Por respeto y por derecho

Antes de escribir este post he contado hasta 30 para no ser brusca y soltar lo que realmente me pasaba por la cabeza, también porque Inma así lo desea. La historia es la siguiente:

Este año en la programación de las Fiestas del Pilar de Zaragoza, se incluye el «espectáculo cómico taurino musical» El chino torero y sus enanitos forçados. LaMima, bloguera muy sensibilizada con las personas que padecen acondroplasia y otras formas de enanismo, ha denunciado el caso a la Fundación ALPE que se ha dirigido a la empresa Toros Zaragoza, S.L. (arrendataria de la plaza de toros), a la Diputación Provincial (propietaria de la misma) y al Ayuntamiento de Zaragoza, expresando su queja por programar un acto que resulta denigrante para todo el colectivo de las personas que sufren enanismo y sus familias.

Para este blog el citado espectáculo supone todo un ejercicio de exclusión, de vileza y oscuridad emocional.  Marisancho hace la siguiente pregunta al respecto: ¿Alguien se imagina un espectáculo similar pero con personas que padecieran cualquier otro tipo de discapacidad? Pensadlo por un momento…

Saber que existen estos espectáculos nos deja un sabor amargo, un frío intenso, una sensación de España profunda, rasgada, excluyente y necia.   Esta repulsa debe llegar a oídos de la responsable de la Diputación Provincial de Zaragoza y del Ayuntamiento que autorizan, contratan y permiten esta barbaridad.  Buscando el lado positivo de las cosas, me da por pensar que, si tod@s mostramos nuestra repulsa más rotunda, ésta puede ser la última vez que suceda algo así.  La última vez que un responsable de la DPZ o de cualquier organismo autorice en este siglo XXI un espectáculo brutal, vergonzante y abominable.

Ahora os pido que entréis en el blog de Inma y que leáis este post. Y por favor echad un vistazo a la presentación siguiente. Confío en el ser humano y espero que NUNCA MÁS se nublen unas fiestas populares con un acto tan despiadado, injusto, triste e INTOLERABLE.