Otra oportunidad en la vida

Soy Sussa, es lunes, soy de Zaragoza, pero paso más tiempo en Barna y en Madrid que en mi ciudad. Durante unas semanitas me asomaré por aquí. En la despensa hay calentitos varios post de Marta y Julia, pero tengo carta blanca para subir lo que me apetezca. Nómadas, siempre nómadas.

wide-sussa.jpg

Este texto es de Francisco Aranguren, bloguero y escritor. Lo subo porque me parece muy interesante y porque el alma mater del blog lo dejó junto a un café en la recámara del blog. Y también porque me dedico a la medicina y estoy harta de ver a la gente a mi alrededor stressada y con el pulso desbocado. A trancas y barrancas con su vida, una vida no siempre deseada. Como terapia para empezar la semana os aconsejo que pongáis atención a lo que dice el autor del texto.

.
¿FANTASIA O REALIDAD?

Se te presenta, en el duermevela que sigue a la siesta, tu Hada Madrina y te ofrece hacer realidad tres deseos: lo que le quieras pedir te será concedido. Sabes que lo que pidas se hará realidad de inmediato, sea lo que sea, y que todo será fácil, que no habrá nadie dañado, que no habrá culpa ni reproche ¿qué pedirías?

Después de un día imposible, que pone la guinda a un mes lleno de tensiones, al cabo de un trimestre en que todo ha ido de mal en peor, cuando nada peor puedes imaginar, en el coche, de vuelta a casa, en medio del atasco cotidiano, esperando a que abran el carril reversible en el Puente del Quinto Centenario (malaya el Alcalde que permitió esto) un dolor se te agarra de repente al pecho y es como si te cayese encima un muro de hormigón. Estás sufriendo un infarto…eres consciente de ello. Sabes bien lo que viene ahora y que hay poco tiempo…y estás solo. Buscas un sitio en el arcén, donde parar el vehículo…Parece el final (no llevas ninguna aspirina a mano y el móvil -para colmo- no tiene batería).
Se te pasa en ese momento por la mente una pregunta: si salgo de esta ¿qué cambiaré en mi vida? Y formulas un propósito que es como un deseo también: si salgo de esta…cambiaría tres cosas.

Imagina esos tres deseos de fantasía. Imagina esas tres decisiones reales si te ocurriera lo que digo. ¿Son las mismas cosas? Es fácil soñar, desear…pero para decidirse de verdad a cambiar tu vida ¿hace falta sufrir un infarto?

A ver, chicos y chicas, pensad bien y tomad las cosas relajadamente. Que la vida dura tres días y dos está lloviendo.

Buenos días y mejores tardes.


14 respuestas a “Otra oportunidad en la vida

  1. Si tuviera otra oportunidad cambiaré de lugar, de trabajo y tal vez de compañía.
    Pero sobre todo cambiará el ritmo loco y absurdo de la vida que a veces llevo.
    Un abrazo, no, mejor un beso que somos viejas conocidas.

    Anna Basteri

  2. Mmm, se me ocurren más de tres deseos pero alguno de ellos necesita más valor del que tengo para afrontarlos (aunque afortunadamente se trate del cuarto o el quinto….).
    Eso sí, no tengo duda de que desearía lo mismo en ambos casos. Supongo que ya llevo casi todo pensado.
    Un beso.

  3. Lo primeiro:

    BIENVIENIDA

    Lo segundo:
    La vida son las cosas pequeñas. Lo que aparentemente no tiene importancia, la tiene y MUCHO. En ella se encuentra la FELICIDAD. Los buenos amigos, la naturaleza misma, la salud……

    Besos

  4. Hola Sussa, encantada de conocerte 🙂
    Buen texto para un lunes… porque si hay algo más estresante que un lunes es un lunes en Sevilla después de las vacaciones de Semana Santa.
    Para la primera parte se me han venido tres deseos justos, para la segunda se me han venido bastantes más… es decir, que a la hora de la verdad hay varias cosas en mi vida que están «así, así»… ¡Qué mal! Menos mal que todas tienen remedio… aunque de todos los deseos, el primero ha coincidido en las dos partes: tener más tiempo para mí y poder tirarme tranquilamente en la cama a leer un libro o poder irme por ahí con l@s amig@s sin tener que estar escuchando todo el tiempo esa vocecita tan «pesá» que no para de repetirme que podría estar aprovechando ese tiempo para estudiar, o para adelantar algún trabajo, o para blá, blá, requeteblá….
    Besos.
    Rosa.

  5. querida, bienvenida a los nómadas de protagonista…espero circules por la izquierda siempre que puedas, que te pares a oler las flores y sujetes el cabritillo de los ejercitos con tu mejor sonrisa…quizás sea mucha tarea para una mujer sola…pero no sé que me da que tienes madera para articular este navío como si siempre hubiera sido tuyo…besos dulces…y cuidate de aduladores como yo…somos mala gente y venimos poco..

  6. Bienvenida, seguro puedes con este barco y todos estaremos listos para ayudar, no queremos rendir malas cuentas ante Marta.
    El post es para reflexionar, primero en las tres cosas a cambiar y después ¿lo haríamos?

    Besos

  7. Lo he estado pensando, y cambiar no cambiaría nada. Pero si pudiese pedir un deseo que mi Hada Madrina me concediese, sin ningún tipo de condición, sería que me tocase la lotería (la terminación no, el número entero) y gastarme el dinero en viajar, hacer fotos, comer, aprender otro idioma… Bueno, ya sabes, lo normal.
    Besos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s