“La astuta hermanastra”, de Roberto Malo

Jean -Claude Claeys

La astuta hermanastra.

A las doce en punto de la noche, Cenicienta pierde un zapato mientras sale a la carrera del baile real. Esto lo observa una de sus hermanastras; como se conoce el cuento, se calza en un segundo el zapato de Cenicienta y deja en su lugar uno suyo. Cojeando ligeramente, la hermanastra se aleja del baile con una amplia sonrisa.

Texto de Roberto Malo


Este texto viene de la web de Luis Borrás, “Aragón Literario”. El escritor y bloguero Roberto Malo consigue en pocas líneas una divertida revisión de la historia de Cenicienta. La ilustración  del fotógrafo  francés Jean-Claude Claeys nos ayuda a desmitificar el cuento e imaginar qué pasó entre la hermanastra de Cenicienta y el príncipe unas horas después…

¿Alguien sospecha cuál puede ser la decisión del príncipe y de Cenicienta y de la otra hermanastra…?


21 respuestas a ““La astuta hermanastra”, de Roberto Malo

  1. el príncipe que no es tonto (los príncipes de los cuentos siempre son muy listos y muy valientes y muy guapos y muy ricos) se dará cuenta de que hay gato encerrado y descubrirá el engaño. Encontrará a Cenicienta y el cuento terminará como siempre fue el cuento de Cenicienta.

    biquiños,

  2. El príncipe, como suele ocurrir, no tiene muchas luces y, como el zapato concuerda, se casa con la hemanastra. Y le está bien merecido por sobrevalorar un pie. La otra hemanastra y la madre se van a vivir con el matrimonio y el príncipe vive amargado el resto de sus días. Cenicienca se queda sóla, tan a gusto, en la casa de las hemanastras y cuando le apetece invita a sus amigos a fiestas desenfrenadas que no tienen que acabar a las 12 de la noche.

  3. Raúl Montalbano, Manchas de Tinta, me doy por saludada y si Roberto pasa por aquí lo mismo.

    Aldabra, sabes que pensé en tu poderosa imaginación cuando subía el post.

    El Barzal, tía, pero qué bueno el desenlace, vamos que lo tuyo es imaginación realista.

    Besos,

    Marta, que no se separa de sus zapatos por si las moscas…

  4. Cenicienta se marcha del pueblo en bicicleta, creo que va hacia el Tibet o un lugar parecido en busca de algo espiritual y la hermanastra se tira al Principe una y otra vez hasta que se da cuenta que los Principes son como los demás mortales(pateticos en la cama).

  5. El príncipe no quiere salirse de la tradición familiar. Así que se las cepilla a ambas a días alternos. A una le monta un pisito en Suiza y a la otra un chalet en Italia, y va a visitarlas de vuelta de Rusia, lugar donde va a matar osos borracho. Eso sí, cuando le dicen que tiene que casarse, enciende la tele y elige a la primera que sale…
    Mi final no es muy realista, lo sé. O sí…?
    Besos.

  6. Me encantan las revisione y las adaptaciones, no hay nada como la “intertextualidad literaria”(toma ya palabro :)) Ana MªMatute tiene un cuento sobre la historia de la bella durmiente una vez despierta y Monzó sobre el príncipe que despierta princesas…Es genial. Besos guapa

  7. Luis Borrás, gracias a ti por descubrirnos el cuento.
    Mariela, sí es muy bueno.
    Martín, si es que los cuentos hay que revisarlos de vez en cuando y con sentido del humor como ha hecho Roberto Malo.
    Blue Tomate, ya sabía yo que le ibas a poner una bicicleta a la protagonista. Ya lo sabía yo,jejejejejeje
    Alfredo, me suena ese príncipe. He debido de soportar muchas noticias suyas. Sí…
    Marisa, estupenda información. La miraré.

    Para Roberto Malo,
    muchas gracias a ti por este estupendo texto. Y recuerdos a Norman Bates….

    Kisses,

    Marta

  8. Empecemos: la chica de la foto ,nadie la habéis reconocido,es cenicienta.No iba a ser tan estúpida que después de aguantar toda clase de humillaciones de sus esperpénticas hermanastras ,una de ellas se iba a quedar con su chico. Ideo el siguiente plan ; A uno de sus múltiples amigos,por cierto ratoncitos…….,como podían adoptar cualquier forma,le hizo pasarse por un amigo del príncipe unas horas antes del baile. Y le dijo lo siguiente : fíjate bien en los zapatos de las cortesanas con las que bailes y les dices que son muy bonitos, eso les encanta a las chicas. Cuando terminó el baile pasó lo que todos sabemos, y claro a la hermanastra le salió el tiro por la culata. El príncipe se acordaba perfectamente de los zapatos de Cenicienta y lógicamente se casó con ella descubriendo delante de la corte lo que había intentado hacer con ella una de sus hermanastras .Fue una gran humillación.Y tanto a las hermanastras como a su madre, las mandaron a recoger patatas de por vida. Y colorín colorado este cuento se ha acabado. Y en estos momentos Cenicienta y el Príncipe, están en lo que están.Saludicos

  9. Me identifico con la cenicienta que describe El Barzal.
    Añadiría que las hermanastras acaban dándose cuenta que Cenicienta es más feliz y se van con ella. Pasando así, las tres, de príncipes.
    Besos

  10. Para empezar, no conocía el blog, gracias por la información (lo que aprendo últimamente:-)
    Y en cuanto a la hermanastra, yo espero que la descubran y sus engaños no sirvan para nada. Si ni siquiera en cuentos hay sitio para un final feliz…
    Besos.

  11. Carmen, casi nada el guión que has diseñado. Muchas gracias. Saludicos
    Luis, pues sí, no estaría mal lo que propones.
    TM, eso de pasar del príncipe me gusta mucho.
    Olga, al final seguro que la descubren. Lo que no sé es si es bueno o malo.

    Yo personalmente creo que haría caminar al príncipe con esos zapatos durante varios días seguidos. Le daría a probar su misma medicina. Después de un montón de horas y cuando tuviera los pies llenos de ampollas tal vez le dejara libre.
    Y por cierto, me encanta la hermanastra. Me cae bien.
    Me da que vamos a abrir una sección dedicada a revisar los cuentos.

    Un beso,

    Marta

  12. Me pillas floja.
    Me parece una putada así que condeno a esa mala malísima a sufrir unos callos de la muerte. De pies digo.Como los mios. Como ese puñetero en el tercer dedo del pie izquierdo que me está agriando a semana.
    ¿Sexo?.. ni hablar.
    Pan y ajo.
    Estaría bueno.

  13. La fotografía es muy buena (me parece demasiado sexy para ser Cenicienta…) y el texto es genial. Yo creo que la opción de que el prícipe se lo monte con las dos sería lo ideal (para el príncipe) pero, dejémonos de fantasías 39escalones…creo que el príncipe se quedará sin ninguna por apostar por las dos…siempre ha ocuirrido eso.

  14. Pues cumpliendo con el edicto real se casa con la hermanastra, pero, me temo que esa es otra historia y que, en ella, la cenicienta volvería a tener un papel destacado 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s