Alegoría, de Raúl Ariza

Este texto es del escritor, bloguero y amigo Raúl Ariza, mantenedor de un alma difusa donde perderse es más que recomendable.  Yo suelo hacerlo todas las semanas en busca de mi ración de lectura.

MaleNude4

Alegoría

Ayer, al llegar a su casa, hicimos el amor en el baño. Para que yo no me entristezca, de un tiempo a esta parte él llama hacer el amor a lo que hacemos.
En ese baño fue donde me desvirgó. Allí, postrado de rodillas y agarrado al bidé para soportar sus trémulos embates, Rodrigo me penetró, y después me aseguró que había estado fenomenal. No me dijo que me quería, ni tan siquiera que le gustaba mucho mi cuerpo vigoroso y adolescente. Sólo me dijo que follar conmigo había sido fenomenal. Yo lo tomé como el primer cumplido que recibía de aquel hombre al que por fin, tras enamorarme de él después de leer devotamente sus dos obras anteriores, había podido conocer personalmente en la presentación de Alegoría, su última novela.
Si quieres me quedo a dormir. Le dije todavía sentado en el suelo, mientras él se quitaba el condón. Y mañana te paso a limpio lo que estés escribiendo. Proseguí, tratando de ser útil. Me respondió que no. Que su mujer y su hija regresaban a primera hora. Luego, dándome un sonriente abrazo, me prometió que me llamaría el próximo fin de semana.
Texto de Raúl Ariza

11 respuestas a “Alegoría, de Raúl Ariza

  1. Un «te llamaré», un «ya hablaremos»… Normalmente, metáforas de un «nada de nada».
    El blog de Raúl es un fantástico compendio de relatos siempre con el cine entre líneas, y unos banners muy currados que cambian cada semana, mezcla de todo un poco que lo hace un rincón muy especial, muy recomendable, de visita periódica obligada.

    Besos

  2. Estoy adquieriendo deudas difíiles de pagar , últimamente. Tú ya te has convertido por méritos propios en acreedora de mi gratitud.
    Gracias Marta. Muchisimas gracias.

  3. Prometo no se como pero encontrar el cargador para que mis niveles de energía me permitan funcionar e ir de visita. He estado usando un equivalente y definitivamente no es lo mismo. Es de esos relatos que no esconden que me gustan.

    Besos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s