Ser y no estar

vaca

Yo debería estar ahora mismito en las afueras de Dublín, corrigiendo poemas y textos junto a las vacas verdes y gordetas de Seán, el amigo de mi amiga, o disfrutando con el delfín residente de la península de Dingle. Pero no, estoy aquí en Zaragoza, sudando folios con sabor a desierto, en un quinto piso sin aire acondicionado y jurando en swahili por los pedazos de cabrones banqueros que nos han hundido en la crisis a mis amigas dublinesas, a Seán que ya no trabaja en la empresa porque la han cerrado, a las vacas que presienten que algo pasa y se estresan mucho, al delfín que piensa ya en otros mares más limpios y a mí misma que sin mis amigos, sin las vacas, sin el delfín residente y sin el verde oxigenado de Irlanda me disperso mucho, me deshago, me transformo, me disuelvo, me vuelvo zaragozana sin ganas, ay, ay, ay…

¿Alguien me comprende?


16 respuestas a “Ser y no estar

  1. Yo te comprendo…..ya se me acabaron las ganas de seguir siendo zaragozano. Vivo en un sexto sin aire acondicionado y a mi habitación pequeña le da el sol incondicionalmente todo el día. Esto es una estufa…sólo puedo seguri escribiendo….bajo mi neón “Route 66”, soñar con Irlanda y mirar a la luna de vez en cuando para pedirle que estos relámpagos secos de esta noche infernal traigan algo de lluvia….algo de Irlanda….jejeje. Un abrazo lleno de frescor!

  2. Moi aussi te comprendo, aunque tengo aire acondicionado (porque el aire acondicionado no me gusta nada, a mi me gusta abrir las ventanas). De todas formas soy adictoveraniega (no como otras, querida mía) y me hago la estoica en estas ocasiones. Como no puedo hacer planes de nada, dejo que salga vivita y coleando mi vocación zaragozana (menos vocación y más resignación).
    Adoro la tormenta que estalla en estos momentos.
    Te invitaré a un café con hielo a la sombra.
    Besos.

  3. Dana, me comprendes. Si es que no puedo con estos calores. Ahora empieza a llover, bueno, pues a escribir un rato.

    Besos,

    Luisa, si es que las que duermen con las esquinas de la luna suelen ser muy cálidas y veraniegas. A ver ese té con hielo o café o limonada, lo que sea, pero que sea fresco.

    Besos,

    Marta

  4. Yo tampoco tengo aire aconcidionado, pero acabo de abrir la ventana después de la tormenta. Ese olor a tormenta de verano es el aliento de la ciudad recalentada que parece ponerse a respirar como una loca… me encanta estar aquí ahora mismo. Aprovecha la tregua de la noche, Marta, que mañana el sol volverá a caer sin piedad sobre esta estepa inmortal;-)
    Besos.

  5. Servidora tiene método propio para esos momenots. El método-lagartija, que le llamo yo. Me quedo quieta, reduzco las constantes vitales al mínimo, ni un movimiento que pueda gastar energía y añadir calor. Y esperar. De todas maneras me van más los calores que los fríos. Y no es por fastidiar, jaja, pero en caso de extrema gravedad, cojo el coche y en 5 minutos estoy en la playita con los pies al remojete, que es lo que haré en cuanto sea una hora decente. Qué mala!!!!
    Ánimo, que el desierto tiene su encanto

    Flying kisses

  6. Olga, he aprovechado la tormenta, pero me sabe a poco. Es que no me va nada este tiempo, nada, de nada.

    Barzal, esto es crueldad por tu parte, hablarme a mí del mar, de meter los pies al remojete. Ay, qué envidia. Si me vieras, roja me he puesto.
    Anda, disfrútalo for me.

    Marta

  7. A mi el calor me obnubila,me bloquea,no me deja dormir voy todo el día en una especie de letargo.
    Mi pobre can y yo pasemos por la ciudad en plan procesión de semana santa,a cámara lenta los dos con la lengua fuera…..
    Los aires acondicionados me sientan fatal para mi “rinosinusitis alérgica crónica”,joer suena a libraco de medicina,pero es cierto,me sientan fatal.
    He estado dos días viendo mi querido Mediterráneo ,paseando descalza al atardecer viendo una puesta de sol en colores malvas que era un regalo para los sentidos.
    Luego “Monegros”,15,45 ,39 º,¡ que fuerte !……….
    Marta ,resignación ,no queda otro remedio,aunque anoche era una gozada como se estaba en las terrazas ,nuestro querido y a la vez odiado viento ,nos dio un respirico.Espero que las noches de verano sean benévolas con nosotros.
    Saludicos..

  8. Yo soy de invierno, no como Luisa, y me refugio tb en el aire acondicionado esperando un hueco para subir a la montaña. La vidica.
    Y las tormentas veraniegas me encantan…

  9. a mí se me ocurre que puedes venirte a Galicia si quieres, estás invitada, sólo tienes que decírmelo… no es Irlanda, pero está bastante verde y no hace tanto calor como en Zaragoza, eso seguro.

    biquiños,

    p.d.: va en serio.-

  10. Dante, mejor saber que tú también…

    Carmen, la de tonterias que hago y pienso cuando hace calor, cuando no lo hace también, pero menos….jejejeje, A ver si cuela…

    Alberto, tus palabras son como aire fresco, mejoro mucho.

    MIma, ay, si es que los del norte tenemos en común la necesidad del aire fresco y limpio. ¿Qué hacemos aquí, en el desierto?

    Aldabra, gracias, cielo. Lo mismo te digo, cuando sea otoño mi mi ciudad te espera para una bienvenida.

    Kisses mucho más fresquitos

    Marta

  11. Mi niña en Madrid tenemos 40º así que te entiendo…yo abandono la villa y corte y me largo a las aguas mediterráneas y luego a mi asturias del alma, que es para mí como como tu Dublín pero más cerca:)
    Besazos corazón

  12. Te comprendo meridianamente. Me encanta eso de: pedazo de cabrones banqueros. Recordando al poeta León Felipe, agregaría: sapos iscariotes y ladrones.
    Que las vacas se estresen, tiene su lógica. Los niños se aterrorizan cuando ven a sus padres asustados. Pues…alguna correlación habrá entre los problemas del cuidador y las reses (K. Lorenz. R. Sheldrake).
    Todo esto me recuerda la famosa interrogación de B. Brecht: Qué es mayor delito, ¿robar un banco o fundar un banco?
    Lamento de corazón, que no puedas disfrutar del verde oxigenado de Irlanda.

    Un beso desde el desierto.

  13. Jo que si te comprendo. Yo llevo una vida mu mala últimamente. Necesito descanso como el comer… Cualquier día, con esto de las dioxinas y demás plagas alimenticias, vemos a las vacas haciendo acrobacias acuáticas. Puede que incluso las haga yo…
    Besos.

  14. Totalmente comprendida, no hay mejor lugar que aquel donde una quiere estar.
    Ojalá y el calor no provoque una hernia mental de tanta temperatura por poner el disco duro a trabajar. Un gusto conocerte.
    Beso grande

    I.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s