Ser y no estar

vaca

Yo debería estar ahora mismito en las afueras de Dublín, corrigiendo poemas y textos junto a las vacas verdes y gordetas de Seán, el amigo de mi amiga, o disfrutando con el delfín residente de la península de Dingle. Pero no, estoy aquí en Zaragoza, sudando folios con sabor a desierto, en un quinto piso sin aire acondicionado y jurando en swahili por los pedazos de cabrones banqueros que nos han hundido en la crisis a mis amigas dublinesas, a Seán que ya no trabaja en la empresa porque la han cerrado, a las vacas que presienten que algo pasa y se estresan mucho, al delfín que piensa ya en otros mares más limpios y a mí misma que sin mis amigos, sin las vacas, sin el delfín residente y sin el verde oxigenado de Irlanda me disperso mucho, me deshago, me transformo, me disuelvo, me vuelvo zaragozana sin ganas, ay, ay, ay…

¿Alguien me comprende?

Allan Mcdonald y Honduras

logo

Allan Mcdonald es un pedazo de artista al que conocí al inicio de este blog. Varios posts, algunos correos entre Allan y yo, más información cruzada y mucho respeto y cariño hacia este artista es lo que siento, porque Allan, además de un gran caricaturista, es una bellísima persona.  No he dicho que Allan es hondureño, no he dicho que fue sacado de casa la otra noche junto a su hija de diecisiete meses por militares golpistas, no he dicho que destrozaron su taller, su trabajo, su ordenador...  Hace unas horas he sabido que Allan  ya no está detenido y también le he leído unas palabras llenas de incertidumbre y dolor.

Allan, estés donde estés, si lees este post que sepas que te envío todo mi cariño y la esperanza de que Honduras recupere su vida, sus riendas, su legítima democracia, sin cucarachas ni alacranes devorándolo todo, sin prensa que hábilmente desinforma y sin la ira y la rabia de los golpistas. Que sepas también que ayer en Zaragoza,  mi ciudad, hubo gente que se manifestó por tu país, Honduras.

Manifestación en Zaragoza. Foto de Primo.
Manifestación en Zaragoza. Foto de Primo.

Gracias a Carmen Martín , editora de Veleidades Vitales por enviarnos estas fotos. Pinchad aquí.

La soledad es cuando uno vive en Tegucigalpa.

Roque Dalton.

Hacer caricaturas es un oficio muy parecido en la apreciación de los lectores, a las piruetas de un arlequín. Normalmente quienes nos dedicamos a este aislado e inútil oficio nos encontramos a diario con gente que te pide que por favor le des un autógrafo en imagen para hacerlos reír por un momento, o que le dibujes a Garfield a los hijos de ellos, que ni idea tienen quien es uno, o que hace. Por eso suelo no salir tanto a las calles, porque mi generosidad puede sin lugar a dudas erosionar los vuelos limitados de mi creatividad Sigue leyendo «Allan Mcdonald y Honduras»