Otras miradas

pipi

Mientras guardo el verde oxigenado de las montañas de Yésero y sus estupendas jornadas literarias de las que tengo pendiente un post, otro paisaje, esta vez seco, ocre y desnudo, me engulle como un parásito. Lo que daría por ver los valles del Pirineo aragonés ahora mismo…

Mientras vengo y vuelvo de este espacio tan marciano que tengo delante, dejo asomar a mi candidata al Banco Mundial. Entre otras cosas, porque es un personaje lleno de imaginación  y porque creo que lo hubiera hecho mejor, mucho mejor que esos gilipollas que han organizado la economía mundial en los últimos años.

La imagen ha sido tomado del blog “Algo Personal”