Adolescentes

Las dos, la hermosa vaca Firita y la bella Cloe, son adolescentes. Las dos sufren y sienten condenadamente cualquier cosa que les pasa como si de una tragedia psicocósmica se tratara. Las dos se refugian del mundo, las dos necesitan tocarse y sentirse cerca, alejarse un poco de la gente, de las otras vacas, de su especie en definitiva.

De una cosa estoy segura, que el tiempo les hará olvidar los días tontarras y que la Bella Cloe nunca se comerá a su amiga, no comprará bistec de carne de vacuno, ni de ningun otro animal. Ni le apretujará las ubres para sacarle la leche del desayuno. Lo sé, me lo ha dicho un pajarito y me ha encantado.

Este post va dedicado a Marta López, a las compis de Respeto Animal, al excelente fotógrafo, bloguero y vegano Capitán Larraz, a Nuria y su reciente cumpleaños. Y también a mí, que mi burra Clementina me hace sentir el lado rural que no tengo y que tanta falta me hace.

Adolescentes… ¿os acordáis de lo duro que es ese tiempo de la vida?

«Decidme cómo es un árbol», de Marcos Ana

Marcos Ana ha sobrevivido a varias penas de muerte, a muchas jornadas de tortura en las que le dejaban por imposible, convertido en un amasijo de carne, a la durísima vida carcelaria, en condiciones dantescas, expuesto a todas las enfermedades del cuerpo y de la mente. Pero especialmente, Marcos Ana ha sobrevivido con una limpieza impresionante al odio. Él es lo contrario al discurso de las “heridas abiertas”, las suyas, profundas y persistentes (22 años, desde el año 39 al 61), arrastrándose por distintas cárceles franquistas, dan para muchas y variadas heridas) como decía, sus heridas las cerraron sus propias ganas de vivir y de convivir. Su pasión por la vida, y por la vida de los otros.

Es emocionante, cuando en el libro decide no dar el nombre de un compañero que le denunció (aunque a causa de esta denuncia le cogieron y le condenaron a muerte), no le nombra pensando que el traidor tendrá en la actualidad, hijos, sobrinos y nietos, que no son responsables de su traición y que ahora se sentirían avergonzados.

Marcos es una víctima que no pide venganza. Pide que el horror que el pueblo español vivió durante y después de la guerra no se vuelva a repetir

Marcos Ana representa todo esto. Y por ello le admiro, le quiero, y porque en el trato personal es lo más parecido a un ángel. No he conocido a nadie tan bueno. Por eso me gustaría hacer una película sobre su vida. No existen tantos hombres buenos sobre los que hacer películas, en mi cine, desde luego, brillan por su ausencia. Firmado: Pedro Almodóvar.

Yo añadiría que además de todo esto es un excelente poeta al que en este blog admiramos mucho. Marcos Ana coincidió con Miguel Hernández en la cárcel, poco antes de su muerte.

Marcos Ana estará mañana día 15 en Zaragoza.

  • Presentación del libro “Decidme cómo es un árbol Memoria de la prisión y la vida de Marcos Ana, editado por Umbriel-Tabla Rasa.
  • Organizan: Diputación Provincial de Zaragoza, Fundación Progea, Espíritu del Sur y Librería Cálamo.
  • El acto tendrá lugar a las 19:30 en el Salón del Trono del Palacio de Sástago. (Coso, 44).