Mejor tont@s que sádicos

Ramón y Cajal era tonto. Paul McCartney es tonto. Manuel Vicent es tonto. George Bernard Shaw y Arthur Conan Doyle eran tontísimos. El gran Ghandi era tonto. Ouka Leele es tonta. Mariano Barroso es tonto. El gran Ramón Acín era tonto. San Francisco de Asís era tonto. Fernando Grande-Marlaska es tonto.  La reina Sofia es realmente tonta. Jane Goodall y sus primates son tontos. Juanma Bajo Ulloa es tonto. Salvador Pániker es tonto.  Alex de la Iglesia es tonto. Javier Sádaba es tonto. Eduardo Punsent, lo siento, tú también eres tonto. Enrique Bunbury, tonto.  Amaral, tontos perdidos. Miguel Bardem tonto y así una larga lista de tontos, tontos…

Schissss, que esto no lo digo yo, lo dice el Defensor del Pueblo en su apostolado de la COPE.  La COPE, esa ventana al mundo de la comprensión y el buen rollito, ese ejemplo de periodismo plural y limpio. La información de “PÚBLICO” es la siguiente:

anden
El espejo del Defensor del Pueblo

El Defensor del Pueblo, el socialista Enrique Múgica, se ha erigido también en el Defensor del Toreo. Eso es, al menos, lo que se desprende de sus afirmaciones en el programa La Tarde con Cristina, de la COPE, en las que calificaba de “tontos” a quienes consideran que el toreo es una tortura.

“Hablar a los tontos es muy difícil”, opinó Múgica, quien aludía a la sensibilidad para justificar el toreo.

No hay argumentos racionales para defender el toreo. Yo pienso en los filósofos ateos del siglo XIX que intentaban explicar de manera racional la existencia de dios”, ha argumentado Múgica, quien apostilló: “O se cree o no se cree, es sensibilidad suprema”.

Múgica recurre a la “especial sensibilidad” de las personas que aprecian “la estética del toreo”. “Esa es una sensibilidad que yo tengo”, asegura el Defensor del Pueblo, quien ha concluido: ““¡Vaya a los tontos a demostrarles nada. No cabe la demostración!”.

tauromaquia1

Está claro que Múgica como persona pública no sabe lo que significa ser “Defensor del Pueblo” y a titulo personal no sabe distinguir entre crueldad y fiesta. Demuestra un nulo respeto a ese alto porcentaje de gente que nos declaramos antitaurinos, pero que además mostramos razones para serlo y ninguna contiene la palabra “tont@”, que según mi abuela era de muy, pero de muy mala educación utilizarla como argumento.  Eso sí, permítame despacharme a gusto. Hay que ser un pedazo de cafre para defender la crueldad y la tortura de un animal, pero si encima eres Defensor del Pueblo es que eres un impresentable.  Mi amiga Nora  y también Fuensanta me han dicho que suba una foto de un animal destrozado por espadas y banderillas, pero me cuesta mucho hacerlo, me cuesta porque me duele profundamente. El impresentable del Defensor del Pueblo me ha obligado a ello.

Señor Múgica, no, yo no le llamaré tonto, le llamaré pedazo de sádico, pedazo de neandertal, la España más cutre y vil atizando con fuerza desde una institución.  No, yo no le llamaré tonto, porque usted es otra cosa…


Mis amig@s tontos son Julia, Sussa, Felicidad de Amnistia Animal, Nora, Martín, Chesús, Montse, Julieta, Julieta II, Valentín, José Miguel, Felicidad, Nuria y Noemí de Alborada, June,  Marisancho, Miguel Ángel, Alba, Fuensanta, Félix, Guillermo, Harry Sonfór, Julio, Patricia, Clara, Alicia, Marisa, Rosa, Eifonso,Tontorrón, León, Raúl, Alfredo, Santi, Alba, Aldabra, Mala, mi tocaya Marta, mis primas Salomé y Joseta, mi amiga Olga… Todas son personas tontas, muy tontas, and me too. Si alguien quiere adherirse, éste es un blog abierto.