Maureen, la lluvia y libros, siempre libros

Conozco a Maureen hace unos ocho años.  Nos vemos poco, una vez al año con suerte. Solemos quedar a mitad de camino entre su guarida y la mía.   Este año hemos coincido en Escocia y ha sido estupendo. Recuerdo que la primera vez que viajamos juntas fue en un viaje en avión bastante largo.  Las dos primeras horas yo las pasé cambiándome de asiento, levantándome unas doscientas veces, comiendo y bebiendo todas las galletas y  copas de vino dulce que nos dieron las azafatas, hasta que al final me dormí.  Maureen en cambio estuvo todo el viaje leyendo, cogió su almohada, una pequeña manta de viaje, ladeó la cabeza, sonrió y dijo algo así como «te avisaré cuando lleguemos, anda, descansa». Y así fue, no se movió en todo el tiempo.  He comprobado en estos años que sigue siendo una lectora compulsiva, tranquila como persona, pero lectora compulsiva. También he comprobado que es inmensamente culta y que trata de ocultarlo siempre.

Esta foto es de hace unas semanas. Teníamos cita en el Henderson, el vegetariano más antiguo de Edimburgo. Se puso a llover, como siempre, el autobús tardó un poco y yo me retrasé, como siempre. Cuando llegué al parque, Maureen estaba sentada en las escalinatas protegiéndose con un paraguas y leyendo, como siempre leyendo.  Si hay que esperar en la fila del super no importa, ella abre un libro y se evade del mundo, luego se incorpora a la realidad en un pis pas.

No sé, no he conocido a mucha gente así. Esta foto la tomé sin que ella se diera cuenta, detrás venia Innisfree tronchado de risa.  Hubo un rato en el que la lluvia fue generosa pero nada, ni siquiera la lluvia hizo que Maureen se inmutara lo más mínimo.

Maureen, por suerte, es de otro planeta, un planeta donde siempre hay libros, muchos libros.
Adorable Maureen.


16 respuestas a “Maureen, la lluvia y libros, siempre libros

  1. Bueno, hoy me siento menos rara, comparto la pasión de Maureen por la lectura, leo siempre, menos de lo que me dejan pero siempre que puedo tengo un libro entre las manos, siempre que hay una pausa aparece un libro, hay tantas vidas por vivir que no pienso desperdiciar ni un momento para vivirlas.

    Un abrazo súper.

  2. Con unas cuantas líneas, tan «personales», has hecho que a partir de esta noche lleve siempre un libro en el bolso y que no acabe de decidirme entre marcharme mañana a Edimburgo, pedirte el mail de Maureen o pasarme por Zaragoza para invitarte a un café.

  3. Parece que nos estás juntando y no me vengas con que tú no lees, sólo que tenemos diferentes formas de hacerlo. Hasta hace unos meses pensaba que únicamente podía hacerlo en soledad, hablando de hacerlo a profundidad, pero las circunstancias me llevaron a largas esperas y sin pensarlo me llevé libros para hacerme compañia. Comprendí que no es la vida alrededor lo que me distrae de mis abstracciones sino las personas conocidas que desean las atienda. Claro que siempre he andado con un libro u otras divagaciones en la cabeza, son momentos que aprovecho para reflexionar y desmenuzar. A veces, de pronto encuentro comprendo algo y es por esto que sin venir al caso voy y digo algo que el que se encuentra a mi alrededor se pregunta a qué viene esto, bueno, en realidad únicamente expreso en voz alta mis pensamientos si el de a lado me conoce. En otros momentos pasará que me digan en qué piensas, es cuando algo escapó, y escurriré el bulto si es lo más conveniente. Vaya, creo que es mejor traer siempre consigo un libro físico…

    Besos desde los libros

  4. Tengo la suerte de conocerte a ti y de alguna forma a Maureen también ya que me has hablado de ella algunas veces. Un placer leer este texto tan lleno de belleza que deja un sabor tan dulce.

    Besos desde el mar

    Anika

  5. La imagen lo expresa todo: la pasión por la lectura. Da igual donde estemos, que ocurra a nuestro alrededor, cuando nos sumergimos en n libro, todo desaparece. Yo tampoco puedo entender mi vida sin los libros,, y al igual qe Maureen, no puedo moverme sin llevar uno encima.

    Saludos lectores.

  6. Sonia, además tienes un libro de poesía precioso con el que vendrás a Zaragoza y que presentarás. Haremos fotos, ahora me colecciono fotos de los amig@s leyendo. Sï, ya sé que los libros y Sonia son un buen condimento, de los mejores.

    Mala, todo lo que quieras y más. Nos encantan «La Malas» tan geniales como tú. Y eso de llevar un libro en el bolso es una buena idea. Qué bueno leerte por aquí.

    Alba, a ti te imagino rodeada de libros por todas partes. Menuda eres tú. Nos conocimos por unos libros y siempre hablamos de libros. Haz favor de buscar un autobús México-Zaragoza. ¿A qué estaría bien?

    Isabel, gracias por tu comentario. Acabo de pasar por tu blog dedicado a Roma. Qué suerte tengo de haberte encontrado, adoro esa ciudad, dos de mis mejores amigos viven allí.

    Anika, algo en el enlace no está bien. Veo que sigues despistada como siempre.
    Gracias por tus palabras. A ver cuándo nos vemos y tomamos un café de esos fuertes que tanto te gustan.

    Ernesto, yo creo que la foto expresa la belleza y serenidad de Maureen. Además de ser buena persona es una estupenda amiga.

    Me apetecía subir una imagen de una de las personas más fascinantes que conozco, mi amiga Maureen.

    Besos con libros y lluvia,

  7. Inmaculada,
    el próximo viaje te vienes a leer bajo la lluvia. Así como suena, sin excusas. Faltaría más. Yo leo, pero ni la mitad de lo que quisiera, tampoco me mojo mucho, entre otras cosas porque no llueve demasiado. Pero si nos montamos un viaje a Escocia, Irlanda o a Galicia es seguro que la lluvia no nos faltará y los libros tampoco.

    Besos, Inma

  8. Me ha encantado TODO. El relato y la foto, por su intimidad, por la fuerza de la amistad y del disfrute de los viajes que te ayudan a conocer el mundo. Fue una pasada leerte. La suerte de tener amigos por allí, no se sabe dónde. Saludos.

  9. Geniaesl la foto y la entrada, yo también soy de las que sacan el libro siempre que tienen oportunidad, cuando no es un libro, un periódico o aunque sea una revista… esperar sin leer es casi insoportable… por cierto, Maureen también lleva el mp3, ¿no? es un buen complemento a la lectura, aunque siempre te concentras más en esta y la música queda como fondo.
    Eso de leer bajo la lluvia habrá que probarlo, ella parece estar disfrutándolo.
    Besos.
    Rosa.

  10. Encantadora persona parece, y sólo porque está tan serena y cómoda leyendo … qué envidia…muchas y muchos deberían tomar ejemplo y aparcar por ejemplo sus móviles o sus malas caras mientras esperan.
    Conozco yo a una que lee mientras desayuna, mientras camina… y no soy yo, que justo me viene la soja con café y una torta para salir pitando…(qué rabia, siempre corriendo)
    Un abrazo

  11. Martín, Aldabra, Raúl, Rosa, Mamen, gracias por vuestros comentarios.

    Ayer hablé con Maureen un rato. Entre risas hemos recordado este verano. Una pena la distancia. Por supuesto esta semana ya había devorado tres libros y cien periódicos.
    Tremenda.

    Un beso a tod@s,

    M

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s