“La escritura de un poema”, de Stephen Spender

Para tod@s los que escriben, ya sea artículos, poemas, cuentos, novelas, ensayos o lo que sea.  Para el fantástico trío de poetas Javier Sanz Becerril, Fernando Sarría y Almudena Vidorreta que ayer recibieron el premio Cajalón-Delegación del Gobierno, para l@s poetas y escritores que pude ver allí, Dolan Mor, Manuel Forega, Ybris, Miguel Ángel Yusta, Marisancho Menjón, Luisa Miñana, Nacho Escuín, Alfredo Moreno, Carlos Manzano y tantos otr@s. Para el genial Túa Blesa, para Perico el de los palotes, para todos menos para el grisáceo, vanidoso y vacuo de emociones, pero no de intenciones, del señor Delegado del Gobierno, quien soltó palabras desacertadas una tras otra. Lo que se suele decir “mear fuera de tiesto”.

Nota: Añado el apunte de Inmaculada (Lamima) que dice así: ruego que excluyas al de Cajalón y su arenga sobre la buena imagen de la clase financiera, tan injustamente denostada en nuestro tiempo.
Gracias, Inma. El texto inicial decía más o menos lo que apuntas, pero me faltaba el empujón para subirlo. Me fastidia escribir esto, pero aún me fastidia más no hacerlo.

spender-spander
From left, W. H. Auden, Stephen Spender and Christopher Isherwood on Fire Island, 1947.

La escritura de un poema” (fragmento), de  Stephen Spender

Siempre hay una ligera tendencia del cuerpo a sabotear la atención de la mente proporcionando alguna distracción. Si esta necesidad de distracción puede ser dirigida en una dirección (como el olor de las manzanas podridas o el sabor del tabaco o el té), entonces las otras distracciones son eliminadas. Otra posible explicación es que el esfuerzo concentrado que supone escribir poesía es una actividad que hace que se olvide completamente, por el momento, que se tiene un cuerpo. Es una perturbación del equilibrio del cuerpo y la mente, y por ese motivo se necesita una suerte de ancla de sensación en el mundo físico.

.

Anuncios

12 thoughts on ““La escritura de un poema”, de Stephen Spender

  1. Yo también estuve, cerca de ti.
    Conozco al ganador y originalísimo cantante, también a Tua.
    El delegado del gobierno no me gusto tampoco, pero creo que no le gustó a nadie.

    Un saludo,

    Rosaria

  2. Como a mí me pillaba algo más de lejos el Sr. Delegado pude disfrutar sin reservas del evento.
    Una suerte tan buena, amable y simpática compañía.

    Un beso.

  3. Rosaria,
    pues la próxima vez me saludad. Yo no sé quién eres.

    Ybris-Julio, un placer conocerte a ti y a tu esposa.

    Luis, a mí me gusta mucho Stephen Spender, suele llegarme directa al cerebro y al corazón. Y el texto me parece que explica bien el jodido proceso de escribir.

    Anónimo. No sé si hablas de los poemas o de otra cosa. En todo caso, bienvenido seas.

    M

  4. El texto es preciso y sabio. Es totalmente cierto. Es una experiencia real. Es así.
    Te agradezco la dedicatoria, mucho.
    De lo demás…. me quedo con los libros, los textos, los autores, las apreciaciones de Tua Blesa, el salón que me gusta tanto, mis recuerdos de cosas vividas en las salas de ese edificio… Ya sabes.
    Besos.

  5. Como parte integrante del grupo “todos menos el grisáceo Delegado del Gobierno” (y del que ruego también excluyas al hombrecillo ese de Cajalón que soltó la arenga por la buena imagen de la clase financiera, tan injustamente denostada en nuestro tiempo) te doy las gracias.
    Me ha gustado ese texto si.
    Besicos guapa.

  6. Qué momentazos que vivís. Quien pudiera ir a veros, con personajillo gris incluido, para daros en persona el enorme abrazo que os merecéis:Fernando, Luisa, Ybris, Miguel Angel , tú y todos los que no conozco pero seguro, seguro, que no le van a la zaga. Besos enormes a tanta buena gente que camina…

  7. Querida, lo que es es.
    Lo siento pero en estos momentos (y te escribo desde una oficina en la que estamos peleando mucho para sacar a flote una empresa ahogada por el cerrojazo financiero) no me pueden decir algunas cosas. No señora, y sé de lo que hablo.
    Como también lo saben los embargados y cualquiera que quiera abrir los ojos.
    Les agradezco un montón que destinen fondos a premios como el de ayer, me parece genial, pero esto es un pequeño grano en un inmenso silo.
    Lo siento pero no me pueden llorar, que no.

  8. Esta mañana precisamente he comentado con Túa lo del evento de ayer, sobre los libros premiados, sobre el acto en sí y lo que lo rodea.
    A mí personalmente tampoco me gustó ni el Delegado del Gobierno (o sea, como siempre) ni Mr. Cajalón, el “mecenas” buscando desgravaciones desesperadamente… Pero la cosa estuvo bien y al menos coincidimos con buenos amigos.
    Besos.

  9. Yo me lo pasé bien, requete bien. Y podía hacer dos cosas: decir lo requete bien que me lo había pasado y además decir lo requete plastas que me parecieron los susodichos. El día que sólo diga cosas como que todo es bonito será que un clon me ronda por la head.

    Besos poéticos,

    M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s