El cielo del sol mecido, de Ricardo Díez Pellejero

SAl que obliga a retomar el camino
Raíles de tristeza plena
Arena, grito del pasado
Aire seco del Atlas
Soy piedras


ARBOLEDA en tus labios
Que abrazan mi viento
En su frescura de sombras y luz
Es siempre un nuevo día
A pesar de los tormentos.

.

UN cuerpo sin vida
No es nada
Un gesto sin vida
Ojo y labio de vidrio
Un silencio que ha de ser roto
Aunque sea a gritos
O a lágrimas que abran el paisaje.

Estos poemas de Ricardo Díez Pellejero pertenecen al libro “El cielo del sol mecido”

Editorial: OLIFANTE