El triunfo del barro y las arañas (1)

La primavera tardará en llegar.

Estos días muchos blogs italianos han subido el texto de la canción “Povera Patria”, que Franco Battiato compuso tras el asesinato a manos de la mafia de los jueces Falcone y Borsalino. Es un texto que sirve para muchos países. Francesco Rutelli ya no será más alcalde de Roma. La izquierda italiana ha gestionado mal, muy mal el país, pero la llegada del siniestro, inquietante y espectral Alemanno a la alcaldía de Roma es algo inexplicable. Las palabras, la voz y la mirada de Alemanno me producen un frío extremo. Pensando en Lana, África y Ginebra, pensando en sus visados y en la petición de asilo pendiente de resolverse en unos días, pensando en los amigos italianos, pensando en cualquier “Povera Patria”, subimos esta bella e imprescindible obra de arte. No lo habíamos hecho antes, no queríamos. Lastima que hoy sea el momento para subirlo. El difícil momento en Italia”.

Subido por Marta

POVERA PATRIA

Mi pobre patria, aplastada por abusos del poder
de gente infame que no conoce el pudor,
se creen los dueños todopoderosos
y piensan que les pertenece todo
Los gobernantes, cuántos perfectos e inútiles bufones
en esta tierra que el dolor ha devastado
¿Acaso no sentís nada de pena
ante esos cuerpos tendidos sin vida?
No cambiará, no cambiará
no cambiará, quizá cambiará
Y cómo excusarlos, las hienas en estadios y aquéllas
de la prensa chapoteando en el fango como cerdos
Yo me avergüenzo un poco y me hace daño
ver a los hombres como animales
No cambiará, no cambiará
no cambiará, quizá cambiará
Esperamos que el mundo vuelva a cotas más normales,
que pueda contemplar con calma el cielo
que nunca más se hable de dictaduras,
porque quizá tendremos que ir tirando
mientras la primavera tarda aún en llegar.

El triunfo del barro (2) PARA LANA, ÁFRICA Y GINEBRA

::

El pasado día 23 de Abril debía leer un poema en la estupenda velada poética que organizó la Asociación de Escritores. Unas horas antes había desayunado con tres amigas, Lana, África y Ginebra en Roma. Tres personas a las que admiro. Ginebra es además una estupenda escritora que espera desde hace tiempo la respuesta a su petición de asilo. Berlusconi amenazó hace unos días con paralizar algunas peticiones. Ella teme que puedan paralizar su caso una vez más.

Escribí este texto pensando en Lana, África y Ginebra, en sus visados y en la petición de asilo pendiente de resolverse en unas semanas. Pero no me atreví a leer el poema en la velada poética, tal vez porque se salía del tono y el estilo y, sobre todo, de los temas que allí se iban a leer. Pero hoy, ante la llegada de una de las personas que más agobio me dan, el Sr. Alemanno, a la alcaldía de Roma… pero hoy, después de haber recibido un sms de mis amigas… pero hoy, que es como un día cualquiera para mí, pero un día muy diferente para ellas, he decidido subirlo al blog. Y esta vez mi texto lo subo yo, algo que no suelo hacer nunca. Pero lo hago por tres personas a las que admiro y quiero, por Lana, África y Ginebra, y por tantas otras que sufrirán la ira del nuevo alcade de la “otra” eterna y bella Roma.

VISADO: TIEMPO Y FUTURO

Con la noche a cuestas,
Lana, África y Ginebra
se preparan para los oscuros días
que gastarán los calendarios.
Repletos de leyes taradas
y de sociedades puras
que muestran sin pudor
su mundo con pedigrí.

Somos un jardín de rosas ilegales,
rosas cubiertas
de cicatrices y fronteras
que comen piedras
y vomitan nubes.

Somos la ojos de la niebla,
la sed del agua muda,
el tacto invisible de los días.

A veces el tiempo se detiene ante nosotras
y nos concede una tregua,
una conversación amasada con pan ácimo.
Dormidas sobre la noche,
hoy soñamos una respuesta sin trampas,
sin mentiras, sin condiciones.

A solas, el tiempo y el futuro
debaten el color que tendrán nuestros pasaportes,
el aroma que tendrán nuestras vidas.

22 de Abril, cuatro cafés, mil palabras y una cita para la despedida:

“La Roma de Rossellini ya no es
una “Cittá APerta”.

Texto de Marta Navarro