6. 39escalones
    Dic 01, 2009 @ 08:52:37

    Bueno, aquí sabemos muy bien cómo años ha las familias con demasiadas bocas que alimentar intentaban colocar a los “sobrantes” en términos de prosperidad: matrimonios tempranos, ingresos en conventos o en las milicias y, también, por supuesto, emigración. Cambian las formas y las geografías, pero en esencia las cosas no cambian.
    Besos

    Responder

  7. Amelia
    Dic 01, 2009 @ 14:54:25

    ay Marta, que coincidencia! en estos momentos estoy contenta, uno de los chicos con los que trabajo, que ha venido en pateras, resulta que es menor y esta misma tarde se va a un centro de menores. Tendrá la posibilidad de tener documentación, de hacer formación !! En fin, acabo de darle unos cuantos consejos para que aproveche bien todo y le deseo mucha suerte, ya ves, así son las cosas, ahora (en este rato) no analizo la brutalidad del sistema, me pongo contenta por él. Beso

    Responder

  8. entrenómadas
    Dic 02, 2009 @ 13:29:35

    Guillermo, mil gracias a ti.

    Alfredo,”Cambian las formas y las geografías, pero en esencia las cosas no cambian”. Así es. Toda la razón.

    Marisa, la he visto y la recomiendo.

    Alba, que lujo tu opinión desde otro continente.

    Amelia, tu comentario es una joya. No sé si te lo he dicho antes pero admiro tu trabajo y la forma en la que lo realizas. Un soplo de aire fresco frente a la soberbia y la rudeza de una sociedad cada vez más gélida.

    Un beso,

    Marta

    Responder

  9. fototapety
    Abr 15, 2011 @ 17:07:30

    My brother prompt I?d like this blog. He was completely right. This put up really made my day. You cann?t imagine simply how much time I had spent for this info! Thanks!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SubRED solidaria de Blogs en Internet, ¡UNETE!.

Anillo solidario

Entrenómadas en Flickr

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.850 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: