12 respuestas a “Coto de caza y la mano del viento

  1. Y a mí porque por más que lo he intentado jamás he podido entender a los cazadores. La única explicación que le encuentro es que a algunos hombres le gusta mucho ser cobardes.

    Un abrazo súper.

  2. Que chorrada mayúscula. «Coto deportivo de caza »
    ¿Donde esta el deporte ?.Nunca entenderé a las personas que cazan por mucho que lo intente.
    La caza es un acto cobardeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
    Saludicos . Y que el viento ,que en este caso es muy sabio, siga haciéndolo así de bien.

  3. Ejem… ¿Seguro que fue el viento?
    No me gusta la caza, no la considero un deporte ni un entretenimiento. Una vez asistí a una cacería (sin arma): además de que ma aburrí como una ostra y tuve que centrarme en los paisajes y en la naturaleza para entretenerme un poco y disfrutar algo más, me pareció retrotraerme a la Edad de Piedra, de verdad, por las actitudes y los comentarios de aquellos que llevaban un chisme de esos que tiran… Me pareció tan lamentable que no he vuelto. Ni volveré.
    Besos.

  4. Yo tampoco lo entiendo, y eso que, como he dicho otras veces, en mi familia han habido muchos cazadores (ahora menos)… cuando era pequeña, mi abuelo llegaba a casa con un ramillete de perdices muertas. Siempre me han parecido unos pájaros preciosos y cuando las veía así me daba tanta pena que salía llorando y me tenían que contar la trola de que las perdices no estaban muertas, sino heridas, y que de pronto se habían despertado y habían escapado por la ventana.
    Yo era una niña muy ñoña, pero eso nunca me lo acabé de creer.
    Nunca he soportado la caza y mucho menos la he entendido, y el hecho de tenerla cerca sólo ha servido para que la deteste más. Al menos, me llevé una alegría cuando vi que ninguno de mis primos compartía la «afición» sangrienta de padres y abuelo.

  5. No llego a comprender que matar animales sea un deporte, y mucho menos que a alguien pueda divertirle.
    Aldabra me preguntó en un comentario si había llegado a conocerte, le dije que no, que me faltó tiempo y dejé de ver a mucha gente, estuve en la presentación del libro de Luisa Miñana, Las esquinas de la luna, conocí a Luisa, a Fernando, a Mayusta y a Ybris, y ahora que te leo, la verdad es que me hubiese gustado conocerte, otra vez será, espero.
    Un abrazo, Marta.

  6. También es frase recurrente para los jarrones horribles de la suegra, el postit con el e-mail del amigo pesado o la chaqueta al barro de la pija tonta del grupo. No hay nada más recurrente que cambiar intencionalidad por accidente o fuerzas fácticas.
    Un saludo

  7. VAya sorpresa. Viene mi madre a Zaragoza a comer conmigo y me dice «enséñame tu página», así que se la enseño y le digo «te voy a mostrar la de mi amiga Marta», hago click y me quedo «huy, huy! pero esas fotos????»… que gracia encontrarme conmigo mismo así, sin previo aviso. GRacias Marta.

    El post original se titulaba «Huy, se ha caido» pero no, no se cayó. Hubo que pisar fuerte.

    Texto:

    «Alguien se echa al campo, normalmente macho. Lleva escopeta limpia y perro sucio, dispuesto a matar, mutilar o herir a todo ser inferior que se cruce en su camino. Será un hermoso domingo de aire fresco, pólvora y sangre de vidas ajenas.»

  8. José Miguel, lo tenía guardado para una ocasión y te aseguro que acabo de vivir una situación que requería valium y este post para reponerme.

    Hay un enlace a tu blog para que la gente lea el texto. Al menos eso creía yo, pero haces bien en subirlo porque es muy bueno.

    Ahora veo el artículo que envías.

    Un beso y a la mierda la caza

    Marta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s